Obra Misionera Magen David / Biblia On Line - Diccionario

Diccionario

AARÓN Primer sumo sacerdote de Israel, cargo que ocupó después del Éxodo (Ex 28–29). Nació en Egipto. Ayudó a su hermano menor, Moisés, en la liberación del pueblo israelita de Egipto (Ex 4.27). Sus descendientes masculinos (la «casa de Aarón») serían los sacerdotes oficiales del santuario (Lv 8; Sal 115.12).

ABADÓN Palabra hebrea que en el AT a veces significa «destrucción» (Job 31.12), y, generalmente, «lugar de destrucción» o «morada de los muertos» (Job 26.6; Sal 88.11; Pr 15.11; 27.20). En ocasiones, los autores bíblicos la personifican, p.e.: Ap 9.11, donde se da ese nombre al «ángel del abismo». Véase Abismo.

ABBA Palabra aramea que significa «padre», de uso común entre los niños. Jesús la usa cuando se dirige a su Padre; y los cristianos, cuando se dirigen a Dios en oración (Mc 14.36; Ro 8.15; Gl 4.6). Véase Padre.

ABDÍAS (= siervo de Jehová) Nombre de doce personajes del AT. Uno de ellos fue (1) el mayordomo encargado del palacio de Acab (1 R 18.3–16) y otro (2) un profeta de Judá, del s. V a.C., cuyas profecías forman el libro de Abdías.

ABED-NEGO (= siervo de Nego) Nombre dado a Azarías, compañero de Daniel, durante su exilio en Babilonia (Dn 1.7). Ahí sirvió como administrador, junto con Sadrac y Mesac. A los tres los echaron en un horno encendido, pero Dios los salvó milagrosamente (Dn 3.12–20).

ABEL (= aliento) Segundo hijo de Adán y Eva. Fue asesinado por su hermano Caín (Gn 4; Heb 11.4). Se le considera el primer mártir en la historia y un modelo de rectitud (Mt 23.35; Lc 11.51). Véanse Caín y Sangre.

ABÍAS (= Jehová es mi padre) Nombre femenino (2 Cr 29.1; 1 Cr 2.24) o masculino (1 R 14.1–18; 1 S 8.2; 7.8; 24.10 y Lc 1.5; Neh 12.4; 10.7). El Abías más importante fue el rey de Judá, hijo y sucesor de Roboam (913–911 a.C.; 1 R 14.31–15.8; 2 Cr 12.16–14.1).

ABIATAR (= padre de la abundancia) Sacerdote que escapó de la masacre en Nob (1 S 22.11–23). Junto con Sadoc, sirvió al rey David como sumo sacerdote; como tal, acompañó al Arca hasta Jerusalén, cuando David hizo de esta ciudad la capital del reino (1 Cr 15.11). El rey Salomón lo depuso por haber apoyado la rebelión de Adonías para usurpar el trono de David (1 R 1–2).

ABIGAIL (= fuente de gozo) (1) Esposa de Nabal (1 S 25.3). Cuando su esposo insultó a David, ella persuadió a este a no castigarlo. A la muerte de Nabal, David se casó con ella (1 S 25.42). Compartió las aventuras de David en Gad y Siclag (1 S 27.3; 30.5), y le dio un hijo en Hebrón (2 S 3.3). (2) Hermana o hermanastra de David (2 S 17.25; 1 Cr 2.13–17) y madre de Amasa, comandante del ejército (1 Cr 2.17). Véase David.

ABIMELEC (= mi padre es rey) (1) Nombre de dos reyes filisteos de Gerar que pactaron con Abraham (Gn 20) e Isaac (Gn 26). (2) Uno de los hijos de Gedeón (Jue 8.31), quien, después de la muerte de su padre, asesinó a los setenta hermanos de este y se hizo proclamar rey de Siquem. Arrasó con furia esta ciudad, antes de morir en el ataque contra Tebes (Jue 9).

ABISMO En el AT significa océano (Job 36.16, 30; Is 51.10; Jon 2.6) y, por lo menos una vez (Sal 71.20), morada de los muertos. En el NT designa el profundo pozo que, según la tradición judía, servía de prisión a los espíritus malignos (Lc 8.31; Ap 9.1–2; 11.7; 17.8; 20.1–3). Véase Infierno.

ABNER (= padre de luz) Primo del rey Saúl y comandante en jefe del ejército (1 S 14.50). LLevó a David ante Saúl después de la muerte de Goliat (1 S 17.55–58). A la muerte de Saúl respaldó a Is-boset en sus pretensiones al trono, pero más tarde se puso a favor de David (2 S 3.6–12). Fue asesinado por Joab (2 S 3.27). David hizo duelo por su muerte (2 S 3.33–34).

ABOMINACIÓN Indica repugnancia y malestar hacia una acción o actitud contraria a la lealtad a Dios o a lo sagrado, la que también se condena; p.e.: abominación por la profanación del templo de Jerusalén (Dn 9.27; 11.31; 12.11); o abominación como la que Jesús llama «abominación desoladora» y que anuncia el final de los tiempos (Mt 24.15; Mc 13.14), o por el ejercicio de prácticas idolátricas (Dt 18.9–14; 2 R 21.2–7; 23.13). Hay quienes creen que la profecía de Daniel sobre el templo se cumplió en el 167 a.C., cuando allí se colocó un altar a Zeus; y que la profecía de Jesús se cumplió cuando el ejército romano saqueó Jerusalén en el 70 d.C.

ABRAHAM (= padre de multitudes) Antepasado de varias naciones, en particular de la hebrea (Gn 17.5). Nació en Ur de los caldeos, se casó con Sara y, más tarde, se mudó a Harán, donde murió su padre (Gn 11.27–32). Como respuesta a Dios, viajó a Canaán, la tierra que Dios prometió darles a él y a sus descendientes (Gn 12). A pesar de que él y su esposa eran de edad avanzada y no tenían descendencia, milagrosamente les nació un hijo, Isaac (Gn 15). Dios probó la fe de Abraham cuando le ordenó sacrificar a su hijo en el monte Moriah; pero su decisión de obedecer a Dios en todo dio como resultado la liberación de Isaac y la sustitución de este por un carnero (Gn 22). El apóstol Pablo menciona la fe de este patriarca para ilustrar cómo se relaciona el creyente con Dios (Ro 4).

ABSALÓN (= padre de paz). Hijo del rey David y de Maaca. Hombre de hermoso parecer (2 S 3.3; 14.25–27), mató a su hermanastro Amnón, quien había violado a su hermana Tamar. Por esto huyó a Gesur, donde permaneció durante tres años (2 S 13). A su regreso, dirigió una rebelión contra su padre y se convirtió en una seria amenaza para el trono (2 S 15). Fue muerto en abierta desobediencia al deseo del rey David, quien hizo gran duelo por él (2 S 18.1–19.8).

ACAB (= el hermano se parece al padre) Hijo de Omri y séptimo rey del reino del norte, Israel (874–852 a.C.). Se casó con Jezabel, princesa pagana de Sidón, a la que le construyó un templo dedicado a su dios Baal (1 R 16.32). Tuvo que enfrentarse al profeta Elías durante todo su reinado (1 R 17–22). Derrotó a los sirios (1 R 20.21), pero fue condenado por perdonarle la vida a su rey, Ben-adad (1 R 20.42). Presionado por Jezabel, se apoderó de la viña de Nabot (1 R 21), por lo que Elías emitió una sentencia de juicio contra él. Después, guiado por falsos profetas, encontró la muerte peleando contra los sirios (1 R 22.34–38).

ACÁN Israelita que desobedeció a Josué y tomó del botín de Jericó, a pesar de la estricta prohibición (Jos 6.17–19). La consecuencia de su pecado fue la derrota de Israel en Hai. Lo apedrearon junto a toda su familia, en un valle llamado desde entonces Acor, y después los quemaron con sus posesiones (Jos 7).

ACAZ (= poseedor) Sucedió a su padre, Jotam, como rey de Judá (735–715 a.C.). Su ejército sufrió por la invasión de Israel y Siria. Rehusó responder al llamado del profeta Isaías para que confiara en el Señor (Is 7), y se volvió en busca de ayuda a Tiglat-pileser, de Asiria (2 R 16.7). Esto condujo a que Judá se convirtiera, durante un siglo, en un reino dependiente de Asiria. También llevó a la construcción de un altar pagano en el Templo de Jerusalén (2 R 16.10).

ACEITE El aceite de oliva (Ex 27.20; Lv 24.2; Miq 6.15) se usaba comúnmente para cocinar, ungir (gente y objetos), hacer jabón (Jer 2.22) y como combustible para lámparas. Era importante entre las ofrendas de las primicias (Ex 22.29). En el NT simboliza al Espíritu Santo, donde se recomienda su uso al orar por los enfermos (Stg 5.14).

ACUSADOR Véase Satanás.

ADÁN (= hombre, ser humano) Nombre personal que se usa también como genérico; significa humanidad. Es el nombre del primer hombre formado por Dios del polvo de la tierra, como plenitud de su creación (Gn 1.26; 2.7; Lc 3.38). Su desobediencia al mandato de Dios («caída») provocó su expulsión del huerto de Edén (Gn 3). Murió a la edad de 930 años (Gn 5.5). Pablo establece un contraste entre Cristo y Adán como dos modelos de ser humano (1 Co 15.22, 45; Ro 5.12–15). Jesús usa la unión de Adán con Eva para ilustrar la naturaleza permanente del matrimonio (Mt 19.4–6). Véase Eva.

ADIVINACIÓN Práctica que intenta predecir eventos futuros por medio de suposiciones, amuletos y suertes. En Israel estaba estrictamente prohibida (Lv 19.31; 20.6; Dt 18.10–11) y fue condenada por los profetas (Is 2.6; 8.19). Fue uno de los pecados que propiciaron la caída del reino de Israel (2 R 17.17).

ADONÍAS (= mi Señor es Jehová) Cuarto hijo del rey David. Trató de apoderarse del reino con el apoyo de Joab, comandante del ejército, y de Abiatar, sumo sacerdote. Se rindió a Salomón, pero más tarde fue ejecutado por cometer traición (1 R 1.5–2.25).

ADULTERIO (1) En el AT alude a la relación sexual entre un hombre (casado o no) y la esposa de otro. Estaba prohibido en los mandamientos de Dios (Ex 20.14; Dt 5.18); a los adúlteros se les castigaría con la muerte por lapidación (Dt 22.22–24). En el NT Jesús amplía el alcance del mandamiento «no cometerás adulterio» al incluir también, como tal, la mirada lujuriosa (Mt 5.28; 15.19; Mc 7.21). Asimismo enseñó que casarse con alguien divorciado era adulterio (Mt 5.31–32; 19.3–9; Mc 10.2–12; Lc 16.18). (2) En el AT, en sentido figurado: el abandono del culto a Jehová por el de dioses falsos (Is 57.3; Jer 3.8–9; Ez 23.37, 43; Os 2.4; 4.15). Jesús, al igual que los profetas Oseas y Jeremías, lo usó como figura de la infidelidad hacia Dios (Mt 12.39; 16.4; Mc 8.38).

AGAR (= huida) Sierva de Sara que dio a luz a Ismael hijo de Abraham (Gn 16.1–16). Ella e Ismael fueron expulsados de la familia (Gn 21.1–21). Pablo hace de la experiencia de Agar un relato simbólico sobre la diferencia entre la Ley y la gracia (Gl 4.21–31).

AGRIPA (1) Agripa I, hijo de Aristóbulo y nieto de Herodes el Grande. En Hechos 12 se le llama Herodes. Del 40 d.C. hasta su muerte en el 44 d.C., reinó sobre Judea y Samaria, respaldado por el imperio romano. (2) Agripa II, hijo del anterior, reinó sobre Iturea, Traconite y Abilene. Pablo se presentó ante él (Hch 25.23–26.32) intentando convertirlo a Cristo. Murió en el 100 d.C., en Roma.

AHÍAS (= Jehová es mi hermano) Profeta de Silo que rasgó un manto nuevo en doce pedazos, diez de los cuales dio a Jeroboam. Este gesto simbolizó la división del reino de Salomón en los reinos de Judá e Israel (1 R 11.26–40). Y cuando Jeroboam condujo a Israel a la idolatría, Ahías predijo la extinción de su familia (1 R 14.6–16).

AHITOFEL Consejero del rey David (2 S 16.23). Conspiró contra él en alianza con Absalón. Aconsejó a este que atacara a David inmediatamente, pero su plan fue descubierto. Previendo el colapso de la rebelión, se fue a su casa y se ahorcó (2 S 17).

ALABANZA Gozosa gratitud y adoración a Dios en celebración de su bondad y gracia. Es fundamental para la vida del creyente (en el AT: Sal 9.1–2; 33.2; 103.1–2; y en el NT: Mt 5.16; 11.25; Ef 1.3, 6, 12, 14; Heb 13.15).

ALEJANDRÍA Ciudad portuaria fundada por Alejandro Magno en 332 a.C., cuando conquistó Egipto (Hch 27.6; 28.11). Llegó a ser un centro cultural de importancia. Apolos era natural de esta ciudad (Hch 18.24). Véase Índice de mapas.

ALELUYA (= gloria a Dios). Exclamación de alabanza. El uso de la palabra en Ap 19.1–6 está tomado del comienzo y final de los Salmos 146–150.

ALFA Primera letra del alfabeto griego. Se emplea para hablar del comienzo u origen de algo. Se usa en la frase Alfa y Omega para referirse a Cristo (Ap 1.8; 21.6; 22.13).

ALIENTO Elemento fundamental de la vida (Gn 1.30) que, al morir la persona, regresa a Dios, quien lo dio (Gn 2.7; Ez 37). Alude al poder de Dios (Job 4.9; 37.10; Sal 18.15) ante la insignificancia del ser humano (Sal 62.9).

ALMA Originalmente significó «vida» (Gn 2.7; 9.4; Lv 17.10–14; Ro 11.3; 16.4). Se refiere también a la fuente de los apetitos físicos (Nm 21.5; Dt 12.15; 20–24) y de las emociones (Job 30.25; Sal 86.4). Luego significó la fuente de la voluntad y la acción moral (Dt 4.29; Sal 24.4; 25.1). De este modo, la salvación del alma (Heb 10.39; 1 P 1.9–10) es la salvación de la persona entera. Alma y cuerpo no se distinguen en la Biblia tal como se diferencian en la filosofía griega.

ALTAR El AT menciona dos clases de altares. El más común era el lugar destinado a los sacrificios que se ofrecían a Dios. Solía ser de piedra, podía improvisarse o edificarse de manera más permanente. Su tamaño también variaba. Según Ex 27.1–8 y 38.1–2, el altar construido por Moisés fue hecho de madera de acacia y recubierto de bronce; tenía forma cúbica, con un saliente triangular hacia arriba en cada esquina (los «cuernos» del altar). La cara superior tenía una depresión para el fuego en que se quemaban las víctimas («la ejilla» del altar). Además del altar de los sacrificios, el santuario israelita poseía un altar para el incienso (Ex 30.1–10) ubicado en el Lugar santo. Estaba hecho de madera de acacia recubierta de oro laminado. Era cuadrado (como de medio metro por lado) y tenía como un metro de alto.

AMALEC Hijo de Elifaz, nieto de Esaú (Gn 36.12, 16). El nombre se usa también para referirse colectivamente a su descendencia (Ex 17.8).

AMALECITAS Tribu árabe nómada. Descendientes de Amalec que vivían en el desierto al sur de Judá. Se opusieron constantemente a los israelitas: a Moisés (Ex 17.8), a Gedeón (Jue 7.12), a Samuel y a Saúl (1 S 14.48), a David (1 S 27.8) y a Ezequías (1 Cr 4.41–43).

AMASÍAS (= Jehová es fuerte) (1) Hijo y sucesor de Joás como rey de Judá (796–767 a.C.). Lleno de confianza por su gran victoria sobre Edom (2 R 14.7), atacó a Joás de Israel y sufrió una desastrosa derrota, tras la cual fue capturado (2 R 14.13). (2) Sacerdote de Jeroboam II, trató de silenciar al profeta Amós de Betel (Am 7.10).

AMÉN (= así sea) Término que usa el adorador para manifestar su acuerdo y aceptación de lo que se dice o hace en el culto, ya sea en forma de promesa, bendición o maldición (Dt 27.15–26; 1 R 1.36; 1 Cr 16.36; Sal 41.13; 72.19; 1 Co 14.16; Ap 1.6–7; 3.14).

AMÓN (1) Hijo y sucesor de Manasés como rey de Judá (642–640 a.C.). Su breve e idolátrico reinado fue interrumpido por una revolución palaciega que terminó con su muerte (2 R 21.18–26). (2) Gobernador de Samaria a quien el rey Acaz encomendó el encarcelamiento del profeta Micaías hasta que el rey regresara del campo de batalla (1 R 22.26–27). (3) Dios egipcio (también llamado No) cuyo templo estaba en Tebas (Jer 46.25).

AMONITAS Descendientes de Ben-ammi (también llamado Amón: Dt 2.19), hijo menor de Lot y una de sus hijas (Gn 19.38). Fueron tratados por los israelitas como parientes (Dt 2.19), pero resultaron ser enemigos. Estuvieron en constante guerra con Israel (Jue 3.13; 10.7; 2 Cr 20) y fueron frecuentemente censurados por los profetas (Jer 49.1; Ez 25.2; Am 1.13; Sof 2.8).

AMOR Aunque la Biblia se refiere a diversos tipos de amor, su mensaje primordial nos habla del amor único del Señor: el amor de Dios por su creación, por el pueblo del pacto (Israel y la iglesia) y por su Hijo amado. De aquí parte el llamado de Dios para amarlo a él y al prójimo (Mc 12.30–31). En el AT se celebra el amor de Dios al escoger a Israel (Dt 7.12–13) y se explica con ternura (Os 1.6–7; 3.1). En el NT se dice que Dios es amor (1 Jn 4.16). Y Pablo destaca el amor de Dios por los pecadores manifestado en la muerte sacrificial de Jesús (Ro 5.5; Ef 5.25). El amor se celebra como la virtud suprema en 1 Co 13.

AMORREOS (occidentales; = moradores de las montañas) Descendientes de Canaán (Gn 10.16). Antes de la llegada de Josué y de las tribus de Israel a la Tierra prometida, fue un pueblo prominente en Palestina y sus alrededores (Gn 15.16; Ex 33.2; Dt 20.17; Jos 3.10). La ocupación de la tierra comenzó con la expulsión de los reyes Sehón de Hesbón y Og de Basán (Jos 12). Los amorreos fueron gradualmente incorporados a los demás pueblos (1 R 9.20), pero el recuerdo de su idolatría perduró por mucho tiempo (1 R 21.26; 2 R 21.11).

AMÓS (= Jehová sostiene; cargador) Pastor y cultivador de higos silvestres (Am 7.14), natural de Tecoa, ciudad cercana a Jerusalén. Dios lo llamó para profetizar en los reinos de Uzías (en Judá) y de Jeroboam II (en Israel), alrededor del 760 a.C.

ANA (= gracia) (1) La favorita de las dos esposas de Elcana (1 S 1). El canto de gratitud por el nacimiento de su hijo Samuel (1 S 2.1–10) sugiere que era profetisa. (2) Viuda anciana de la tribu de Aser que le dio la bienvenida al niño Jesús como el Mesías esperado (Lc 2.36–38).

ANANÍAS (= Jehová ha sido benigno) (1) Joven judío, de noble ascendencia. Véase Sadrac. (2) Cristiano de Jerusalén que se desplomó y murió cuando se descubrió su engaño (Hch 5.1). (3) Cristiano de Damasco que ministró al recién convertido Saulo de Tarso (Hch 9.10). (4) Sumo sacerdote ante quien Pablo fue juzgado (Hch 23.2; 24.1) y quien lo envió al gobernador romano Félix.

ANCIANO Miembro de la comunidad israelita revestido con autoridad por su edad avanzada o por su experiencia (Ex 3.16; Nm 22.4). Los ancianos de Israel eran influyentes local (Rt 4.2) y nacionalmente (1 S 8.4; 2 S 5.3). En tiempos del NT, su autoridad civil se había extendido e incluía poder en lo religioso (Mt 15.2; 21.23; 26.3; Hch 4.5). Cuando la iglesia primitiva se organizó, instituyó el nombramiento de ancianos, siguiendo el modelo de la sinagoga (Hch 14.23; 1 Ti 4.14; Tit 1.5; 1 P 5.1).

ANCIANO DE DÍAS Título aplicado a Dios como juez del mundo en el libro de Daniel (7.9, 13, 22). Sugiere consuelo para el pueblo de Dios por su incomparable sabiduría y por la integridad con que trata los asuntos humanos.

ANDRÉS (= varonil) Apóstol (Mt 10.2) originario de Betsaida, Galilea (Jn 1.44). Fue a vivir a Capernaúm (Mc 1.29) como compañero de pesca de Pedro (Mt 4.18). Conoció a Jesús a través de Juan el Bautista (Jn 1.35–40). A su vez, él llevó a su hermano Simón Pedro hasta Jesús (Jn 1.42). Se le menciona en relación con el ministerio de Jesús (Jn 6.8; 12.22; Mc 13.3) y estuvo presente en la ascensión (Hch 1.13).

ÁNGEL (= mensajero) Las palabras griega y hebrea que se traducen como «ángel» significan «mensajero». Los ángeles son seres celestiales que rodean a Dios (Ap 5.11) y constituyen su ejército (Sal 148.2). Aparecen muchas veces, tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, ayudando y protegiendo a los seres humanos (Sal 34.7; 91.11; Hch 12.7–10). Dios los emplea para transmitir sus mensajes a los seres humanos (Gn 19.1, 5; Lc 2.10). En los libros canónicos se menciona el nombre personal de algunos ángeles: Gabriel (Dn 8.16; 9.21; Lc 1.19, 26) y Miguel (Dn 10.13; Ap 12.7) también denominado «arcángel» (Jud 9), o sea, «jefe de ángeles». En textos extracanónicos se les da nombre a otros seres celestiales; por ejemplo, al arcángel Rafael (Tobit 12.15). En el AT aparecen también los «seres alados» (querubines, Gn 3.24) y los «seres como de fuego» (serafines, Is 6.2). Los ángeles estuvieron relacionados con la vida de Jesús desde el anuncio de su nacimiento (Lc 1.26, 28) hasta su resurrección (Mt 28.5–7). Jesús habló acerca de ángeles buenos y de su actividad (Mt 18.10; Lc 15.10; etc.), así como de ángeles malos, que sirven al diablo (Mt 25.41; Ap 12.7).

ANTICRISTO (= el que está contra Cristo) En las Escrituras, la idea del anticristo tiene relación tanto con una actitud como con una persona. En las epístolas de Juan (1 Jn 2.18, 22; 4.3; 2 Jn 7), escritas en el s. I d.C., se alude a estos dos conceptos: a un personaje («el anticristo viene»), y a personas con una disposición antagónica a Cristo («así ahora han surgido muchos anticristos»).

ANTIOQUÍA Hay dieciséis ciudades con este mismo nombre. Fueron fundadas por Seleuco I Nicator (358–280 a.C.). Dos de ellas se mencionan en el NT: (1) Antioquía de Pisidia, en Frigia de Asia Menor (Hch 13.14), y (2) Antioquía de Siria, junto al río Orontes, 483 km. al norte de Jerusalén. Era la capital de la provincia de Siria y la tercera ciudad del imperio romano. La iglesia de Antioquía desempeñó un papel destacado en la misión a las naciones gentiles (Hch 11; 15).

AOD (1) Benjaminita, segundo juez de Israel. Asesinó a Eglón, rey de Moab (Jue 3.15–30). (2) Hijo de Bilha, benjaminita (1 Cr 7.10; 8.6).

APEDREAR Forma usual de ejecución entre los hebreos (Ex 19.13; Lv 20.27; Lc 20.6; Hch 7.58). él o los denunciantes debían lanzar la primera piedra (Dt 13.9; Jn 8.7).

APOLIÓN (= destructor) Equivalente griego de Abadón, ángel del Abismo (Ap 9.11). Véase Abadón.

APOLOS Judío de Alejandría a quien Priscila y Aquila instruyeron en el conocimiento de Jesús (Hch 18.24–26). Después, él mismo predicó el evangelio a los judíos (Hch 18.27–28). En Corinto, un grupo de conversos tomó su nombre (1 Co 1.12).

APÓSTOL (= enviado) La palabra designa en general a una persona comisionada y enviada con algún encargo, especialmente religioso. Equivale a «mensajero». Se aplica sobre todo a los doce discípulos escogidos por Jesús para ser sus más íntimos compañeros y colaboradores (Mc 3.13–19). Pablo reclamó y defendió con energía su título de apóstol, por haber sido elegido y constituido como tal personalmente por Cristo, en el camino a Damasco (2 Co 6.3–10; Gl 1.1, 7, 11).

ARAM, ARAMEO Aram estaba ubicada en la zona norte de Israel y al oeste de Mesopotamia (Asiria) (Nm 23.7; 2 S 8.6; 1 Cr 2.23; Os 12.12). El arameo era una lengua semítica relacionada muy de cerca con el hebreo. La hablaban los arameos del 3000 a.C., y también la población de Palestina en tiempos de Jesús (2 R 18.26; Esd 4.7; Dn 2.4; Hch 21.40; 22.2). Véase Aram en el Índice de mapas.

ARARAT Distrito montañoso de la actual Armenia donde se posó el arca de Noé después del diluvio (Gn 8.4). Región a la cual huyeron Adramelec y Sarezer (2 R 19.37). Los reinos de Ararat fueron convocados por Jeremías para participar en la destrucción de Babilonia (Jer 51.27). Véase Índice de mapas.

ARCA DE NOÉ Embarcación de madera, cañas y brea, construida de acuerdo con las instrucciones divinas para que Noé, su familia y una selección de animales fueran preservados del diluvio (Gn 6–9; Heb 11.7; 1 P 3.20).

ARCA DEL PACTO Parte del mobiliario que Dios le ordenó a Moisés hacer para el Tabernáculo. Según Hebreos (9.4), estaba «cubierta de oro por todas partes». Dentro de ella había «una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las tablas del pacto». Los detalles de su construcción se encuentran en Ex 25.10–16, donde recibe el nombre de «Arca del testimonio».

AREÓPAGO (= colina de Ares) Nombre de una colina de Atenas, al pie de la Acrópolis, donde se reunía la Asamblea de la ciudad. Por extensión, a esta asamblea se le daba el mismo nombre. Véase Hch 17.19 n.

ARMADURA En la Biblia se mencionan antiguas armaduras: la usada por Goliat (1 S 17.4–7) y Saúl (1 S 17.38; 31.9–10), y la romana (Ef 6.11–18).

ARQUELAO Hijo mayor de Herodes el Grande. Sucedió a su padre en el 4 a.C., pero sin el título de rey (Mt 2.22). Fue exiliado por los romanos en el 6 d.C.

ARREPENTIRSE, ARREPENTIMIENTO Dejar el pecado y volverse a Dios a fin de confiar en el Señor, amarlo y obedecerlo. Juan el Bautista (Mt 3.8–11; Lc 3.3–8), Jesús (Mt 4.17; Mc 1.15; Lc 5.32) y los primeros predicadores de la iglesia (Hch 2.38; 3.19; 17.30; 26.20) pusieron énfasis en la necesidad del arrepentimiento.

ARTEMISA Diosa pagana de la fertilidad, llamada también «Diana». No debe confundirse con la Diana Cazadora de los griegos. Su culto estaba muy extendido en el Asia Menor. Tenía un templo en Éfeso que era una de las siete maravillas del mundo antiguo. Véase Hch 19.24–28 n.

ASA (= sanador) Rey de Judá (911–870 a.C.). Por su celo reformador abolió la idolatría y la prostitución cúltica (1 R 15–16; 2 Cr 14–16). Sus reformas incluyeron la destitución de su madre, Maaca, adoradora de ídolos (2 Cr 15.16).

ASAF (= Dios se ha posesionado) Uno de los dirigentes a quienes David puso a cargo del coro en Jerusalén (1 Cr 16.5); sus descendientes continuaron dirigiendo la música (1 Cr 25; 2 Cr 20.14; 35.15). Se le atribuyen varios salmos usados por Ezequías en la renovación del culto del Templo (Sal 50; 73–83).

ASAMBLEA En el AT, la asamblea sagrada es la reunión de las tribus de Israel que se congregan para encontrarse con el Señor (Ex 12.16; Lv 19.2; 23.7; Nm 10.7; Dt 31.30; 1 R 8.5; 1 Cr 13.2).

ASCENSIÓN Subida a los cielos de Jesús resucitado. Tuvo lugar en su última aparición ante sus discípulos, cuarenta días después de la resurrección. Del Monte de los Olivos subió al cielo y fue recibido en las nubes, habiendo comisionado previamente a sus discípulos para que llevaran el evangelio al mundo entero (Mc 16.19; Lc 24.51; Hch 1.9).

ASER (= feliz). Octavo hijo de Jacob, concebido con Zilpa, la sierva de Lea (Gn 30.13; 35.26); tuvo cuatro hijos y una hija (Gn 46.17; Nm 26.46). La prosperidad de sus descendientes (1 Cr 7.30), quienes formaron la tribu de Aser (Nm 26.44–47; Jos 19.24–31, 34; Jue 1.31–32), fue predicha en la última bendición de Jacob (Gn 49.20) y Moisés (Dt 33.24). La anciana profetisa, Ana, era de esta tribu (Lc 2.36).

ASERA Diosa cananea de la fertilidad, contraparte femenina de «Baal» (véase Baal). Por extensión se llamaba también así al árbol, poste o tronco sagrado asociado con su culto, el cual generalmente se hallaba junto a su altar.

ASIA El Asia mencionada en el NT no es una referencia al continente, sino tan solo a una parte del Asia Menor occidental, que era entonces una provincia senatorial romana gobernada por procónsules, debido a lo cual se la conoce como «Asia proconsular». Su capital se encontraba en Éfeso.

ASIRIA, ASIRIOS País ubicado al norte de Mesopotamia, en la zona septentrional del actual Irak. Era una nación antigua, establecida cuando menos c. del 2300 a.C. Su importancia para la historia de Israel cubre un período de 200 años (850–650 a.C.), durante los cuales Israel formó parte del imperio asirio. Su capital era Asur (del mismo nombre que su dios principal); más tarde, Nínive pasó a ser la capital, hasta que Asiria cayó vencida por Babilonia en el 612 a.C. El dominio de Asiria fue cruel, pero muy eficaz: reubicaba a los pueblos conquistados lejos de sus propias tierras para romper así su identidad nacional. El reino de Israel corrió esta suerte en el 721 a.C. Los reyes de Asiria que se mencionan en el AT son Tiglat-pileser III (744–727 a.C.; 2 R 15.29), Salmanasar V (726–722 a.C.; 2 R 17.3), Sargón II (721–705 a.C.; Is 20.1), Senaquerib (704–681 a.C.; 2 R 18.13), Esarhadón (681–669 a.C.; 2 R 19.37) y Asnapar (660–627 a.C.; Esd 4.10). Véanse Asiria en el Índice de mapas y la tabla Los asirios.

ASTARTÉ Forma griega del nombre de Astart, diosa cananea de la vegetación, la fertilidad y los cielos. Los hebreos la llamaban «Astoret», para hacer que sonara como boset , que en hebreo significa «oprobio» o «vergüenza». Esta palabra la usaban a menudo para referirse a un ídolo o divinidad pagana cuyo nombre les repugnaba pronunciar. Tenía varias representaciones y, por eso, en hebreo se usa a veces el plural «Astarot».

ATALÍA (= Jehová es exaltado) La única mujer que gobernó sobre Judá (841–835 a.C.; 2 R 8.18, 25–28; 11.1–20; 2 Cr 22.1–23.21). Hija de Acab y Jezabel.

ATENAS Ciudad griega de gran prestigio como centro cultural. Estaba ligada a Roma por un convenio especial y gozaba de gobierno autónomo. Pablo se dirigió al Areópago ubicado en esta ciudad y allí proclamó a Jesús como Señor (Hch 17.15–34; 1 Ts 3.1). Véase Areópago.

AUGUSTO (= digno de veneración) Título conferido por el senado romano, en el 27 a.C., a César Octavio (63 a.C.- 14 d.C.). Jesús nació durante el censo ordenado por él (Lc 2.1).

AYUNO La abstinencia de comida por motivos religiosos era requisito de la Ley únicamente en el día de Expiación (Lev 16.29, 31; 23.27–32). Cada persona tenía la libertad de optar por esta práctica (2 S 12.16, 21–23). Al regreso del exilio se establecieron cuatro ayunos para recordar los días de la cautividad (Zac 7.1–7; 8.19). Más tarde, el ayuno se incluyó en la fiesta de Purim (Est 4.1–3, 15–17). Jesús aprobó el ayuno, pero hizo serias advertencias sobre su mala práctica (Mt 6.16–18; 9.14–17).

AZARÍAS (= Jehová ha ayudado) Nombre común en el AT. El rey Azarías, de Judá (767–740 a.C.), también se llamaba Uzías (2 R 14.21–22; 15.1–7; 2 Cr 26. Véase Uzías.) También se llamaba así Abed-nego (véase este nombre).

BAAL (= dueño, señor, esposo) Dios cananeo de la fertilidad, llamado también «Hadad». Su contraparte femenina era «Asera» (véase Asera). El plural «baales» hace referencia a sus varias representaciones, locales o regionales, como en Baal-berit («señor del pacto»), de Siquem (Jue 9.4). El nombre de este dios figuraba en nombres compuestos de lugares y de personas. En este último caso, los hebreos lo sustituían generalmente por boset («oprobio» o «vergüenza»). Así, p.e., llamaban «Is-boset» a «Is-baal», hijo de Saúl.

BAASA Tercer rey de Israel (909–885 a.C.). Se apoderó del trono después de asesinar a Nadab y eliminar la casa de Jeroboam (1 R 15.16–21; 2 Cr 16.1–6).

BABEL, TORRE DE Nombre con que se conoce la torre construida en el valle de Sinar. Babel es el antiguo nombre de Babilonia (Gn 11.1–9).

BABILONIA (= Puerta de Dios) Ciudad cuya historia se remonta al período sumerio, del cual se derivan muchas de sus tradiciones culturales. Estaba ubicada en lo que hoy es Irak del sur. El imperio asirio pasó a Babilonia bajo el rey Nabucodonosor. Ezequiel y Daniel fueron desterrados allí, y desde ese lugar Esdras, el escriba, regresó a Israel. Para entonces, sin embargo, Babilonia había caído bajo Ciro, el rey persa (en el 539 a.C). Véase Índice de mapas y la tabla Los babilonios.

BALAAM (= devorador, glotón) Profeta sobornado por Balac para maldecir a los israelitas; sin embargo, pronunció bendiciones (Nm 22–24).

BALAC (= devastador) Rey de Moab que contrató a Balaam para maldecir a Israel (Nm 22–24). Es ejemplo de insensatez por haber intentado impedir el cumplimiento de la voluntad de Dios (Jos 24.9; Jue 11.25; Miq 6.5; Ap 2.14).

BARAC (= relámpago) Héroe de la fe (Heb 11.32) convocado por la profetisa Débora para reunir a los israelitas en contra del general cananeo Sísara (Jue 4–5).

BARRABÁS Judío rebelde arrestado por los romanos bajo la acusación de homicidio (Mt 27.16; Mc 15.7). Los sacerdotes persuadieron a Pilato para que dejara en libertad a Barrabás y no a Jesús (Mt 27.17, 20; Lc 23.18).

BARTOLOMÉ (= hijo de Ptolomeo) Uno de los doce apóstoles escogidos por Jesús (Mt 10.3; Mc 3.18; Lc 6.14; Hch 1.13).

BARUC (= bendito) Devoto secretario de Jeremías (Jer 36), desterrado junto con él a Egipto (Jer 43.6).

BASÁN (= fértil) Amplia y fértil área al este del Mar de Galilea (Nm 21.33–35; Dt 3.1–7; Sal 22.12; Is 2.13; Ez 27.6). Véase Índice de mapas.

BAUTISMO Ceremonia cristiana de iniciación. El empleo del agua en lavamientos o baños rituales aparece en numerosas y distintas religiones. El bautismo cristiano tiene como antecedente directo las abluciones practicadas por el judaísmo y, más particularmente, el bautismo de Juan, el precursor de Jesús. Significa un volverse a Dios, lo que requiere la confesión de pecados y el arrepentimiento. Exige además un requisito que le da carácter único: la fe en Cristo como redentor y como Señor resucitado y glorificado. Representa también la recepción del Espíritu Santo por el creyente. La palabra «bautizar» viene de un término griego que significa, generalmente, sumergir.

BECERRO, BECERROS DE ORO (1) ídolo en forma de becerro de oro hecho por Aarón y los israelitas y destruido por Moisés a su regreso del monte Sinaí (Ex 32). (2) Los dos ídolos en forma de becerros de oro puestos por Jeroboam I, de Israel, en Betel y en Dan, respectivamente, a fin de rivalizar con el culto de Jerusalén en el reino vecino de Judá (1 R 12.28). Entre las reformas de Jehú no estuvo quitarlos (2 R 10.29) y Oseas (8.6) habló sobre su destrucción.

BEELZEBÚ Nombre que en el NT se da al diablo como jefe de los espíritus malignos. Aparece también en los manuscritos como «Beelzebub» y «Beelzebul». Algunos creen que se trata de una adaptación de Baalzebub («señor de las moscas»), dios de Ecrón (2 R 1.2), hecha por los rabinos para que significara «señor del estiércol».

BEERSEBA (= pozo del juramento) Lugar famoso por sus pozos, a 80 km. al sudoeste de Jerusalén. Allí se establecieron Abraham (Gn 21.31; 22.19), Isaac (Gn 26.33) y Jacob (Gn 28.10). Extremo sur de Israel, así como Dan es el extremo norte (Jue 20.1; 1 S 3.20; 2 Cr 30.5). Véanse Dan e Índice de mapas.

BELÉN (= casa de pan) Pueblo situado a 8 km. al sudoeste de Jerusalén, en la colina del campo de Judea. Originalmente llamado Efrata, es el sitio de la tumba de Raquel (Gn 35.19; 48.7), el hogar de Booz (Rt 2.4) y David (1 S 16) y el lugar de nacimiento del Mesías (Miq 5.2; Lc 2.4; Jn 7.42). También se llama así otro pueblo que se halla al noroeste de Nazaret (Jos 19.15). Véase Índice de mapas.

BELSASAR (= que Bel proteja al rey) último rey de Babilonia, asesinado por Darío, el Medo (Dn 5), al ser tomada la ciudad, en 539 a.C.

BELTSASAR (= que Bel lo proteja) Nombre dado a Daniel cuando estaba desterrado en Babilonia (Dn 1.7; 10.1).

BENDECIR, BENDICIÓN Acción por la que Dios concede su bien o da de su gracia a la naturaleza (Gn 1.22), a la humanidad (1.28), al sábado (2.3), a las naciones (Sal 33.12) y a las personas (Gn 24.1).

BENEDICTUS (= bendito) Palabra latina con la que se conoce la profecía de Zacarías en relación con Juan el Bautista y con Jesús (Lc 1.68–79).

BENJAMÍN (= hijo de la mano derecha). Hijo menor de Jacob, cuya madre, Raquel, murió al darlo a luz (Gn 35.18, 24). Después de la desaparición de José, llegó a ser el hijo favorito de su padre (Gn 42.4), y esta relación trajo como resultado la reconciliación de José con sus hermanos (Gn 44–45). Los benjaminitas, descendientes suyos, se distinguieron por su coraje y habilidad para la guerra (1 Cr 8; Jue 3.15; 20.46; 1 S 9.1).

BERNABÉ (= hijo de consolación) Importante líder cristiano que respaldó a Saulo de Tarso (Hch 9.27), representó a la iglesia de Jerusalén en Antioquía (Hch 11.22), se comprometió con Pablo en su misión a los gentiles (Hch 13–14) y asistió al concilio de Jerusalén (Hch 15). Más tarde se separó de Pablo (Hch 15.36–39). Tío de Juan Marcos, era miembro de una familia judeo-chipriota (Col 4.10).

BET-EL (= casa de Dios) Originalmente llamada Luz (Gn 28.19), esta ciudad estaba situada a unos 19 km. al norte de Jerusalén. Antiguo centro de adoración (Gn 12.8; 1 S 7.16; 10.3) escogido por Jeroboam I para rivalizar con Jerusalén (1 R 12.26–29). Los profetas la denunciaron como lugar de culto idolátrico (Am 3.14; Os 10.15). Véase Índice de mapas.

BETANIA (= casa de los higos verdes; casa del pobre) (1) Villa a 3 km. de Jerusalén por el camino de Jericó; ciudad de María, Marta y Lázaro (Jn 11.1), y de Simón, el leproso (Mt 26.6). Jesús fue ungido en esta ciudad, a la que convirtió en base de operaciones durante su última semana (Mt 21.17). Véase Índice de mapas. (2) Lugar no identificado al este del Jordán, donde bautizaba Juan (Jn 1.28).

BETFAGÉ (= casa de higos) Villa asentada en el Monte de los Olivos, cerca de Betania. Allí los discípulos pidieron prestado el asno para Jesús (Mt 21.1; Mc 11.1; Lc 19.29).

BETSABÉ Hija de Eliam (2 S 11.3) y esposa de Urías. David planeó la muerte de Urías a fin de casarse con ella, y se ganó la reprimenda de Natán, el profeta (2 S 12). Cuando David era de edad avanzada, ella cooperó con Natán para asegurar la sucesión de su hijo Salomón al trono (1 R 1).

BETSAIDA (= lugar de pesca) Pueblo en la costa norte del Mar de Galilea adonde fue Jesús después de alimentar a los 5.000 (Mc 6.45; Lc 9.10). Hogar de Felipe, Andrés y Pedro (Jn 1.44; 12.21). Véase Índice de mapas.

BEZALEEL (= bajo la protección de Dios) Artesano de Judá hábil para trabajar la madera, el metal y las piedras preciosas. Estuvo a cargo de la construcción del Tabernáculo (Ex 31; 35.30; 36.1; 37.1; 38.22; 2 Cr 1.5).

BIENAVENTURANZAS Dichos o sentencias que se inician con las palabras «Bienaventurados (felices) los que ...» (Mt 5.3–12; Lc 6.20–23). Véase Sal 1.1 n.

BILDAD Uno de lo tres amigos de Job. Sus discursos aparecen en Job 8; 18; 25. Moralista tradicional, divide a los seres humanos en dos grupos: los irreprochables y los secretamente perversos. Dios prosperará a los primeros y destruirá a los otros.

BILHA Criada de Raquel, la esposa de Jacob, que le fue dada a este para que procreara hijos. Tuvo a Dan y a Neftalí (Gn 29.29; 30.1–18).

BLASFEMIA Difamación del honor de Dios, incluyendo el desprecio de los lugares santos (Hch 6.13), el uso profano del nombre divino (Dt 5.11; Is 52.5; Ez 36.20) y el culto idolátrico (Ez 20.27). Se castigaba con la muerte (Lv 24.16; 1 R 21.13; Hch 6.11; 7.58).

BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO Acción de atribuir al diablo las acciones de Jesús, el Mesías de Dios (Mt 12.31; Mc 3.29; Lc 12.10).

BOOZ Próspero agricultor de Belén quien tomó por esposa a Rut, la viuda, y llegó a ser el bisabuelo del rey David (Rt 2–4; Mt 1.5).

CABEZA Parte del cuerpo que en el NT se usa figuradamente para referirse (a) al esposo, como cabeza de la esposa (1 Co 11.3: Ef 5.23); (b) a Cristo, como cabeza de la iglesia (Ef 4.15; 5.22–23; Col 1.18); (c) a Cristo, como cabeza de toda persona y poder (1 Co 11.3; Col 2.10) y (d) a Dios el Padre, como cabeza de Cristo (1 Co 11.3).

CADES-BARNEA Asentamiento al nordeste de la península del Sinaí. Las tribus de Israel se encontraron con frecuencia allí, durante los cuarenta años que estuvieron en el desierto esperando entrar en la tierra de Canaán (Nm 13.26; 14.32–35; 20.1; Dt 1.2, 19, 46). Luego se convirtió en el extremo sur de la frontera entre Israel y Judá (Nm 34.4; Jos 10.41; 15.3; Ez 47.19; 48.28). Véase Índice de mapas.

CAÍDA Forma de describir la pérdida de la relación directa con Dios que sufrieron Adán y Eva por su desobediencia (Gn 3; Ro 5.12–13; 1 Co 15.22; 1 Ti 2.14). Como representantes de la humanidad, su caída colocó a la raza humana en estado de pecado, privada de la comunión espiritual directa con Dios.

CAIFÁS Sumo sacerdote en Jerusalén (18–36 d.C.), yerno de Anás (Jn 18.13), su predecesor. Ejercía el oficio en tiempos del juicio de Jesús (Jn 11.49) y de la primera persecución de cristianos (Hch 4.6).

CAÍN Hijo mayor de Adán y Eva (Gn 4). Se dedicó a la agricultura. Asesinó a su hermano Abel, que era pastor, y fue desterrado a la tierra de Nod (Heb 11.4; 1 Jn 3.12; Jud 11).

CALAVERA Véase Calvario.

CALDEA Nombre de la región a la que pertenecía Babilonia (Ez 23.15–16; Esd 5.12). Parte sur del actual Irak.

CALEB Valeroso y leal colega de Josué (Nm 14.6, 24) que sobresalió como comandante en la toma de Canaán (Jos 15.14).

CALENDARIO El año hebreo se basaba en las fases de la luna y tenía doce meses de veintinueve o treinta días cada uno. En un principio se llamaban simplemente «primer mes», «segundo mes», etc. Solo cuatro de esos meses se mencionan en el AT con nombres cananeos: «Abib» (marzo-abril, Ex 13.4), «Zif» (abril-mayo, 1 R 6.1), «Etanim» (septiembre-octubre, 1 R 8.2), y «Bul» (octubre-noviembre, 1 R 6.38). Al regreso de la cautividad se habían adoptado ya los nombres babilónicos. Véase el Calendario hebrero. Los meses se contaban comenzando con la luna nueva. Para compensar la diferencia respecto al año solar, cada dos o tres años se añadía un decimotercer mes, llamado «segundo Adar». La iglesia primitiva adoptó el calendario romano, que se divide en doce meses de treinta o treinta y un días.

CALVARIO Traducción latina de Gólgota (arameo), que significa «calavera» (Mt 27.33). Se llamó así por la forma que tenía la colina. Fue el lugar de la crucifixión de Jesús. Véase Gólgota.

CAM (1) Segundo hijo de Noé y una de las ocho personas que sobrevivieron al diluvio. Antepasado de los egipcios, libios, etíopes y cananeos (Gn 10.6–20). (2) Los descendientes de Cam, principalmente los egipcios (Sal 78.51; 105.23).

CANÁ (= lugar de cañas). Villa situada a 14 km. al norte de Nazaret, donde Jesús convirtió el agua en vino (Jn 2.1) y sanó al hijo de un oficial del rey (Jn 4.46). Véase Índice de mapas.

CANAÁN (1) Hijo de Cam (Gn 9.18) y nieto de Noé, de quien recibió una maldición (Gn 9.25). Sus descendientes se mencionan en Gn 10.15–19. (2) La gente de habla semítica y su tierra (estrictamente la costa sur de Palestina, Nm 13.29; Dt 1.7); sin embargo, el término se aplicó a Palestina en general (Gn 12.5; Nm 13.17). Véase Índice de mapas.

CANANEOS (= mercaderes) Grupo étnico más importante de Palestina en el tiempo de la conquista. Vivían en pequeñas «ciudades-estado» o «pueblos fortificados», construidos en la cumbre de las colinas. También había otras tribus que habitaban en los alrededores, como los amorreos y ferezeos (véase Ex 33.2). La religión cananea ejerció gran influencia entre los israelitas. Su dios supremo era Baal, dios de la tormenta y proveedor de la lluvia, a quien no pocas veces adoró el pueblo de Israel.

CANDELABRO, LÁMPARA Utensilios usados para proveer iluminación. En los candelabros se ponían lámparas con aceite y mechas. En el Tabernáculo había un candelabro de oro puro (Ex 25.31), y diez en el Templo de Salomón (1 R 7.49; 2 Cr 4.20; 13.11; Zac 4.2). Jesús usó la figura de la lámpara para ilustrar sus enseñanzas (Mt 5.14; 25.1–13). En el NT se usa el símbolo del candelabro para referirse a las iglesias (Ap 1.12–13; 1.20; 2.1, 5).

CAPERNAÚM (= villa de Nahúm) Pueblo cercano al Mar de Galilea, en la frontera de los territorios gobernados por Herodes y Felipe (Mt 17.24). Base militar romana (Mt 8.5) y hogar de Pedro y Andrés (Mc 1.21). Por algún tiempo, Jesús la hizo su centro de actividades (Mt 4.13), pero la gente no respondió a su ministerio (Lc 4.23; 10.15). Véase Índice de mapas.

CARMELO (= campo fructífero) Serie de colinas con una densa vegetación que se extienden a lo largo de 113 km., desde la bahía de Acre hasta Dotán (Am 1.2; 9.3; Nah 1.4). El profeta Elías enfrentó y derrotó allí a los dioses de Jezabel (1 R 18.19–40). Véase Monte Carmelo en el Índice de mapas.

CARNERO Macho de la oveja; se criaba para aprovechar su carne y para los sacrificios establecidos en la Ley (Gn 15.9; Ex 29; Nm 7).

CEFAS (= piedra, roca) Nombre arameo que corresponde al griego «Pedro», dado por Jesús al pescador Simón, uno de los doce apóstoles (Jn 1.42; 1 Co 1.12; 3.22).

CEGUERA Enfermedad común de los tiempos antiguos que a veces se interpretaba como castigo divino (Dt 28.28; Jn 9.2). Su curación fue una de las señales de la llegada del Mesías (Mt 11.5; Lc 4.18). Metafóricamente, describe la falta de entendimiento espiritual (Mt 23.16; Jn 9.41; 2 P 1.9) y la obra de Satanás (2 Co 4.4).

CENIZAS En conexión con el uso de ropas ásperas, las cenizas eran símbolo de lamentación (2 S 13.19; Est 4.3; Is 58.5).

CENTURIÓN Oficial romano a cargo de un pelotón de entre 60 y 100 hombres. Varios centuriones tuvieron encuentros favorables con Jesús y la iglesia (Mt 8.5; 27.54; Lc 7.2; 23.47; Hch 10.1; 27.43).

CÉSAR Título dado al emperador romano. En el NT se mencionan: Augusto (27 a.C.- 14 d.C.; Lc 2.1); Tiberio (14–37 d.C.; todas las otras alusiones a César en los cuatro evangelios); Claudio (41–54 d.C.; Hch 11.28; 17.7; 18.2) y Nerón (54–68 d.C.; Flp 4.22).

CESAREA Puerto mediterráneo, ubicado a 37 km. al sur del monte Carmelo. Fue construido por Herodes el Grande en honor de César Augusto. Felipe, el evangelista (Hch 8.40), y Cornelio, el centurión (Hch 10.1, 24), vivieron allí. Véase Índice de mapas.

CESAREA DE FILIPO Ciudad localizada en la parte baja del monte Hermón y anteriormente llamada Paneas. Fue embellecida por Herodes el Grande y Felipe el tetrarca (quien le puso este nombre en honor de Augusto César). Lugar donde Pedro confesó a Jesús como el Cristo (Mt 16.13; Mc 8.27).

CHIPRE Isla en el Mediterráneo oriental, llamada Elisa en el AT (Ez 27.7). Hogar de Bernabé (Hch 4.36) y Mnasón (Hch 21.16). Pablo y Bernabé predicaron allí (Hch 13). Más tarde Bernabé la visitó de nuevo acompañado de Marcos (Hch 15.39). Véase Índice de mapas

CHIVO EXPIATORIO El segundo de los dos chivos sobre los que se echaban suertes el día de la Expiación (Lv 16.8–28). El primero era sacrificado como ofrenda por la expiación, en tanto que al segundo, al chivo expiatorio, lo soltaban en el desierto, después de haber sido transferidos a él los pecados del pueblo.

CIELO (1) Parte del cosmos (Gn 1.1; 14.19; Ex 20.4). (2) Teológicamente, morada de Dios y sus ángeles (Is 66.1; Dn 2.18–19; Mt 5.16; Heb 1.3; Ap 19.11). Jesucristo ascendió a los cielos (Hch 1.11; 1 Ts 1.10; 4.16), de donde vendrá al final de los tiempos para juzgar al mundo.

CILICIA Región sudeste del Asia Menor (Hch 6.9; 15.23, 41; 27.5; Gl 1.21) a la que pertenecía Tarso, ciudad natal de Pablo (Hch 21.39; 22.3; 23.34). Véase Índice de mapas.

CIRCUNCISIÓN Operación mediante la cual se corta el prepucio. Esta costumbre la practicaban varios pueblos antiguos del cercano Oriente. Entre los israelitas tenía un significado altamente religioso: era la señal externa y visible del pacto de Dios con Israel, mediante la cual se reconocía formalmente al circuncidado como perteneciente al pueblo de Dios. Significaba también consagración a Dios y purificación (Gn 17.10–12).

CIRENIO Publio Sulpicio Cirenio fue procónsul de Asia en el 3 a.C. y, posteriormente, gobernador de Siria. Se menciona solo una vez en la Biblia (Lc 2.2).

CIRO II EL GRANDE Rey persa (559–530 a.C.) que conquistó Babilonia en el 539 a.C. Permitió a los judíos exiliados regresar a Judá (2 Cr 36.22; Esd 1.1) y restauró el Templo (Esd 6.3). Daniel estuvo a su servicio (Dn 6.28; 10.1).

CIUDAD DE DIOS Nombre dado a Jerusalén, ciudad santa (Mt 5.35) y, a su vez, ciudad pecadora que asesina a los profetas (Mt 23.37). La verdadera «ciudad de Dios» descenderá a la tierra para ser el centro del nuevo reino de Dios (Gl 4.24–26; Heb 12.22–23; Ap 21–22).

CIUDADES DE REFUGIO Lugares a los que cualquier responsable de algún homicidio accidental podía huir en busca de refugio (Nm 35; Dt 19; Jos 20). Establecidas para prevenir que los parientes del occiso tomaran justicia por su propia mano. Véase la tabla Ciudades de refugio.

CLAUDIO Emperador romano (41–54 d.C.) que, en el 49 d.C., expulsó de Roma a todos los judíos (Hch 18.2).

CODO Medida lineal muy usada en tiempos del AT (Ex. 25.10, 17) y equivalente a la distancia que hay desde el codo hasta la punta de los dedos (unos 44 cm). El codo más largo, o codo real, tenía aproximadamente 50 cm (Ez 40.5). Véase Tabla de pesas, medidas y monedas.

COLOSAS Antigua ciudad de Frigia situada en el occidente del Asia Menor, en la orilla sur del río Lico. Se encontraba en la ruta comercial entre Éfeso y Mesopotamia. Epafras fue el fundador de la iglesia de Colosas (Col 1.7, 12–13), a la que Pablo le escribió una epístola. Quedó totalmente destruida en el s. XII d.C.

COLUMNA Elemento arquitectónico usado para sostener los techos de los salones grandes. También se erigían para marcar un lugar santo, un santuario (Gn 31.45–54; Ex 24.4; Jos 24.26–27) o una tumba (Gn 35.20). En la religión cananea tenían a veces la forma de estatuas, por lo que los israelistas las asociaban con la idolatría y las condenaban. Véanse Ex 23.24; Dt 16.22, y Asera.

COLUMNA DE NUBE Y FUEGO El Señor guiaba a los israelitas en el desierto con una columna de nube durante el día y otra de fuego durante la noche (Ex 13.21–22). El signo de la presencia divina era el Tabernáculo, donde Dios se encontraba con su pueblo (Ex 33.7–11; Dt 31.14–23; Sal 99.7).

COMIDA La comida básica de los israelitas era el pan de trigo o de cebada (Mt 13.33; Jn 6.9, 13) y también frutas como uvas, olivas e higos (Mt 7.16; Mc 14.20; Jn 13.26). Cosechaban lentejas y otros granos y legumbres (Nm 11.5; 2 S 17.28), extraían la miel de los panales silvestres (Dt 32.13; Jue 14.8) y la leche (de la cual hacían mantequilla y queso) de animales domésticos (Job 10.10; Pr 27.27; 30.33). A los animales y pescados los dividían en limpios e inmundos, y solo podían comer de los primeros (Lv 11.1–23; Dt 14.3–20). En la época del NT estas costumbres se modificaron entre los cristianos, a la luz del nuevo orden de cosas iniciado por Jesús (Mc 7.18–20; Hch 15.20, 29; Ro 14.1–2; 1 Co 8.10).

COMPASIÓN Misericordia y ternura mostradas por Dios hacia el ser humano (Ex 33.19; 34.6; Sal 51.1; 90.14; Is 14.1; 54.8; Mt 20.34; 2 Co 1.3) y por los seres humanos entre sí (Col 3.12; Ef 4.32).

CONCIENCIA Sentido moral de lo correcto y lo incorrecto, presente, en mayor o menor grado, en todos los seres humanos (Ro 2.15). Una mala conciencia puede ser limpiada (Heb 10.22). Toda conciencia necesita ser iluminada por Dios (Heb 9.14), pues de lo contrario puede hacer naufragar la fe (1 Ti 1.19). El cristiano debe tener una conciencia limpia y buena (Ro 9.1; 1 Co 4.4; 1 Ti 1.5).

CONCILIO Véase Sanedrín.

CONCILIO DE JERUSALÉN Asamblea celebrada en el 48 d.C. entre representantes de la iglesia de Antioquía, dirigidos por Pablo y Bernabé, y los líderes de la iglesia de Jerusalén. Se reunieron para discutir asuntos relacionados con la influencia de prácticas judaicas en las congregaciones cristianas gentiles (Hch 15).

CONCUBINA Mujer con la que, además de la esposa, se hacía vida marital. Se la consideraba también como esposa, aunque de segunda categoría, y tenía ciertos derechos legales. Se trataba generalmente de una criada o esclava (cf. Gn 16.3; Gl 4.22). Tener concubina era una práctica común en la época del AT, sobre todo en el período de los patriarcas.

CONFESAR, CONFESIÓN Reconocer el pecado delante de Dios (Lv 5.5; Neh 1.6; 1 Jn 1.9). Asimismo prometer públicamente fidelidad a Dios y a Cristo (Ro 10.9; Flm 2.11). Tanto en el AT como en el NT ambas cosas son aspectos aspectos centrales de una fe genuina.

CONFESIÓN DE FE Véase Credo.

CONFIANZA Las Escrituras enseñan que los creyentes dependen del Señor; por eso los insta a depositar su confianza en él, quien es el único digno de ello (Sal 37.3, 5; 40.3–6; Pr 16.20; Jn 14.1; Hch 14.23; Ro 10.11; 15.13).

CONSAGRACIÓN Acto por el cual alquien o algo se aparta para Dios y su servicio (Ex 13.2; 28.3, 38).

CONSEJERO, CONSOLADOR Nombre dado al Mesías (Is 9.6) y al Espíritu Santo (Jn 14.16, 26; 15.26; 16.7). La palabra griega es paracletos , que significa «llamado a tu lado para ayudar».

CORAZÓN Se usa pocas veces para señalar el órgano así llamado. Alude a lo más profundo del ser humano, al asiento tanto de la mente como de los sentimientos (Sal 4.7; 9.1; Pr 2.2, 10; Mt 5.8, 28; Ef 1.18; 5.19). Si no está en comunión con Dios, el corazón es pecaminoso y necesita ser purificado (Sal 51.10; Jer 17.9–10).

CORDERO Animal usado para el sacrificio (Ex 12.2–6). Cada día, incluyendo el sábado, se ofrecían dos corderos en holocausto (Ex 29.38–42; Nm 28.9). Igualmente se hacía el primer día de cada mes (Nm 28.11), durante la Pascua (Nm 28.16–19), en la fiesta de las Semanas (Nm 28.26–27) y las Trompetas (Nm 29.1–2), en el día de la Expiación (Nm 29.7–8) y en la fiesta de los Tabernáculos (Nm 29.13–36).

CORDERO DE DIOS Juan el Bautista se refirió a Jesús como el Cordero de Dios (Jn 1.29, 36), quizá en alusión a Is 53.4–7 y a los corderos llevados al sacrificio.

CORÉ (1) Antepasado de un grupo de músicos mencionados en los títulos de los salmos 42, 44–49, 84, 85, 87 y 88. (2) Levita que se rebeló contra Moisés y Aarón (Nm 16) y fue castigado por Dios.

CORINTO Bulliciosa ciudad comercial en el istmo central de Grecia. Capital de la provincia romana de Acaya. De inmoralidad proverbial, dos tercios de su población estaba constituida por esclavos. En el 52 d.C. Pablo permaneció allí 18 meses (Hch 18) y fundó una iglesia a la cual escribió las dos epístolas a los Corintios. Véase Índice de mapas.

CORNELIO Centurión romano destacado en Cesarea; «temeroso de Dios». Fue el primer gentil convertido a Cristo (Hch 10).

CORONA Símbolo de realeza, honor, poder y vida eterna (Pr 12.4; 1 P 5.4). En el AT tiene, además, otros significados, como señal de bodas (Cnt 3.11). Ez 16.12 emplea un sinónimo: «diadema». Las coronas de los reyes eran por lo general de oro, adornadas con piedras preciosas. En algunas de las epístolas del NT se mencionan las coronas como la recompensa reservada, en la vida eterna, a los creyentes (2 Ti 4.8; Stg 1.12; 1 P 5.4; Ap 2.10).

COSECHA En un período de doce meses, de septiembre a agosto, dos meses se dedicaban a la cosecha de olivas, cinco a la siembra y el cultivo de cereales, dos a la cosecha de granos, dos al cultivo de viñas y uno a la cosecha de frutas. Tres de las fiestas nacionales estaban asociadas con la cosecha: la de los Panes sin levadura, la de las Semanas y la de los Tabernáculos. La imagen de la cosecha se usa en una variedad de formas para ilustrar el crecimiento y las etapas finales del reino de Dios (Mt 9.37; 13.39).

CREACIÓN Dios, en su calidad de Señor, es el Creador (Gn 1.1; Ap 4.11), junto con Jesucristo, su Hijo eterno (Jn 1.14; 1 Co 8.6; Col 1.16; Heb 1.2). Gn 1–2 describe detalladamente la creación llevada a cabo por Dios. Aquella creación, sin embargo, fue dañada por el mal y el pecado, debido a lo cual Dios está preparando otra. En esta, Jesús es el nuevo Adán, la cabeza de la humanidad redimida (1 Co 15.22, 45; Ef 1.22). La nueva creación incluye un nuevo cielo y una nueva tierra (Ap 21–22).

CREDO Declaración (confesión o profesión) de fe y creencias. Todo lo que encontramos en el NT son breves declaraciones de fe: p.e., Ro 1.3; 8.34; Flp 2.5–11; 1 Ti 3.16; 2 Ti 2.8. El credo más conocido del AT está en Dt 6.4–9 y se conoce como Shema. El Credo de los apóstoles es de fecha posterior al NT.

CRETA Isla ubicada a 97 km. al sur de Grecia, donde hizo escala el barco que llevaba a Pablo a Roma (Hch 27.8). Tito fue instruido por Pablo para que organizara allí la iglesia (Tit 1.5). En el AT llaman a sus habitantes cereteos (2 S 15.18).

CREYENTES Título dado a quienes creen que Jesús es Señor y Cristo (Hch 1.15; 2.44; Gl 6.10; 1 P 2.17).

CRISTIANO Palabra usada por primera vez en Antioquía para designar a los seguidores de Jesucristo (Hch 11.26; 26.28; 1 P 4.16), a los que también se llamaba nazarenos (Hch 24.5), hermanos (Hch 9.17), discípulos (Hch 9.36) y fieles (Hch 10.45).

CRISTO Traducción griega de «Mesías» (véase Mesías). En un principio era un título y, por eso, se usaba con el artículo determinado. (Se decía «el Cristo» o «el Mesías».) Aplicado a Jesús, llegó a ser nombre propio; también se combinó para formar el nombre «Jesucristo», que equivale a «Jesús Mesías». No es fácil precisar cuándo ocurrió el cambio, que seguramente ocurrió de forma gradual. En términos generales, podría decirse que en los evangelios y en el libro de los Hechos aparece como título, y en el resto del NT, casi siempre como nombre propio.

CRUZ, CRUCIFIXIÓN Método de ejecutar la pena capital que consistía en colgar o clavar al reo en un poste que llevaba un travesaño destinado a los brazos. Se cree que la inventaron los persas. Los romanos, que la adoptaron, la consideraban tan humillante y vergonzosa (se crucificaba al reo desnudo) que jamás la aplicaron a sus propios ciudadanos. La reservaban para los esclavos, insurrectos y prisioneros de guerra de otras naciones. La usaron con frecuencia tratándose de judíos, con los cuales llegaron a realizar crucifixiones en masa. Era una forma horrible de muerte, pues el crucificado quedaba abandonado a la intemperie, desangrándose hasta morir y expuesto a los ardientes rayos del sol. A la tortura de la penosa posición se unía el dolor causado por las heridas y, sobre todo, por la sed y la asfixia, que se agravaba con la pérdida de sangre y el sofocante calor. A veces, el crucificado tardaba días en morir. En otros casos, se apresuraba su muerte golpeándolo con palos o quebrándole los huesos. Era usual dejar el cuerpo en la cruz hasta que se descompusiera. Generalmente, la sentencia prohibía sepultarlo. Se consideraba una concesión especial, que se debía solicitar de manera expresa, el permiso de bajar el cadáver de la cruz para darle sepultura.

CUARENTA Número frecuentemente asociado a las pruebas (o para destacar un proceso o desarrollo); p.e., el diluvio (Gn 7.17), el peregrinaje por el desierto (Nm 32.13), la entrega de la Ley (Dt 9.9), el reinado de David (2 S 5.4), las tentaciones de Jesús en el desierto (Mt 4.2) y las apariciones después de su resurrección (Hch 1.3).

CUERNO El cuerno de carnero se usaba como instrumento musical y de guerra (Jos 6.5; Jue 3.27), como recipiente del aceite para la unción (1 S 16.1, 13), como símbolo de autoridad y para representar a ciertos gobernantes (Zac 1.18; Dn 7–8; Ap 13; 17). Tanto en el Tabernáculo como en el Templo había cuernos esculpidos en las cuatro esquinas del altar, en los que se untaba la sangre del sacrificio (Ex 27.2; 30.2, 10; 37.26; Lv 4.7, 18, 25, 30, 34).

CUERPO Se usa también en el NT para identificar, metafóricamente, a los creyentes (Ro 12.4–5) y a la iglesia, de la cual Cristo es la cabeza (1 Co 12.27; Ef 4.12; 5.23; Col 1.18).

CULTO En el AT se honra a Dios especialmente por medio de acciones de gracias y alabanzas en santuarios específicos: el Tabernáculo en el desierto y el templo de Jerusalén. Los sacrificios de animales eran una parte importante del culto. En la sinagoga, sin embargo, el culto se celebraba sin sacrificios. Israel debía rendir culto solo a Dios como Señor (Ex 20.5; 23.25; 34.14; Mt 4.9–10). Es posible que en tiempos de la iglesia primitiva se hayan celebrado cultos en el Templo y en las sinagogas, pero sabemos que los creyentes se congregaban en casas donde, además de la Santa Cena, celebraban una breve ceremonia cristiana (Hch 20.7; 1 Co 11.18–34; 16.2). Con su muerte y resurrección, Cristo le da nuevo sentido al culto, que supera el del Templo (Heb 9).

CUMPLIMIENTO Con frecuencia se dice de algunos hechos del NT que son el cumplimiento de profecías registradas en el AT (Mt 2.15, 17, 23; 13.14, 35; 26.54, 56; 27.9). Jesús no vino para abolir la Ley y los Profetas, sino para cumplir lo que habían dicho (Mt 5.17). Algunas profecías se cumplirán cuando él venga por segunda vez para juzgar al mundo (Ap 17.17).

DAGÓN Dios principal de los filisteos, adorado en Gaza (Jue 16.23), Asdod (1 S 5.5) y Bet-sán (1 S 31.10; 1 Cr 10.10).

DALILA (= rizo ondulado) Mujer filistea que tendió una trampa a Sansón para entregarlo a sus enemigos (Jue 16).

DÁMARIS Mujer ateniense de alto rango social, convertida a Cristo por el ministerio de Pablo en Atenas (Hch 17.34).

DAMASCO Capital de Siria (Is 7.8; o Aram: 1 Cr 2.23). Poseía rutas comerciales (1 R 20.34) que unían a Egipto y a Arabia con el este. Desde tiempos prehistóricos estuvo continuamente sometida a ocupación. Capturada por David (2 S 8.5; 1 Cr 18.5), finalmente obtuvo su independencia bajo Ben-adad (1 R 15.18). Saulo de Tarso se convirtió a Cristo cuando se dirigía a Damasco (Hch 9). Véase Índice de mapas.

DAN (1) Hijo de Jacob y Bilha (Gn 30.6) y antepasado de la tribu de Dan. (2) Una de las doce tribus de Israel (Nm 1.39; véase Índice de mapas). En un principio se estableció al oeste del Mar Muerto (Jos 19.40), pero más tarde, bajo presión amorrea (Jue 1.34), algunos miembros de la tribu emigraron hacia el norte, a la vecina ciudad de Tiro (Jos 19.47). Estos danitas del norte fueron deportados a Asiria en 732 a.C. (2 R 15.29). La tribu no se menciona en la lista de Ap 7. (3) Nombre del asentamiento israelita que está más al norte, antiguamente llamado Lais o Lesem (Jue 18.29; Jos 19.47). Véase Beerseba.

DANIEL (= Dios es mi juez) (1) Segundo hijo de David y Abigail (1 Cr 3.1). (2) Sacerdote exiliado, descendiente de Itamar, que regresó de Babilonia con Esdras (Esd 8.2; Neh 10.6). (3) Hombre que se distinguió por su piadosa sabiduría, comparado con Noé y Job (Ez 14.14, 20; 28.3). (4) Joven judío de noble ascendencia deportado a Babilonia en 597 a.C., donde le pusieron el nombre de Beltsasar al entrar al servicio de Nabucodonosor (Dn 1). En Mt 24.15 Jesús cita el libro de Daniel.

DARÍO Nombre común de los gobernantes medos y persas. (1) Darío el Medo (Ciro II) llegó a ser rey de los caldeos en el 559 a.C. (Dn 5.30–31). (2) Darío I (521–486 a.C.), rey de Persia y Babilonia, quien autorizó a los judíos exiliados para que regresaran a Jerusalén y reconstruyeran el Templo (Esd 4.5; Hag 1.1; Zac 1.1). (3) Darío II (423–408 a.C.), llamado Darío el Persa en Neh 12.22; su reino fue destruido por Alejandro Magno.

DAVID El menor de los ocho hijos de Isaí, y segundo rey de Israel (1 S 16–1 R 2; 1 Cr 2–29). Mató al gigante Goliat, venció a los enemigos de Israel y preparó a los israelitas para la construcción del templo de Jerusalén (1 Cr 22). Con talento para la música (1 S 16.18; Am 6.5), compuso elegías (2 S 1.17) y cánticos, de los cuales 78 están en el libro de los Salmos (2 S 23.1). Antepasado de Jesús (Mt 1.17), profetizó la venida del Mesías y su resurrección (Hch 1.16; 2.31). Uno de los títulos del Mesías es «Hijo de David» (Mt 12.23; Lc 20.41).

DÉBORA (= abeja) (1) Nodriza de Rebeca. Fue sepultada al pie de una encina en Bet-el (Gn 35.8). (2) Profetisa, líder carismática de las tribus de Israel. Dio la orden a Barac para que guiara a los israelitas contra Sísara (Jue 4–5). El canto de victoria de Débora (Jue 5) es uno de los escritos más antiguos del AT.

DECÁPOLIS Federación de diez ciudades al sudeste del Mar de Galilea, fundada en el 63 a.C. Las multitudes de esta zona siguieron a Jesús (Mt 4.25), quien llegó al pueblo de Gadara (Mc 5.1), donde liberó a un endemoniado llamado «Legión». Gran parte de su población era gentil. De acuerdo con Mc 7.31, Jesús volvió a visitar la región. Véase Índice de mapas.

DEMAS Compañero de Pablo (Col 4.14; Flm 24), y quien posteriormente abandonó al apóstol cuando este estaba en prisión (2 Ti 4.10).

DEMETRIO (1) Platero de Éfeso. Instigó una revuelta contra Pablo porque la predicación del apóstol estaba mermando el comercio de estatuillas hechas en honor de la diosa Diana (Hch 19.24, 28). (2) Discípulo cristiano de un testimonio ejemplar (3 Jn 12).

DEMONIOS Seres espirituales hostiles a Dios y a los seres humanos. Los cuatro evangelios se refieren a ellos con mucha frecuencia. Su príncipe es Satanás (Mc 3.22). Se les considera responsables de una variedad de enfermedades, así como de las posesiones demoníacas (Mc 9.17–29; Lc 11.14). Jesús estuvo en constante conflicto con ellos (Lc 10.17–20). Pablo califica la idolatría de demoníaca (Dt 32.17; 1 Co 10.19–22).

DERBE Ciudad localizada a 161 km. al noroeste de Tarso, en Licaonia (Asia Menor). Pablo y Bernabé la visitaron en ocasión de fundar las iglesias al sur de Galacia (Hch 14.6, 20; 16.1). Hogar de Gayo (Hch 20.4).

DESCANSO La Biblia menciona varios tipos de descanso: el sábado (Gn 2.2; Ex 16.23; 31.15), los días festivos, el séptimo año (Lv 25.4–5) y el de la era futura del reino de Dios (Heb 4). El descanso implica no solo ausencia de trabajo, sino también la confianza en el cuidado y la gracia de Dios (cf. Sal 62).

DESIERTO DE SIN Desierto que los israelitas atravesaron en su viaje de Elim al monte Sinaí (Ex 16.1; 17.1; Nm 33.11–12). Véase Índice de mapas.

DEUDA Es probable que en el AT los préstamos personales hayan estado exentos del pago de intereses. En otros casos, si el deudor no cancelaba su deuda a tiempo podía incluso llegar a ser vendido como esclavo (Ex 22.3; Lv 25.39–55; 2 R 4.1; Am 2.6; 8.6). El NT refleja una economía más compleja y se percibe poca preocupación por observar la antigua ley mosaica (Mt 25.16–27; Jn 2.13–17). Jesús enseñó la compasión hacia aquellos que tenían deudas (Mt 18.23–35). En el Padrenuestro la palabra «deudas» encierra la idea de culpa, por obligaciones morales no pagadas a Dios (Mt 6.12).

DÍA DEL SEÑOR Con este nombre y sus equivalentes se designa el tiempo cuando Dios intervendrá decisivamente en la historia humana. Tiene dos significados: terrible, para los que se oponen a Dios; glorioso, para sus fieles. Es, por lo tanto, día de juicio y de castigo para unos, y día de misericordia y alegría para otros. Se identifica, en la predicación cristiana del NT, con el día «cuando el Señor Jesús venga» (1 Co 5.5), «cuando Cristo regrese» (Flp 1.10; véase 2.16).

DIABLO (= acusador, calumniador) Uno de los nombres principales de Satanás, el archienemigo de Dios y de los seres humanos (Ap 12.9). Ataca a las personas (Mt 13.39; Lc 8.12; Ap 2.10), y tenía el poder de la muerte (Heb 2.14). Los cristianos deben resistirlo (Ef 6.11); al final será destruido (Heb 2.14; Ap 20.10). Véase Satanás.

DIÁCONO En griego proviene del verbo «servir». En la iglesia apostólica se llamó así primeramente al encargado de servir a las mesas en la comida fraternal de la comunidad cristiana (Hch 6.1–2). Después se le confiaron otros servicios especiales, hasta que, con el tiempo, el oficio de diácono llegó a ser uno de los principales de la iglesia, inferior solo al de «obispo» y al de «anciano» (o «presbítero»). Véanse Obispo y Anciano.

DIEZ MANDAMIENTOS Ley dada por Dios a Israel en el Monte Sinaí; escrita por el «dedo de Dios» en ambos lados de dos tablas de piedra (Ex 19.16–20.17; 25.16; 31.18; 32.15–16, 19; 34.1, 28; 40.20; Dt 5.6–21). Son la esencia del pacto que Dios hizo con Israel.

DIEZMO Décima parte consagrada a Dios. La Ley requería que la décima parte del grano, del vino y del aceite producidos cada año, así como los primogénitos de los rebaños y las manadas, fueran entregados a los levitas y sacerdotes (Lv 27.30–32; Dt 14.22; 2 Cr 31.5; Neh 10.38; Mal 3.10). Véase Tribus de Israel.

DILUVIO Inundación que cubrió la tierra en los días de Noé (Gn 7; Mt 24.38; 2 P 2.5). Véase la tabla Comparación del relato bíblico del diluvio con un relato extrabíblico.

DINERO El empleo de monedas se introdujo en el antiguo cercano Oriente en el s. VII a.C. Antes de eso, y en ciertos períodos posteriores también, se utilizaba el trueque. En las transacciones mercantiles se podía usar oro, plata o cobre (Gn 23.15–16; 2 S 24.24). Los judíos conocieron durante su exilio en Babilonia la moneda que tenía grabada la efigie de Darío I, rey de Persia. En tiempos del NT circulaban en Palestina monedas de tres fuentes: de Roma, de Antioquía y de Jerusalén. A los cambistas del Templo se alude en los evangelios, donde se menciona la «blanca» (limosna de la viuda: Mc 12.42), pero no el shekel , la moneda judía que, junto al «dracma» griego (Hch 19.19) y al «denario» romano (Mt 20.2, 9, 10, 13, 19), era de uso común.

DIOS La Biblia, con toda su variedad de autores, fue escrita en la certeza indiscutible de que hay un ser espiritual único, eterno y soberano, a quien llamamos Dios. En el AT su nombre es Jehová («Yo soy el que soy», Ex 3.14); y en el NT, Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mt 28.19). Es el creador y sustentador del universo (Gn 1.1; Jn 1.1). En el AT está el registro de su relación con una tribu que llegó a ser un pueblo y una nación: Israel. A ese pueblo le reveló su naturaleza, su voluntad y sus propósitos. El NT describe cómo Dios, en forma humana, ministró en Palestina como Jesús de Nazaret. Así, en Jesús encontramos la revelación de Dios, quien es luz y amor (1 Jn 1.1–5; 4.16). Jesús se vio a sí mismo como el Hijo de Dios y habló de su unidad con el Padre y el Espíritu Santo. La Biblia se refiere a otros dioses diciendo de ellos que son dioses falsos (Jue 6.31; 1 R 18.27; 1 Co 8.4–6) y demoníacos (1 Co 10.19–22).

DISCÍPULO Alumno de algún maestro: tal como los discípulos de Juan el Bautista (Mt 9.14), de los fariseos (Mt 22.16) o de Jesús (Mt 5.1; 8.21, 23, 25). Los apóstoles fueron también discípulos (Mt 10.1). Se aprendía viendo, escuchando e imitando al maestro (Mt 11.29). Véase Creyentes.

DISCÍPULO AMADO Discípulo no identificado (quizás Juan), mencionado en el cuarto evangelio (Jn 19.26; 20.2; 21).

DISPERSIÓN El término diáspora (o dispersión) puede referirse tanto a los judíos que vivían fuera de Palestina (Jn 7.35; 1 P 1.1) como a las ciudades en las que residían (Stg 1.1). Aquellos judíos procuraban viajar a Jerusalén en ocasión de ciertas fiestas (Hch 2.5–12). La Primera epístola de Pedro está dirigida a los cristianos de la dispersión (1 P 1.1).

DIVORCIO Según la ley de Moisés, un esposo podía divorciarse de su esposa bajo ciertas condiciones (Dt 22.13–19, 28–29; 24.1–4). Jesús enseñó que aquel que se divorcia de su esposa y se casa con otra comete adulterio; lo mismo pasa con la mujer que se divorcia y se casa con otro (Mc 10.1–12; Lc 16.18). Pablo enseñó una doctrina similar (1 Co 7.10–11). No hay uniformidad de criterios en cuanto a lo que significa la frase de Mt 5.32, «a no ser por causa de fornicación». Pareciera que Jesús permitiría el divorcio por esta razón.

DON DE LENGUAS Véase Dones espirituales.

DONES ESPIRITUALES Carismas que reciben los creyentes para realizar las tareas que específicamente demanda su vida y servicio cristianos (1 Co 12.30; 1 P 4.10). En Ro 12.6; 1 Co 12.4–11, 28–30; 14; Ef 4.11 se encuentran listas de estos dones. El don de lenguas es la capacidad dada de lo alto a los creyentes, por medio de la cual pueden comunicarse con Dios en lenguas desconocidas o hablar a la iglesia si alguien interpreta o traduce (Hch 2.1–13; 10.44–46; 19.6; 1 Co 12–14). Véase la tabla Dones espirituales.

DRAGÓN Animal imaginario que se concebía como un lagarto gigante o una enorme serpiente. En Ap 12.9 representa a Satanás.

EBAL, MONTE La más alta de las dos montañas que rodean Siquem, ubicada en la parte norte de Palestina; la otra es Gerizim. Moisés ordenó que seis tribus recitaran, desde el Ebal, las maldiciones de la Ley (Dt 5–11; 27.9–28.68; Jos 8.30–35). Véase Índice de mapas.

EBENEZER (= roca de auxilio) (1) Lugar donde los filisteos atacaron a Israel y capturaron el Arca del pacto (1 S 4.1; 5.1). (2) Nombre dado por Samuel a una roca como señal de la victoria obtenida sobre los filisteos después de la anterior derrota de Israel (1 S 7.12).

ECRÓN Una de las cinco ciudades filisteas fortificadas. El Arca del pacto, capturada por los filisteos, permaneció depositada allí durante un tiempo (1 S 5.10). Véanse Índice de mapas y Filisteos.

EDÉN, HUERTO DEL (= huerto del deleite) Lugar donde Adán y Eva vivieron al principio de la creación (Gn 2.8) y del cual fueron expulsados (Gn 3.23). Su belleza era proverbial (Ez 31.18; 36.35; Joel 2.3). También lo llamaban «Huerto de Dios» (Ez 28.13; 31.8–9).

EDOM (= tierra roja) (1) Hijo primogénito de Isaac y hermano gemelo de Jacob. Al nacer recibió el nombre de Esaú, pero también se le llamó Edom (Gn 25.30). (2) Los descendientes de Edom (Gn 36.1–17; Nm 20.18, 20–21; Am 1.6, 11; Mal 1.4). (3) La tierra ocupada por los edomitas, la tierra de Seir (Gn 32.3; 36.20–21; Nm 24.18), situada entre el Mar Muerto y el Golfo de Akaba. Véase Índice de mapas.

EDUCACIÓN En la sociedad israelita tradicional, un niño aprendía moral de su madre y un oficio de su padre; pero a una niña se le enseñaba solo moral y labores domésticas. La observancia del sábado y las fiestas religiosas era algo que todos aprendían y asimilaban. La educación estaba basada en la afirmación de que «el principio de la sabiduría es el temor de Jehová» (Pr 1.7).

ÉFESO Ciudad muy importante ubicada cerca de la costa occidental del Asia Menor. Tenía un teatro al aire libre (Hch 19.29) y un famoso templo dedicado a la diosa Diana (Hch 19.27). Pablo la visitó varias veces (Hch 19.1; 1 Co 16.8) y dejó a Timoteo a cargo de la iglesia allí establecida (1 Tim 1.3). Una de las siete cartas del Apocalipsis fue dirigida a esta iglesia (Ap 2.1–7). Véase Índice de mapas.

EFOD (1) Prenda similar a un delantal que se ponía sobre el pecho del sumo sacerdote, suspendida de los hombros por dos tirantes y decorada con doce piedras preciosas (Ex 28.6–14; 39.2–7). Tenía, además, un bolsillo en el cual se guardaban el Urim y el Tumim (Ex 28.15–30; 39.8–21). (2) Cierta clase de imagen cuya forma nos es desconocida (Jue 8.27; 17.5; 18.14, 18, 20).

EFRAÍN (= dos veces fructífero) (1) Segundo hijo de José (Gn 41.50–52); por la bendición de su abuelo Jacob, llegó a ser más importante en la historia de Israel que su hermano mayor, Manasés (Gn 48). (2) Territorio en el que fueron ubicados por Josué los descendientes de Efraín (Jos 16).

EGIPTO País situado en el nordeste de África. En Gn y Ex se narran varios viajes que los patriarcas de Israel (Abraham, Isaac) hicieron a Egipto. La antigua civilización egipcia se remonta por lo menos al año 3000 a.C. Era una cultura que había alcanzado importantes niveles de desarrollo. Los egipcios tenían un especial interés por los sueños y su interpretación, así como por la poesía, los proverbios y la escritura de historias. A su rey, llamado «Faraón» (= su majestad), se le consideraba un dios. Al final del período del AT, el poder de Egipto había menguado, de manera que para mantenerse en pie trató con frecuencia de hacer alianzas políticas con otras naciones, incluyendo a Israel. Véanse Índice de mapas y la tabla El Antiguo Egipto

EGLÓN (1) Rey de Moab, notorio por su obesidad, cuya muerte a manos de Aod llevó a Israel a la liberación de la esclavitud (Jue 3.12–30). (2) Ciudad cercana a Laquis, ocupada por la tribu de Judá (Jos 10.3–37; 12.12; 15.39).

EJÉRCITO Antes de la unificación de la nación, los ejércitos de Israel se organizaban solo para atender emergencias (Jue 3.28; 4.6). El rey Saúl creó el primer ejército regular israelita (1 S 13.2; 14.52), posteriormente fortalecido por David (2 S 23.8–39) y Salomón (1 R 4.26).

ELA (= encina) Nombre de persona, común en el AT. El personaje más importante con ese nombre fue el hijo de Baasa, rey de Israel (886–885 a.C.; 1 R 16.6–14).

ELAM (= pueblo de Dios) (1) Región montañosa al este de Babilonia, con su capital en Susa. Los conquistadores asirios deportaron a algunos elamitas a Samaria y a algunos israelitas a Elam (Esd 4.9; Is 11.11). Judíos elamitas acudieron a Jerusalén para la fiesta de Pentecostés (Hch 2.9). (2) Los elamitas eran descendientes de Elam, uno de los hijos de Sem (Gn 10.22; 1 Cr 1.17).

ELDAD Y MEDAD Dos de los setenta ancianos de las tribus de Israel que recibieron el don de profecía, aunque no fueron al Tabernáculo con los otros sesenta y ocho (Nm 11.24–29).

ELEAZAR (= Dios ha auxiliado) La mayoría de las veces que este nombre propio aparece en el AT se refiere al tercer hijo de Aarón (Ex 6.23), quien sucedió a su padre como sumo sacerdote (Nm 20.25–28). De él desciende una de las dos ramas principales de todo el sacerdocio («hijos de Aarón») y casi todos los sumos sacerdotes hasta el s. II a. C.

ELECCIÓN Libre opción de Dios por una familia, tribu, nación o individuo para que disfruten de su salvación y lo sirvan en una forma particular. Dios eligió al pueblo de Israel (Dt 28.1–14; Is 43.10–12, 20–21) y, entre ese pueblo, a personas concretas (p.e., David: 1 S 10.24). En el NT, el «elegido» por excelencia es Jesús (Lc 9.35; 1 P 2.4–6). En él y con él Dios ha elegido a un pueblo para que disfrute de su salvación y adore su nombre (Ro 9–11; 1 Co 1.27; Ef 1.5).

ELÍ Sumo sacerdote y predecesor de Samuel como juez de Israel (1 S 1–4).

ELÍ, ELÍ, ¿LAMA SABACTANI? Grito de desesperación que lanzó Jesús desde la cruz (Mt 27.46). Las palabras, escritas en arameo y hebreo, han sido tomadas del Salmo 22.1.

ELÍAS (= Jehová es Dios) Destacado profeta de Israel, del s. IX a.C., nativo de Tisbi de Galaad (1 R 17.1). Constantemente se opuso a Acab por permitir el culto a Baal (1 R 18; 2 R 1–2). Fue arrebatado al cielo en un torbellino, cuando un carro de fuego se interpuso entre él y Eliseo, su sucesor (2 R 2). Se predijo que habría de regresar para dirigir a Israel (Mal 4.5–6), expectativa que se cree halló su cumplimiento en el ministerio de Juan el Bautista (Mt 17.10–12). Elías y Moisés se le aparecieron a Jesús en el monte de la transfiguración (Mt 17.3).

ELIM (= encinas; árboles grandes) Lugar donde acamparon los israelitas en su viaje de Egipto a Canaán. Tenía doce fuentes de agua y setenta palmeras (Ex 15.27; Nm 33.9).

ELISABET (= Dios es plenitud) Esposa del sacerdote Zacarías y madre de Juan el Bautista; parienta de María, la madre de Jesús (Lc 1.5–57).

ELISEO (= Dios es salvación) Sucesor de Elías, profeta israelita del s. IX a. C. (1 R 19.16–21). Ministró por cincuenta años, durante los reinados de Acab, Atalía, Joram, Jehú, Joacaz y Joás (1 R 19; 2 R 2–9; 13). Jesús lo menciona (Lc 4.27).

EMANUEL (= Dios con nosotros) Nombre dado a un niño durante el ministerio de Isaías (Is 7.14; 8.8) y, después, a Jesús (Mt 1.23).

EMAÚS Pueblo a 11 km. al oeste de Jerusalén. Hacia allí se dirigían Cleofas y otro discípulo de Jesús la tarde del domingo de resurrección. Mientras caminaban, el Jesús resucitado se unió a ellos y los acompañó (Lc 24.13).

ENFERMEDAD Véase Salud y enfermedad.

ENOC (= consagrado) (1) Hijo mayor de Caín, cuyo nombre se le dio a la primera ciudad que se fundó (Gn 4.17–18). (2) Hijo de Jared (Gn 5.18) y padre de Matusalén (Gn 5.21–22); caminó con Dios (Gn 5.24) y fue llevado al cielo sin pasar por la muerte (Heb 11.5–6).

ENTIERRO En el cercano Oriente, y a causa del clima, los entierros se hacían casi inmediatamente después de morir la persona, aun tratándose de criminales (Dt 21.23). Las tumbas familiares (Jn 11.39), que eran bastante comunes (Gn 49.31), solían estar en las afueras del pueblo (Lc 7.12). El cadáver, envuelto en lino (Jn 11.44; 20.6), lo cargaban en un féretro y lo acompañaban plañideras que organizaban y dirigían el lamento (Mt 9.23; Mc 5.38; Hch 8.2).

EPICÚREOS Se llamaba así a los seguidores del filósofo griego Epicuro, quien vivió a fines del s. IV y principios del III a.C. Enseñaba que la felicidad, entendida como la liberación del dolor y del temor, es el supremo bien de la vida.

ESARHADÓN Hijo y sucesor del rey asirio Senaquerib (2 R 19.37; Is 37.38). Famoso por sus hazañas militares y porque reconstruyó Babilonia. Reinó del 681 al 669 a.C.

ESAÚ (= velludo) El favorito de los hijos gemelos de Isaac. Su inferioridad ante Jacob, su hermano menor, fue pronosticada desde su nacimiento (Gn 25.23) y confirmada por la bendición de Isaac antes de morir (Gn 27.22–29). Antepasado de los edomitas (Gn 36.9). Vendió su primogenitura a su hermano por un plato de lentejas (Gn 25.29–34). Véase Edom.

ESCLAVITUD, ESCLAVO En tiempos bíblicos, la esclavitud era una práctica común. Los israelitas fueron esclavos en Egipto y nunca olvidarían esa experiencia (Ex 13.3, 14; Dt 15.15; 16.12). Alguien llegaba a ser esclavo por haber sido hecho cautivo en la guerra, haber sido comprado, haber nacido esclavo, por venderse a sí mismo o por secuestro. La ley de Moisés legisla respecto a la esclavitud (Ex 21; Lv 25) y en el NT Pablo da instrucciones sobre cómo tratar a los esclavos (Col 3.22; 1 Ti 6.1–3). El concepto de esclavitud se usa también en el ámbito espiritual: los pecadores son esclavos del pecado y, por la fe en Cristo, llegan a alcanzar la liberación de esa esclavitud para convertirse en siervos de Dios (Ro 6). Véase la Introducción a Filemón.

ESCRIBAS Personas que originalmente reproducían el texto bíblico mediante el copiado a mano; con el tiempo, sin embargo, llegaron a adquirir la categoría con que se les conoce en el NT. Aquí se les llama «doctores de la Ley» (Mt 23.2–29; Lc 5.17, 21, 30) e «intérpretes de la Ley» (Mt 22.35). Estaban particularmente asociados con los fariseos; su ideal era Esdras, el escriba (Neh 8.1–9). Véase Escriba en la Concordancia temática

ESCRITURA Nombre que se da en el NT a la colección de libros que los judíos, Jesús y los primeros cristianos veían como la palabra escrita de Dios para el ser humano (2 Ti 3.16; Stg 2.8). A esos escritos los llamamos hoy «Antiguo Testamento» o «Escrituras hebreas». La palabra «Escritura» llegó a usarse para designar la Biblia entera, incluido el NT. Jesús se vio a sí mismo como el cumplimiento de las promesas de las Escrituras en relación con el Mesías (Lc 4.21; Jn 7.38; 20.9; Hch 1.16).

ESDRAS (= Ayuda) Judío exiliado en Babilonia. Sacerdote y escriba. Enviado por Artajerjes I a Jerusalén en el 458 a.C. para establecer la observancia regular de la ley judía en la tierra (Esd 7). Una de las figuras fundadoras del judaísmo. Todo lo que sabemos de él está contenido en Esd 7–10 y Neh 8–10.

ESPERANZA Virtud cristiana que opera como recurso mental y espiritual para hacerle frente al futuro. Al estar centrada en Dios, señor de todas las instancias de la vida y en quien se halla gracia y misericordia (Sal 31.24; 33.20; 39.7; 42.5), la esperanza le permite al cristiano enfrentar con optimismo y seguridad lo que haya de suceder. La esperanza en Dios mediante Jesucristo adquiere mayor profundidad, fuerza y dirección gracias a la participación del Espíritu Santo (Ro 5.2–5; 8.20–25; 15.13; Col 1.27; Heb 11.1). El amor y la fe son virtudes que deben estar permanentemente unidas a la esperanza (1 Co 13.13).

ESPÍRITU HUMANO Aliento invisible del cual emana la vida dada por Dios (Sal 31.5; 51.17; 142.3–4). Al morir la persona, vuelve a quien lo dio (Ec 12.7).

ESPÍRITU DE DIOS Poder divino que actúa en el mundo y en los individuos. En el AT se dice que inspira a profetas (Pr 1.23; Is 59.21; Ez 11.5) y a jueces carismáticos (Jue 3.10; 6.34; 11.29; 14.6). Hace que se mantenga el orden natural (Gn 1.2; Sal 139.7) y que los individuos asuman la responsabilidad que Dios les da. Véase Espíritu Santo.

ESPÍRITU MALO Término usado en los escritos de Lucas para describir a los poderes malignos (Lc 7.21; 8.2; 11.26; Hch 19.12). También otro de los nombres dados a los demonios o espíritus impuros que están bajo el control de Satanás.

ESPÍRITU SANTO Nombre de una de las tres Personas divinas (Mt 28.19; 2 Co 13.14). Su quehacer se hace evidente desde los inicios mismos de la historia (Gn 1.2) y se muestra de manera particular en la vida y ministerio de Jesús (Lc 1.35; 3.22; 4.1). Se da a conocer abiertamente después de la ascensión de Jesús, cuando desciende sobre los creyentes (Hch 2.1–4). La iglesia cristiana nace y se desarrolla teniendo al Espíritu Santo como su mentor (Jn 14.16–17, 26; Hch 1.8). La obra del Espíritu se proyecta tanto en el seno de la iglesia (tratando con ella en su conjunto y con los creyentes en forma personal) como en el mundo.

ESTEBAN Primer mártir cristiano (Hch 6–7). Murió lapidado. Escogido para ser diácono, como uno de los «siete» (Hch 6.1–6), su tarea consistió en supervisar el cuidado de los necesitados en la iglesia. También fue un predicador lleno de fe y gracia, de sabiduría y poder espiritual (Hch 6.5, 8, 10). Poco antes de morir tuvo una visión del Señor Jesús exaltado en los cielos (Hch 7.55–56). Con su muerte se inició una furiosa persecución contra los cristianos de Jerusalén, quienes se vieron obligados a huir hacia otras regiones. A su paso, y doquiera que se establecían, anunciaban las buenas nuevas de salvación en Cristo, con lo cual se cumplió el deseo de Jesús de que el evangelio fuera llevado más allá del estrecho círculo de Jerusalén (Hch 1.8).

ESTER Huérfana judía que llegó a ser reina de Persia cuando Asuero (o Jerjes, 486–465 a.C.) la escogió entre muchas para sustituir a Vasti. Desde su posición de reina salvó a sus compatriotas judíos de la destrucción. Véase el libro de Ester.

ETIOPÍA (= cara quemada). Parte del reino de Nubia que se extiende desde el actual Kartum hasta Asuán. No corresponde al territorio del estado moderno de Etiopía. También se conoce con el nombre de Cus (Gn 10.6; 1 Cr 1.8–10), el pueblo más al sur del que tenían noticias los judíos. Moisés se casó con una etíope (Nm 12.1). Los profetas hebreos hablaron de la ruina que vendría sobre el reino de Etiopía, que intentó invadir a Judá en los días del rey Ezequías (2 R 19.9; Is 37.9; Ez 29.10; 30:4–5; 38.5; Sof 3.10).

ÉUFRATES El río más largo del Asia occidental (Dt 11.24), con un recorrido de 2012 km. hasta el Golfo Pérsico. Se menciona con frecuencia en la Biblia (Gn 2.14; Ex 23.31; Dt 1.7; Jos 1.4: 2 S 8.3; 2 R 24.7; Is 27.12; Jer 46.2, 6; Ap 9.14). Véase Índice de mapas.

EUNUCO Se designaba así, originalmente, al hombre que había sido castrado para servir como guardián de las mujeres de su amo. Llegaron luego a tener tanta importancia en las cortes de los reyes antiguos que, al parecer, el término dejó de aplicarse exclusivamente en su sentido literal y se usó también para designar a los funcionarios de confianza del rey. En Mt 19.11–12, la palabra «eunuco» se emplea en sentido figurado, para referirse a los que permanecen solteros.

EVA (= madre de todos los vivientes) La primera mujer; esposa de Adán y madre de Caín, Abel y Set (Gn 3.20; 4.1; 1 Ti 2.13). Desobedeció a Dios, al igual que haría también Adán (2 Co 11.3). Véase Adán.

EVANGELIO (= buena nueva) La buena noticia del cumplimiento de la promesa que Dios había hecho por medio de los profetas. Esta buena noticia tiene que ver con Jesús, el Mesías (Mc 1.14–15; Mt 11.2–5; Lc 4.16–21), Salvador y Señor (Ro 1.2, 16–17). Los cuatro «evangelios» reciben ese nombre porque contienen el mensaje de las buenas nuevas de salvación por Jesucristo. La palabra «evangelio» aparece 75 veces en el NT. Véase la Introducción a los evangelios.

EXILIO En el 732 y en el 721 a.C. (2 R 15.29; 17.6), gran parte de las diez tribus del norte (reino de Israel) fue llevada en cautiverio por los asirios. Más de un siglo después, Nabucodonosor deportó a Babilonia al reino del sur (Judá), excepto a las clases pobres (2 R 24–25). Cuando los persas llegaron al poder (Jer 25.11–12; 29.10; Dn 9.2), permitieron que los judíos exiliados regresaran a Palestina. Los libros de Esdras y Nehemías relatan la historia de este regreso. No se sabe a ciencia cierta que pasó con las diez tribus restantes de Israel llevadas a Asiria.

ÉXODO (= salida) Liberación de la esclavitud, bajo la guía de Moisés, de las tribus de Israel que estaban en Egipto. Evento que marcó el inicio del proceso de formación de Israel como nación. (Ex 12) Ha sido constantemente recordado como la gran redención llevada a cabo por Dios (Jue 6.8; 1 S 12.6; 1 R 8.51; 2 Cr 7.22; Neh 9.9; Sal 78.12; Is 11.16; Jer 2.6; Ez 20.9; Hch 7.40; Heb 8.9). Véase el libro de Éxodo para los detalles de esta liberación.

EXPIACIÓN, DÍA DE Fiesta solemne que los israelitas celebran el décimo día del séptimo mes (Tishri). Durante ese día observaban un estricto ayuno. Los detalles de la ceremonia se narran en Lv 16. El sacrificio del buey y del macho cabrío, el rociado de su sangre y el envío del otro macho cabrío al desierto, fuera del campamento, eran ceremonias de reconciliación entre el Dios bondadoso y el pecador confesante. En Heb 9–10 se encuentra una interpretación cristiana de estos sacrificios a la luz de la expiación hecha por Cristo.

EZEQUÍAS (= Jehová es fortaleza) Rey de Judá del 724 al 695 a.C. (2 R 18–20; 2 Cr 29–32; Is 36–39). Purificó el Templo de los cultos idolátricos y reinstauró el verdadero culto a Dios (2 Cr 30). Arriesgó su pacto con el Señor al escuchar a los asirios (Is 39.5–7). Su hijo Manasés lo sucedió en el trono.

EZEQUIEL (= Dios fortalece) Profeta que ejerció su ministerio en Judá. En el 597 a.C. fue deportado a Babilonia con Joaquín. Vivió con judíos exiliados junto al río Quebar (Ez 1.1, 3; 3.15). En el quinto año de su cautiverio recibió el llamado para ser profeta. Profetizó del 593 al 571 a.C. (Ez 1.1–2; 29.17). Véase el libro de Ezequiel para conocer sus profecías.

FALSOS CRISTOS, FALSOS PROFETAS Tanto Jesús como los apóstoles advirtieron a los cristianos que debían discernir entre aquellos que pretendían ser maestros y líderes sin serlo y los que lo eran realmente (Mt 7.15; 1 Jn 4.1). Al final de los tiempos habrá más gente que pretenda adjudicarse estas cualidades (Mt 24.11, 24; Mc 13.22).

FAMILIA En tiempos del AT la familia incluía el clan, los hijos, los primos, los abuelos, los sirvientes y los esclavos (Gn 46.8–26). Después del exilio, y ya en la época del NT, se redujo el tamaño de la unidad familiar, especialmente porque la gente empezó a vivir en ciudades. Los deberes tradicionales adjudicados al padre eran los de proveedor, maestro, educador y sacerdote; y los de la madre, ama de casa y maestra. Los deberes de los miembros de la familia se consideraban de origen divino (Ef 5.22–6.9; Col 3.18–22). También se llama a la iglesia la «familia de Dios» (Gl 6.10; Ef 2.19; cf. Ef 3.15; 1 P 4.17).

FARAÓN Título de los reyes de Egipto, usado durante la época del AT. Hubo diferentes dinastías de faraones. El faraón que dio la bienvenida a la familia de José (Gn 37–50) pertenecía a una dinastía diferente de la que convirtió en esclavos a los hebreos (Ex 1–2) y después tuvo que permitir su salida (Ex 5–12).

FARISEOS Uno de los principales grupos religiosos judíos en tiempos de Cristo. Eran muy estrictos en cuanto a la obediencia a la ley de Moisés y a otros ritos y costumbres que se habían ido agregando con el correr del tiempo. Los fariseos fueron críticos declarados de Jesús y desafiaron su autoridad divina (Mt 9.11; 16.1–4; Jn 9.13), aunque algunos de ellos lo protegieron (Lc 13.31). Véase Fariseo en la Concordancia temática

FE Don espiritual (Ef 2.8) dado por Dios a todo aquel que busca la salvación en Cristo Jesús (Ro 10.8, 17). Por medio de la fe es posible conocer el carácter, la voluntad y los propósitos de Dios (Heb 11.3) según él los ha revelado. Su desarrollo se logra mediante la disciplina espiritual diaria; es decir, confiando plenamente en la gracia de Dios en todas las circunstancias de la vida. La fe es fundamental para lograr una experiencia cristiana abundante y rica. La Biblia brinda numerosas enseñanzas respecto de la fe (Stg 1.6; 2.5; 1 P 1.7–9).

FELIPE (= amigo de caballos) Nombre de cuatro personas mencionadas en el NT. (1) Hijo de Herodes el Grande, cuya esposa Herodías lo abandonó para vivir con Herodes Antipas (medio hermano de Felipe: Mt 14.3; Mc 6.17). (2) Otro hijo de Herodes el Grande; fue tetrarca de Iturea (Lc 3.1). (3) El apóstol de Jesús (Mt 10.3; Mc 3.18; Lc 6.14; Jn 1.43–46; Jn 12.21; 14.8; Hch 1.13). (4) Evangelista y uno de los siete diáconos (Hch 6.5; 8.5–13, 26–38).

FÉLIX (= el feliz) Procurador de Judea (52–59 d.C.). En el 55 d.C. puso fin a una revuelta instigada por un falso mesías (Hch 21.38). Esperando recibir soborno, mantuvo a Pablo en prisión durante dos años (Hch 24.26), aun cuando reconocía su inocencia (Hch 23.29). Así quiso también complacer a los judíos (Hch 24.27).

FIESTAS Día o conjunto de días que cada año se dedican especialmente al Señor (Lv 23.2, 4; Nm 15.3). Las fiestas que se mencionan en el AT son: (1) De los Panes sin levadura, o Pascua (Ex 23.15; Lv 23.5), que se celebra anualmente. (2) De las Semanas, llamada más tarde Pentecostés (Ex 23.16; 34.22; Nm 28.26; Hch 2.1), para celebrar la cosecha anual. (3) De los Tabernáculos o cabañas (Ex 23.16; 34.22; Lv 23.34; Dt 16.13), para conmemorar el peregrinaje por el desierto. (4) Del Sábado (Lv 23.2–3), por el descanso semanal. (5) Del día de hacer sonar las Trompetas (Nm 29.1; Lv 23.24), (6) del día de Expiación (Lv 23.26–31) y (7) de Purim (Est 9), fiestas que se celebran cada año. En el NT se hace referencia a una fiesta posterior, la de la Dedicación (Jn 10.22). Véase cada fiesta por separado.

FILACTERIAS Pequeñas tiras de pergamino en las que estaban escritos ciertos pasajes importantes de la Ley y que se guardaban en estuches de piel de ternera. Los judíos las usaban desde los 13 años de edad: Unas se las ataban al brazo izquierdo, en dirección al corazón, y otras se las ponían en la frente. La costumbre se basa en Ex 13.9, 16.

FILEMÓN (= afectuoso) Amo del esclavo Onésimo, miembro de la iglesia de Colosas y destinatario de la epístola de Pablo que lleva su nombre.

FILIPOS Ciudad fundada al este de Macedonia en el 357 a.C. por Filipo II, padre de Alejandro Magno. Primera urbe europea donde se predicó la fe cristiana (Hch 16). Pablo escribió una epístola a la iglesia establecida en ella. Véase Índice de mapas.

FILISTEOS Grupo que, al parecer, formaba parte de tribus conocidas como «los pueblos del mar». Llegaron a la zona costera de Palestina procedentes de Creta, Chipre y de las islas del mar Egeo. Su territorio se conocía como «tierra de los filisteos» o «Filistea». Tenían cinco «ciudades-estado»: Gaza, Ascalón, Gat, Asdod y Ecrón, que formaban una estrecha red de asentamientos y una unidad militar y social muy eficiente. Estas ciudades constituían la llamada Pentápolis filistea. Su dios protector era Dagón. A lo largo del período de los jueces, y por cuestiones de fronteras, hubo muchas guerras entre los israelitas y los filisteos. Estas terminaron cuando el rey David los venció.

FRUTO La ley de Moisés consideraba inmundo el fruto de los árboles frutales durante los primeros tres años después de plantados. El cuarto año los frutos eran consagrados al Señor, y después del quinto estaban disponibles para que el pueblo los comiera (Lv 19.23). Los israelitas tenían en gran estima a los árboles frutales, por lo que cuidaban de no cortarlos (Dt 20.19–20). La palabra fruto se usa también en sentido metafórico; p.e., el fruto del Espíritu (Gl 5.22) o el fruto de los labios (Heb 13.15).

FUEGO Uno de los elementos más activos de la naturaleza e indispensable para la vida humana. Entre las primeras referencias al fuego en el AT está la columna que «en apariencia de fuego» daba calor a los israelitas en el desierto (Nm 9.15–16). También en el AT es sinónimo de castigo divino (Nm 11.1). De Dios se dice en Dt 4.24 y Heb 12.29 que es «fuego consumidor». Pablo escribe acerca de «la prueba del fuego» (1 Co 3.12–15) por la cual pasan los creyentes.

GABAÓN La más importante de las cuatro ciudades heveas (Jos 9.17). Después llegó a pertenecer a la tribu de Benjamín (Jos 18.25). Antes de la construcción del Templo fue un lugar importante de adoración en el que ministraba Sadoc (1 Cr 16.39–40) y oraba Salomón (1 R 3.3–15; 9.1–2).

GABRIEL (= héroe de Dios) Arcángel enviado por Dios con mensajes especiales (Dn 8.16; 9.21; Lc 1.19, 26). Véase Ángel.

GAD (= buena fortuna) (1) Séptimo hijo de Jacob, nacido de Zilpa, sierva de Lea (Gn 30.10). Sus descendientes formaron la tribu que lleva su nombre (Gn 49.19; Dt 33.20) y se establecieron en Galaad, al este del Jordán (Nm 32; Jos 22.10–34). (2) Profeta que aconsejó a David (1 S 22.5; 2 S 24.13; 1 Cr 21.11), organizó música para usarla en el primer Templo (2 Cr 29.25) y compiló una historia del reino de David (1 Cr 29.29). (3) Dios cananeo de la fortuna (Jos 12.7; 13.5). Véase Índice de mapas.

GALAAD Tierra habitada por Israel al este del Jordán (Dt 3.13). Su conquista se describe en Dt 2–3. Más tarde, la gente de Galaad cayó en la idolatría (Os 6.8; 12.11), fue vencida por Hazael (2 R 10.32–34) y llevada cautiva a Asiria (2 R 15.27–29). Véase Índice de mapas.

GALACIA (1) Región septentrional del Asia Menor, llamada así después de la invasión de los galos en el s. III a.C. (Hch 16.6; 18.23; 1 Co 16.1; Gl 1.2; 3.1; 2 Ti 4.10; 1 P 1.1). En el 25 d.C. fue hecha provincia romana. Comprende las ciudades de Antioquía, Iconio, Listra y Derbe, las que visitó Pablo en su primer viaje misionero (Hch 13.13). (2) Parte de la provincia en la que vivieron los gálatas (Hch 16.6; 18.23). Pablo escribió una epístola muy importante a las iglesias de esta región (Gl 1.2). Véase Índice de mapas.

GALILEA Región más septentrional de Palestina, ubicada al oeste del Jordán y del Mar de Galilea. En esta región comenzó Jesús su ministerio (Mc 1.9, 39; Lc 4.14). El Jesús resucitado se les apareció allí a sus discípulos (Mt 28.16).

GALILEA, MAR DE Lago alimentado por el río Jordán (Lc 8.22). Mide 21 km. de largo y 13 km. de ancho. También se conoce como Mar de Cineret (Nm 34.11; Jos 12.3), Lago de Genesaret (Lc 5.1) y Mar de Tiberias o Tiberíades (Jn 21.1). Sus aguas dieron lugar a una floreciente actividad pesquera. Debido a la altura de las colinas que lo circundan, el contraste en las temperaturas provoca tormentas repentinas y violentas (Mt 8.24–27; 14.22). Jesús ministró tanto desde su orilla como desde mar adentro (Mt 4.13; 15.29). Véase Índice de mapas.

GAMALIEL (= recompensa de Dios) (1) Líder de la tribu de Manasés que ayudó a Moisés en el censo en el desierto (Nm 1.10; 2.20; 7.54, 59; 10.23). (2) Fariseo, miembro del Sanedrín, al que aconsejó no tomar una decisión precipitada contra los apóstoles (Hch 5.34; 22.3). Fue maestro de Pablo (Hch 22.3).

GAT Una de las cinco principales ciudades filisteas, famosa por ser la ciudad de Goliat (1 S 17.4). Fortificada en tiempos de Roboam (2 Cr 11.8), cayó ante Hazael, rey de Siria (2 R 12.17). Su localización todavía no ha sido establecida. Véanse Filisteos e Índice de mapas.

GAZA Importante ciudad ubicada al extremo sur del territorio filisteo; escenario de una de las luchas de Sansón (Jue 16.1–3), así como de su fin (Jue 16.21–31). Alejandro Magno la destruyó (Am 1.6–7; Sof 2.4; Zac 9.5). Véanse Filisteos e Índice de mapas.

GEDALÍAS Nombre de varios personajes del AT, el más importante de los cuales, un descendiente de Judá de alto rango, fue nombrado por Nabucodonosor gobernador de Judá en el 597 a.C. Protegió a Jeremías, pero fue asesinado poco después de haber asumido el cargo (2 R 25.22–25; Jer 39.14; 40.5–16; 41.1–18; 43.6).

GEDEÓN Líder carismático de las tribus de Israel, cuya historia se encuentra en Jue 6.1–9.6. Libertó a su pueblo de los madianitas, beduinos que se habían instalado en la zona central de Palestina (Jue 6.3). Es uno de los héroes de la fe (Heb 11.32).

GENEALOGÍA Recopilación de los nombres de los antepasados de una persona. Las principales tablas genealógicas del AT están en 1 Cr 1–9. La ascendencia humana de Jesucristo la encontramos en Mt 1.1–17 y Lc 3.23–38. El NT muestra menos interés que el AT en las genealogías, pues el nuevo pueblo de Dios nace espiritualmente, y proviene de una gran variedad de naciones.

GENTILES Nombre dado por los judíos a los no judíos (Esd 6.21; Ro 1.16; 2.9; 15.16), a quienes se admitió en la iglesia por medio del bautismo en base a su fe, sin que se les exigiera someterse a la ley mosaica (Hch 10.45; 11.18; 15.1–29; Gl 5).

GERIZIM Montaña de Samaria al sudoeste del monte Ebal. En ese lugar, seis tribus israelitas recitaron las bendiciones por la observancia de la Ley, antes de entrar en Canaán, (Dt 27). Véanse Ebal e Índice de mapas.

GETSEMANÍ (= lagar de aceite) Huerto ubicado al pie del monte de los Olivos, frente a Jerusalén y al este del torrente de Cedrón (Jn 18.1–12). Allí experimentó Jesús una profunda agonía, y allí fue arrestado (Mt 26.36–56; Mc 14.32–52; Lc 22.39–54).

GILGAL (= círculo de piedras) El primer lugar de Palestina donde Israel acampó después de cruzar el Jordán (Jos 4.19–20). Allí restauró Josué el antiguo rito hebreo de la circuncisión (Jos 5.2–9). El altar de piedras erigido como memorial llegó a ser un santuario pagano (Os 4.15; Am 4.4). Véase Índice de mapas.

GLORIA Autorrevelación de la santidad, pureza y carácter de Dios (Sal 24.10). La nube luminosa (shekina) que descansó sobre el Tabernáculo de reunión y el Templo en el AT, manifestaba la gloria de Dios (Ex 15.11; 16.10; Nm 14.10; 16.19), la presencia activa de Dios para salvar a su pueblo. En el NT, la gloria de Dios se revela en Jesús, Hijo de Dios encarnado (Jn 1.14), y particularmente en su muerte, resurrección y ascensión (Jn 17.1; Heb 1.3; véase Jn 1.14 nota p).Los seres humanos dan gloria a Dios en el sentido de adorarlo y alabarlo porque él es el Señor (Lc 2.14; Ro 11.36; Flp 1.11).

GOG, MAGOG Potencias apocalípticas (Ap 20.8) que se congregan junto a las naciones de la tierra, o son nombres colectivos de ellas, en la batalla decisiva contra Dios. Los nombres están tomados de Ez 38.2, pero, en este pasaje, Magog es un país y Gog su rey. La identificación de un país con una persona es algo común en la literatura de los rabinos.

GÓLGOTA (= calavera) Lugar donde fue ejecutado Jesús (Mt 27.33; Mc 15.22; Jn 19.17). Se encontraba en las afueras de la vieja ciudad de Jerusalén. Véase Calvario.

GOLIAT Gigante guerrero del ejército filisteo (1 S 17). Murió en su enfrentamiento con David, joven e indefenso israelita. Este hecho ha dado origen a uno de los relatos más conocidos del AT.

GOMER (1) Hijo mayor de Jafet (Gn 10.2–3) y antepasado de los cimerios que se establecieron en Capadocia. (2) Esposa del profeta Oseas, al cual le dio tres hijos (Os 1.2–9).

GOSÉN Parte oriental del delta del Nilo, en Egipto, donde vivieron los israelitas (Gn 47.6, 27). Su tierra era buena para la cría de animales (Gn 46.34; 47.1, 4, 6).

GOZO En el AT, el gozo está particularmente asociado con las fiestas, las celebraciones en torno a las relaciones con el Señor y el pacto de Dios (Dt 12.7; 1 S 18.6; 1 R 1.39–40; Sal 20.5; 42.4; 81.1). Rasgo característico del creyente (Sal 4.7; 16.11; 27.6; 28.7), en el NT acompaña al anuncio de las buenas nuevas (Lc 2.10; Jn 15.11; 16.24) y a los vínculos de compañerismo en la iglesia primitiva (Hch 13.52). Surge de la relación con Dios en Jesucristo (Ro 15.13; Flp 4.4; 1 P 1.8) y es fruto del Espíritu Santo (Gl 5.22).

GRACIA Bondad excepcional de Dios hacia los seres humanos (como pecadores) para hacer posible su perdón y salvación (Jn 1.14; Ef 2.4–5). Esta misericordia inmerecida está siempre disponible para aquellos pecadores que creen en el evangelio y obedecen al Señor (Hch 11.23; 20.32; 2 Co 9.14). Los cristianos primitivos usaban esta palabra cuando se reunían y se saludaban (Ro 1.7; 1 Co 1.3; Gl 1.3).

GRECIA, GRIEGOS Nombre dado a los pueblos de la península balcánica, en el sudeste de Europa. Alejandro Magno (356–323 a.C.) extendió la civilización griega por el vasto imperio que creó. Fundó ciudades e hizo posible que la filosofía, las ciencias, la moralidad, las costumbres y lengua griegas (koineµ) se esparcieran por todas partes. Palestina no se libró de esa influencia. La obra de Alejandro continuó aun después de su muerte, cuando su imperio se dividió entre sus cuatro generales (los «diádocos»).

GUERRA Como casi todas las actividades en Israel, la guerra tenía un significado religioso. Los sacerdotes iban con los soldados (Dt 20.1–4; 2 Cr 13.12–16) y ofrecían sacrificios antes de las batallas (1 S 7.8–10; 14.37; 23.2). La imagen de la guerra se usa en el NT para describir el triunfo de Cristo sobre Satanás (Ap 16.14–16; 17.14; 19.14).

HABACUC (= abrazo) Nombre de un profeta del s. VIII a.C., contemporáneo de Nahúm y autor del libro que lleva su nombre. En las Escrituras aparece entre los llamados profetas menores. Se sabe muy poco de él.

HADES Palabra griega que significa «lo invisible». Los griegos dieron primeramente este nombre al «rey» del mundo invisible; y después, al «lugar profundo» donde reposan los espíritus una vez despojados de sus cuerpos. En el NT el «hades» es lo opuesto al cielo (Mt 11.23; Lc 10.15) y está asociado con la muerte (Mt 16.18; Ap 1.18; 20.13–14). Véase Infierno.

HAGEO (= festivo) Nombre de un profeta del s. VI a.C., autor del libro que lleva su nombre. Vivió poco después del exilio en Babilonia y fue contemporáneo de Zacarías (Hag 1.1; Zac 1.1).

HAI (= ruinas) Pequeña ciudad de la Palestina central, al este de Betel. Segunda ciudad cananea tomada por Josué, está relacionada con el pecado de Acán (Jos 7–8). Más tarde la ocupó la tribu de Benjamín (Neh 7.32).

HARÁN (1) Ciudad en la ruta principal entre Nínive y Alepo. Asociada con Abraham (Gn 11.31; Hch 7.2, 4), fue la tierra de Rebeca (Gn 27.43). A Harán huyó Jacob para escapar de Esaú y allí formó su familia (Gn 28.10; 29.4; 29.32–30.24). (2) Nombre personal del hermano de Abraham (Gn 11.26–31).

HAZAEL (= a quien Dios observa) Poderoso rey de Siria y azote de Israel durante los reinados de Jeroboam, Jehú y Joacaz. Ungido rey por Eliseo para suceder a Ben-hadad (2 R 8.7–15). Reinó durante los años 841 a 798 a.C.

HEBREO Antiguo nombre de los israelitas, cuyo idioma se designaba también con la misma palabra. En el NT, la palabra «hebreo» referida al lenguaje significa, más bien, arameo; lengua hermana que por lo común hablaban los judíos palestinenses en tiempos de Jesús. (También se usaba el hebreo propiamente dicho, pero parece que solamente en los actos religiosos y algunos documentos importantes. Esto último se ha podido comprobar gracias al hallazgo reciente de unas cartas en ese idioma dirigidas por el caudillo de la segunda insurrección judía [año 135 d.C.], Simón Ben Cosiba, a algunos comandantes.) Cuando Pablo dice de sí mismo que es «hebreo de hebreos», probablemente alude a que era un hebreo que hablaba hebreo.

HEBRÓN (= confederación) (1) Ciudad muy antigua, a 31 km. al sudoeste de Jerusalén, originalmente conocida como Quiriat-arba (Jos 14.15; 15.13). Conquistada por Caleb (Jos 14.6–15; 15.14–19), sirvió de capital al reino de David (2 S 5.3–5) antes de que este se instalara en Jerusalén. Más tarde, Absalón la hizo su cuartel general cuando se rebeló contra su padre (2 S 15.7–12). Véase Índice de mapas. (2) Nombre de varios personajes del AT (Ex 6.18; 1 Cr 2.42–43).

HERENCIA Bienes que pasan de un poseedor a otro por sucesión. En la historia de Israel, Canaán era la herencia del Señor para su pueblo (Ex 15.17). Para asignar una porción de aquella tierra a cada tribu, se procedió a dividirla (Jos 18.2–10). La ley de Moisés asume que la tierra pertenece a la familia; el hijo mayor recibe doble porción, y los otros hermanos el resto, por partes iguales (Nm 27.8–11). En el NT se da una connotación espiritual al concepto de herencia; así, Dios, por medio de Cristo (el verdadero heredero), beneficia a los creyentes con la salvación (Ro 4.13–15; Gl 5.21; Heb 1.2) y una herencia incorruptible reservada en los cielos (1 P 1.4). Todo esto está garantizado por la posesión del Espíritu Santo (Ef 1.13–14).

HERMANOS DEL SEÑOR Los evangelios mencionan como hermanos de Jesús a Jacobo, José, Simón y Judas (Mt 13.55; Mc 6.3). Solo después de la resurrección de Jesús creyeron en él como el Mesías (Jn 7.5; Hch 1.14; 1 Co 15.7).

HERODES Nombre de varios gobernantes de los que se habla en el NT. (1) Herodes el Grande (Mt 2), fundador de la dinastía, hijo de padre idumeo y de madre árabe, reconstruyó el gran templo de Jerusalén y gobernó casi toda Palestina. Murió en el año 4 a.C. (2) Herodes Antipas, hijo del anterior, gobernó cuando Jesús era adulto (Mt. 14.1; Lc 23.8). (3) Herodes Filipo, o Felipe, marido de Herodías, hermano de Herodes Antipas e hijo de Cleopatra. (4) Herodes Agripa I (Hch 12.1–25), nieto de Herodes el Grande. (5) Herodes Agripa II, hijo del anterior; se le conoce en el NT simplemente como Agripa (Hch 25 y 26).

HERODÍAS Nieta de Herodes el Grande, se casó con su tío Felipe. Más tarde, Herodes Antipas, hermano de Felipe, la tomó por esposa; acción reprobada por Juan el Bautista debido a la inmoralidad que ello representaba (Lc 3.19–20). La hija de su primer esposo, Salomé (Mc 6.22), le proporcionó a Herodías la cabeza del profeta de Dios (Mt 14.1–12).

HETEOS (o HITITAS) Pueblo del Asia Menor y del norte de Siria. Junto con los egipcios y mesopotamios, formó parte de los tres grandes poderes a los que el naciente Israel tuvo que enfrentarse (2 R 7.6). En tiempos de Abraham (Gn 23) habitaron en Hebrón. Esaú se casó con mujeres heteas (Gn 26.34; 27.46). David contrató guerreros heteos (1 S 26.6; 2 S 11.3; 23.39). Más tarde Salomón los sometió y obligó a pagar tributo y a servirlo (1 R 9.20).

HIJO En la Biblia se usa esta palabra tanto en sentido literal como figurado. (1) Israel, primogénito de Dios (Ex 4.22; Ro 9.4); los israelitas son considerados hijos de Dios (Dt 14.1–2) gracias al pacto que Dios hizo con ellos. (2) La descendencia de David, israelita e hijo especial de Dios (Sal 2.7). (3) Jesús, hijo único del Padre (Ro 8.3, 32; Gl 4.4; Heb 2.10–17). (4) Los creyentes en Jesús, que son adoptados como hijos de Dios, nacidos del Espíritu (Jn 1.12; Ro 8.15; Gl 4.6; 1 Jn 3–4). (5) Los que son como Dios en carácter (Mt 5.9, 45; Lc 6.35).

HIJO DEL HOMBRE Expresión que aparece muchas veces en el AT con el sentido general de «hijo de hombre»; es decir, ser humano. En la literatura apocalíptica, desde Daniel (7.13, 14, 27), esa expresión adquiere un significado específico y misterioso. En ese pasaje aparece alguien llamado un «hijo de hombre» que viene entre las nubes y a quien le fue dado el poder, la gloria y el reino. Este personaje fue pronto identificado con el Mesías. Así sucede en los evangelios: Jesús usa la expresión siempre en tercera persona, pero se la aplica a sí mismo (Mt 16.13–16). Une, sin embargo, el antiguo concepto con el del siervo de Dios que sufre (Is 53; Mc 8.31; 9.31; Jn 3.14–15). La expresión «Hijo del hombre», sin duda un título mesiánico, afirma la naturaleza humana de Jesucristo y la forma como este revela su misión divina.

HOLOCAUSTO (= enteramente quemada) Nombre que se da a una forma de sacrificio en que la víctima es totalmente consumida por el fuego (Lv 1). En el templo de Jerusalén se ofrecían holocaustos dos veces al día, uno por la mañana y otro por la tarde. Una persona podía, además, ofrecer un holocausto como sacrificio privado por medio de los sacerdotes. Véase Sacrificio.

HOMBRE Ser humano, creado por Dios como varón y mujer (Gn 1.27; 2.20); dependiente de Dios (Gn 1.26; 2.7), mortal y pecador (Gn 3). También capaz, por la gracia de Dios, de ser renovado (Ef 2.15; 4.24; Col 3.10) conforme a la imagen de Jesús, el ser humano perfecto (2 Co 4.4; Col 1.15).

HORA Un doceavo del período de luz del día, desde el amanecer hasta la puesta del sol (Jn 11.9). Algunas veces, la palabra «hora» se usa en la Biblia para indicar una situación de crisis, especialmente en el ministerio de Jesús (Mt 25.13; Mc 14.41; Jn 2.4; 7.30; 8.20; 12.23).

HOSANA (= salva ahora) Originalmente una petición (Sal 118.25), se usó luego como exclamación de alabanza cuando Jesús entró a Jerusalén (Mt 21.9, 15; Mc 11.9–10; Jn 12.13).

HUÉRFANO Alguien –especialmente un niño–que no tiene padres. Dios les presta especial atención a los huérfanos (Sal 10.18; 68.5; 146.9). La ley de Moisés establecía normas para su cuidado (Ex 22.22; Dt 10.18; 16.11, 14; 24.17; 26.12; 27.19).

HULDA (= comadreja) Profetisa que habitó en el reino de Josías (2 R 22.14–20; 2 Cr 34.22–28). Confirmó que el rollo de la Ley encontrado por Hilcías en el Templo era genuino.

HUMILDAD Virtud que debe ser cultivada, pues Dios se humilló (Sal 113.5–6) y también Cristo, cuando adoptó forma humana (Flp 2.5–11). La humildad y la mansedumbre agradan a Dios (Sal 147.6; 149.4; Pr 3.34; Stg 4.10; 1 P 3.8; 5.5). Jesús dejó un ejemplo de humildad con su vida y ministerio, el cual deben seguir los cristianos (Mt 11.29; Jn 13.1–5; 2 Co 8.9).

IDOLATRÍA Culto que se rinde a la criatura en vez de al Creador, ya sea como culto a dioses paganos o a imágenes que representen al Señor. Los israelitas cayeron repetidamente en esta última práctica (Ex 32; 2 Cr 34.33; Os 8.4; 10.5), y estuvieron con frecuencia cerca de la primera (1 R 16.31–33). Desde el principio se condenó cualquier forma de idolatría (Ex 20.4; 34.13, 17; Dt 4.16) y los profetas hablaron siempre contra ella (Sal 115.4–7; Is 2.8; 40.18–20; 44.6–20). El NT sostiene esta condena (1 Ti 1.9; 1 Jn 5.21) y amplía su significado para incluir actitudes como la avaricia (Col 3.15). Véanse Asera, Baal e Imagen.

IGLESIA Palabra de origen griego que, en el uso común, significaba «asamblea» o «reunión», celebrada previa convocatoria o llamado. En Atenas, la ekklesia era la asamblea de los ciudadanos. Pablo usa con frecuencia esta palabra para refirise tanto a la congregación local de creyentes cristianos como a la comunidad cristiana universal. En el NT nunca se llama «iglesia» al edificio en que los cristianos se reúnen.

IMAGEN (1) Representación material de un dios. Las imágenes de madera, metal o piedra, o en lienzo, se convierten en ídolos cuando son objeto de adoración. En Israel se condenó su uso (Jer 10.3–5; Os 11.2). (2) Los seres humanos fueron creados a imagen de Dios (Gn 1.26–27) y reflejan la naturaleza del Creador. (3) Jesucristo es la imagen perfecta de Dios (1 Co 11.7; 2 Co 4.4; Col 1.15). Véase Idolatría.

IMPOSICIÓN DE MANOS Acción de poner las manos sobre alguien o algo. En el día de la Expiación, el sumo sacerdote ponía sus manos sobre el chivo, confesaba el pecado de Israel y mandaba el animal al desierto (Lv 16.21) para alejar así el pecado de Israel. Un procedimiento similar se utilizaba en los sacrificios ofrecidos en el Templo (Lv 1.4; 3.2; 4.4). Los levitas eran ordenados por imposición de manos (Nm 8.10) y de igual modo los ministros cristianos (Hch 6.5; 1 Ti 5.22; 2 Ti 1.6). Más tarde, el don del Espíritu estuvo ligado a este procedimiento simbólico (Hch 8.14–19; 9.12, 17).

INCIENSO Sustancia resinosa que se obtiene de ciertos árboles de Arabia y África para utilizarla como perfume. El incienso puro es costoso. La mezcla usada como incienso en el Tabernáculo y en el Templo se describe en Ex 30.34–38. Había un altar para el incienso (Ex 30.1–9). Solo los sacerdotes podían ofrecerlo a Dios; el fuego se tomaba del altar del holocausto y se ponía en el altar del incienso; después el incienso, que estaba en un vaso de oro, se derramaba sobre el fuego (Lc 1.8–10), el efecto de lo cual simbolizaba la oración que ascendía a Dios (Sal 141.2; Ap 8.3–5). Los magos ofrecieron incienso al niño Jesús cuando lo visitaron (Mt 2.11).

INFIERNO Traducción de la palabra Gehenna, nombre de un valle cercano a Jerusalén donde en una época se hicieron sacrificios de niños (ritos paganos en los se pasaba a los niños por fuego: 2 R 23.10; 2 Cr 28.3; 33.6; Jer 7.31; 32.35). Los escritores judíos la emplearon para aludir al castigo eterno; Jesús y los apóstoles adoptaron este uso (Mt 5.22, 29, 30; Mc 9.43; Lc 12.5).

ISAAC (= el que ríe) Hijo de Abraham y Sara, quienes se rieron ante la posibilidad de que pudieran engendrar un hijo en su vejez (Gn 17.17; 18.12–15; 21.6). En Isaac Dios continuó la promesa hecha a Abraham (Gn 12.1–3; Ro 4.16–21; 9.7–9). Después de haber sido presentado a Dios como ofrenda (Gn 22; Heb 11.17–19), se casó con Rebeca (Gn 24), de quien tuvo hijos gemelos (Esaú y Jacob, Gn 25.22–26).

ISACAR Quinto hijo de Jacob y Lea (Gn 30.18; 35.23). Da su nombre a una de las tribus de Israel (Gn 46.13; Ex 1.3; Nm 26.23–24; Jos 19.17–25). Véase Índice de mapas.

ISAÍAS (= salvación de Jehová) Profeta que sirvió en los reinos de Uzías, Jotam, Acaz y Ezequías. Comenzó a profetizar en el 740 a.C. (Is 6.1) y continuó al menos hasta el 681 a.C., año de la muerte de Senaquerib, rey de Asiria (Is 37.38). Su profecía está dominada por la visión de la santidad de Dios, visión que tuvo cuando fue llamado a ser profeta (Is 6). Habla de Dios como del Santo de Israel que pide santidad en el pacto con su pueblo (caps. 1–39). Se le considera el profeta mesiánico por excelencia.

ISMAEL (= Dios escucha) Nombre de varios personajes del AT. El más importante de ellos fue el hijo de Abraham y Agar (Gn 16.15–16; Gl 4.21–31), quien, expulsado junto con su madre del campamento tribal (Gn 21.8–21), se casó más tarde con una egipcia y llegó a ser el padre de doce príncipes (Gn 25.12–16). Los árabes son sus descendientes (Gn 37.28, 36; Jue 8.24).

ISRAEL (= el que lucha contra Dios) (1) El hijo de Isaac, también llamado Jacob (Gn 32.28). (2) El pueblo de Israel, formado por los descendientes de los doce hijos de Jacob (Gn 32.32; 34.7; 49.16; Ex 1.7). (3) El reino de Israel, constituido por diez tribus, cuyo primer rey fue Jeroboam y cuyo territorio estaba al norte de Canaán (1 R 12). Este reino se extendió desde 931 al 721 a.C. (2 R 17). Véase Reyes de Israel.

JACOB (= el que agarra) Hermano gemelo de Esaú e hijo de Isaac y Rebeca (Gn 25.26). Su historia se cuenta con detalles en Gn 26–50. Obtuvo la primogenitura y la bendición paternas (correspondientes a Esaú), y llegó a ser «padre» del pueblo de Israel a través de sus doce hijos: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar y Zabulón (madre Lea, Gn 29.32–35; 30.17–21); Dan y Neftalí (madre Bilha, Gn 30.4–8); Gad y Aser (madre Zilpa, Gn 30.10–12) y José y Benjamín (madre Raquel, Gn 30.22–24; 35.18). Dios le puso el nombre de Israel (Gn 32.28).

JEFTÉ (= Jehová libera) Octavo juez y líder de las tribus de Israel (Jue 10.6–12.7). Sometió a los amonitas y después –a fin de cumplir un voto–se vio obligado a ofrecer a su hija como holocausto al Señor (11.39).

JEHOVÁ Véase Señor.

JEHÚ (= Jehová es él) (1) Profeta de Israel en los reinados de Baasa y Josafat (1 R 16.1–7, 12; 2 Cr 19.1–3). (2) Décimo rey de Israel (841–814 a.C.; 2 R 9.1–10.36). Su dinastía duró un siglo, con Joacaz, Joram y Jeroboam II.

JEREMÍAS (= Jehová exalta) Uno de los grandes profetas de Israel. Proclamó la palabra de Dios desde el año trece del rey Josías (626 a.C.) y lo hizo por cuarenta años, durante los reinados de Josías, Joacaz, Joaquín, Joacim y Zedequías. Testigo de la caída de Judá bajo los babilonios, fue llevado después a Egipto junto con su secretario Baruc y otros.

JERICÓ «Ciudad de las palmeras» (Dt 34.3), situada a 27 km. al este de Jerusalén y a una altitud inferior al nivel del mar. Urbe muy antigua capturada por los israelitas (Jos 6). Herodes el Grande la restauró muchos siglos después. Esta nueva ciudad fue la que Jesús visitó, según relatan los evangelios (Mc 10.46; Lc 10.30; 18.35; 19.1). Véase Índice de mapas.

JEROBOAM (= que el pueblo añada) (1) Primer rey del reino del norte (Israel) entre el 931 y el 910 a.C. (1 R 11.26–14.20; 2 Cr 10.2–13.20). Llevó a cabo una revuelta contra Salomón. Exiliado a Egipto, regresó para fundar el reino de Israel, constituido por diez tribus. (2) Decimocuarto rey de Israel, conocido como Jeroboam II (793–753 a.C.; 2 R 14.23–29). El profeta Amós criticó mucho a su capital, Samaria, así como los abusos de su reinado (Am 3.9).

JERUSALÉN Ciudad jebusea, en Judá. Tomada por David en el s. X a.C. para convertirla en capital de su reino y en ciudad santa de los israelitas (2 S 5). Con su programa de construcción del Templo, del palacio real y de las murallas (1 R 4–8), Salomón la transformó en una gran ciudad. En el período de la monarquía dividida, fue la capital de Judá (1 R 14.21). En el 586 a.C. Nabucodonosor la destruyó (2 R 25); pero en el 538 a.C. comenzó el proceso de reconstrucción del Templo y de las murallas (Esd 1; Neh 2). Más tarde, Herodes el Grande hizo de nuevo de ella una gran ciudad, con un Templo reconstruido. En el 70 d.C. la destruyeron los romanos (Lc 21.20). Véase Índice de mapas.

JESUCRISTO Combinación del nombre personal «Jesús» con el título «Cristo». Por tanto, «Jesucristo» quiere decir «Jesús el Mesías». Cf. Mt 1.1, 18; 2 Co 4.5; 1 Jn 1.7. Véanse Cristo y Mesías.

JESÚS (= salvador) Véanse Jesucristo, Cristo y Mesías.

JETRO Suegro de Moisés (Ex 3.1; 4.18), quien le dio a este un valioso consejo en cuanto a la administración de justicia (Ex 18.21).

JEZABEL (1) Hija de Et-baal, rey de Sidón, y esposa de Acab, rey de Israel (874–853 a.C.). Para complacerla, Acab construyó un templo y un altar a Baal (1 R 16.31–32), lo que provocó una gran controversia con Elías, el profeta de Dios (1 R 18.21). (2) Profetisa que alborotó a la iglesia de Tiatira (Ap 2.20).

JOAB (= Jehová es padre) Sobrino de David (2 S 2.18) y comandante en jefe de sus ejércitos (2 S 8.16). Inconstante en su lealtad hacia David (2 S 12.26–31; 14.23, 31–33; 18.14–33), murió a manos de Benaía en Gabaón (1 R 2.34).

JOACAZ (= Jehová ha asido) (1) Undécimo rey de Israel (814–798 a.C.) e hijo y sucesor de Jehú (2 R 13.1–9). (2) Tercer hijo de Josías y rey de Judá durante tres meses en el 609 a.C. (2 R 23.33–35).

JOACIM (= Jehová asienta) Hijo de Josías y rey de Judá (609–597 a.C.; 2 R 23.36–24.7; 2 Cr 36.5–8; Jer 22–36).

JOAQUÍN (= Jehová establece) Rey de Judá por pocos meses en el 597 a.C. (2 R 24.8–17; 25.27–30; 2 Cr 36.9–10).

JOÁS (= Jehová ha dado) (1) Hijo de Ocozías y octavo rey de Judá (835–796 a.C.; 2 R 12.1–21; 2 Cr 24.1–27). (2) Hijo de Joacaz y duodécimo rey de Israel (798–783 a.C.; 2 R 13.10–13).

JOB Principal protagonista del libro de Job. Hombre de gran fortuna y posición a quien Satanás quitó sus riquezas, sus hijos y su salud. Sus amigos pensaron que estaba siendo castigado por Dios; sin embargo, él confió en Dios, quien finalmente lo restauró y le dio más de lo que había perdido.

JOCABED (= Jehová es gloria) Madre de Moisés, Aarón y María (Ex 6.20; Nm 26.59).

JOEL (= Jehová es Dios) Nombre de nueve personajes del AT. Uno de ellos, el hijo de Petuel (Jl 1.1), fue el profeta del libro de oráculos que lleva su nombre.

JONÁS (= paloma) (1) Profeta y personaje central del libro que lleva su nombre. En lugar de ir a Nínive, hacia donde Dios lo había enviado, partió en dirección opuesta; pero una serie de extraños sucesos (Jon 1) lo empujaron a predicar en Nínive, y toda la ciudad se arrepintió (Jon 3–4). (2) Padre de Simón Pedro (Mt 16.17).

JONATÁN (= Jehová ha dado) Nombre de varios personajes del AT. Al más destacado de todos, el hijo mayor del rey Saúl (1 S 14.49–50), se le recuerda por su entrañable amistad con David, el futuro rey (1 S 18.1; 19.1; 2 S 1.26).

JORAM (= Jehová es exaltado) (1) Rey de Israel (852–841 a.C.; 2 R 3.1–9.26). (2) Rey de Judá (848–841 a.C.; 2 R 1.17; 8.16–24; 2 Cr 21.1–20).

JORDÁN El río más importante de Palestina. Nace 19 km. al norte de las aguas de Merom y fluye a través de este y del Mar de Galilea. Baja hasta el Mar Muerto, en un recorrido que, en línea recta, tendría poco más de 161 km., pero debido a que serpentea mucho, en realidad su longitud es de unos 322 km. La mayor parte de su curso discurre por debajo del nivel del mar. Los israelitas tuvieron que cruzarlo para entrar en Canaán (Jos 3.1–4.24). Juan el Bautista ejerció allí parte de su ministerio (Lc 3.1–18). Jesús fue bautizado en él (Mt 3.13). Véase Índice de mapas.

JOSAFAT (= Jehová es juez) Rey de Judá (870–848 a.C.; 1 R 22; 2 Cr 17–21). Destacó por su piedad y por sus cualidades de gobernante.

JOSÉ (= que Jehová añada hijos) (1) Undécimo hijo de Jacob; su madre fue Raquel (Gn 30.24; 35.24). Para deshacerse de él, sus hermanos lo vendieron a mercaderes que viajaban a Egipto. Allí alcanzó un alto puesto y rango oficial. Gracias a sus sabios planes logró salvar a esa nación y a su propia familia de morir de hambre (Gn 37–50). Tuvo dos hijos, Efraín y Manasés, de los cuales descienden dos tribus israelitas (Gn 49.22–26). (2) Esposo de María (madre de Jesús). Aceptó aparecer como padre terrenal de Jesús (Mt 1–2; Lc 1.27, 35; 2.22, 41). Probablemente murió antes del comienzo del ministerio público de Jesús. (3) José de Arimatea (Lc 23.50–51), discípulo secreto de Jesús (Jn 19.38). Sepultó a Jesús (Mt 27.57–60).

JOSÍAS (= que Jehová te otorgue) Decimoséptimo rey de Judá (640–609 a.C.; 2 R 21.24–25.1; 2 Cr 33.25–34.1). Rey justo y excepcional, renovó el Templo y reformó el culto. Murió peleando contra los egipcios (2 Cr 35.24).

JOSUÉ (= Jehová es salvación) (1) Asistente personal de Moisés en el período de peregrinaje del pueblo de Israel desde Egipto a Canaán. Quedó como líder de Israel a la muerte de Moisés. Tomó el liderazgo militar en la marcha hacia el este del Jordán (Nm 27.18; 34.17; Dt 3.28). Después guió a las tribus en la toma de Canaán (Jos 1–12), dividió la tierra entre ellas (Jos 13), estableció un centro de culto nacional en Silo (Jos 18) y guió al pueblo en la renovación del pacto con el Señor (Jos 24). (2) Hijo de Josadac, sumo sacerdote en el 537 a.C., cuando los judíos regresaron del exilio en Babilonia (Zac 3.1–9; 6.11).

JOTAM (= Jehová es perfecto) (1) Hijo menor de Gedeón (Jue 9.5–57). (2) Hijo de Uzías y duodécimo rey de Judá (740–732 a.C.; 2 R 15.32–38; 2 Cr 27.1–9).

JUAN EL APÓSTOL Hijo de Zebedeo y hermano de Jacobo (Mt 4.21; Mc 1.19). Jesús lo llamó para ser apóstol (Lc 6.14). Juan y su hermano recibieron el sobrenombre de «Boanerges» (o «hijos del trueno»: Mc 3.17). Posiblemente es el «discípulo a quien Jesús amaba» (Jn 13.23; 19.26–27; 20.2, 8). Después de la ascensión de Jesús, fue dirigente de la iglesia de Jerusalén (Hch 4.13; 5.33, 40; 8.14); posteriormente estuvo en Éfeso y Patmos (Ap 1.9). Se le considera autor del evangelio, de las epístolas que llevan su nombre, y también del Apocalipsis.

JUAN EL BAUTISTA Hijo de Zacarías y Elisabet (Lc 1.57). Comenzó su actividad profética alrededor del 27 d.C. Llamó al pueblo al arrepentimiento, y las multitudes se agolparon para escucharlo. Bautizó a muchos en el Jordán (Mt 3.1–12; Lc 3.1–20), incluyendo a Jesús, a quien reconoció como el Mesías y cuyo camino preparó (Mt 3.13–15; Lc 3.21; Jn 1.29–34). Más tarde Herodes Antipas lo encarceló y ejecutó (Mt 14.1–12).

JUBILEO Celebración establecida en la Ley, según la cual cada cincuenta años se debía dar libertad a todos los esclavos israelitas. Además, las posesiones ancestrales debían ser devueltas a sus dueños, y la tierra debía descansar y permanecer sin cultivar durante ese año (Lv 25). La llegada del año de jubileo se anunciaba con el sonar de trompetas.

JUDÁ (1) Cuarto hijo de Jacob; su madre fue Lea (Gn 29.35). Líder entre sus hermanos (Gn 37.26–27; 43.3–10). (2) La tribu de Judá, formada por los descendientes del hijo de Jacob (1 Cr 2–4). (3) El reino de Judá, constituido por dos tribus (Judá y Benjamín) y con Jerusalén por capital. Este reino existió desde la muerte de Salomón (930 a.C.) hasta la invasión de Nabucodonosor (597 a.C.). Véanse Reyes de Judá e Índice de mapas.

JUDAÍSMO Religión practicada por los judíos en el s. I a.C. Basado en el AT, el judaísmo se adaptó a la vida en el imperio romano. Este término aparece solo dos veces en el NT (Gl 1.13; 1.14).

JUDAS (1) Hermano de Jesús (Mt 13.55; Mc 6.3) y autor de la epístola que lleva su nombre; (2) Hijo de Jacobo y uno de los doce apóstoles (Lc 6.16; Jn 14.22); (3) Judas Iscariote (Mc 3.19), quien traicionó a Jesús (Mc 14.10, 20, 43) y luego se suicidó (Mt 27.3–10); (4) Líder galileo que dirigió una rebelión contra las fuerzas romanas de ocupación (Hch 5.37); (5) Profeta cristiano, apodado Barsabás (Hch 15.22–33); (6) Judío de Damasco en cuya casa se hospedó Pablo (Hch 9.11). Véase la tabla Profetas de la Biblia.

JUDEA Región de Palestina, organizada en distritos por el imperio persa (Hag 1.14; 2.2; Esd 5.8). El gobierno romano la anexó a la provincia de Siria. Se extendía desde el Mediterráneo hasta el Mar Muerto, y casi 89 km. de norte a sur, desde Jope hasta Gaza. Jesús nació en Judea (Mt 2.1) y fue crucificado allí (Mt 27). Véanse Galilea y Samaria y el Índice de mapas.

JUDÍOS En el AT se les llama así tanto a los miembros del reino de Judá (2 R 16.6; Jer 32.12) como a los conversos al judaísmo (Est 8.17). En el NT designa a los que profesan la fe judía, sea que vivan en Palestina o en otros lugares (Jn 1.19; 2.6; 2.18; Hch 2.5; 6.1; 9.29); en muchos casos alude solo a los dirigentes del pueblo.

JUECES En el libro de Jueces y en 1 S 1–7 designa a libertadores militares especialmente llamados por Dios. Sus nombres (en orden de aparición en el libro de Jueces) son: Otoniel, Ehud, Samgar, Débora y Barac, Gedeón, Abimelec, Tola, Jair, Jefté, Ibzan, Elón, Abdón y Sansón. En 1 S 1–7, a Elí y a Samuel también se les llama jueces.

JUICIO Acto por el cual Dios y el ser humano procuran la vindicación del inocente y el castigo del culpable. En Israel, Moisés, los ancianos, los jueces y los reyes presidían los juicios entre las partes contendientes (Ex 18.13–26; Dt 1.16–18; 16.18–20; 1 R 7.7). Dios ama la justicia (Sal 33.5; 99.4) y juzga a Israel para vindicar al pueblo de acuerdo con lo establecido en el pacto (Dt 32.36; Is 33.22). Presta especial atención al pobre y al necesitado (Dt 10.18; Sal 76.9; 82.3). Como juez de toda la tierra (Gn 18.25), también ejerce juicio en la historia (Ez 25.11) y juzgará a las naciones al final de los tiempos (Jl 3.9; Dn 7.9–11). En el NT, la idea de un día final de juicio para la humanidad está ligada a la de la Segunda venida de Cristo (Mt 25; Ro 2.16; 3.6; 2 Ti 4.1). Sin embargo, en el Evangelio según San Juan se pone énfasis en la realidad presente del juicio de Dios (3.18; 5.24; 12.48).

JUSTICIA (1) Principio de moralidad que debe guiar al juez cuando emite su veredicto, y a las personas en su relación con los demás (Is 1.17; Jer 22.16). En el AT, la justicia es la ley de Moisés (Dt 16.19; 27.19; a veces administrada por un rey (2 S 15.4–6). (2) Preocupación divina por lo recto que guía a Dios a vindicar al necesitado y perdonar al pecador. Se manifiesta en liberaciones y en la práctica de la misericordia (Is 45.8, 21; 46.13). Pablo desarrolló esta idea en su doctrina de la justificación: el acto de Dios que declara al pecador justo por el sacrificio de Cristo. Véase Justificación.

JUSTIFICACIÓN Doctrina explicada en detalle por Pablo en sus epístolas a los Romanos y a los Gálatas. Allí enseña que la justicia de Dios se revela en el evangelio porque pone al pecador en una correcta relación con Dios. Este actúa así, no porque el pecador merezca esta nueva relación, sino a causa de Cristo, quien con su muerte sacrificial hizo expiación por los pecados. De esta manera, los pecadores que creen el evangelio son perdonados y restaurados a la comunión con Dios por medio de Cristo: unidos a él, participan de su justicia y son aceptados por Dios.

JUSTO Referido a los seres humanos, puede significar un estado de inocencia (Gn 6.9), un actuar conforme a la Ley (Sal 5.12; 11.5; 37.21, 25, 29) y estar en comunión con Dios (Gn 2.15; Ro 1.17). Este último significado lo desarrolla Pablo especialmente en Gálatas y Romanos : por medio de Cristo, Dios considera justos ante él a los pecadores que han creído (Ro 3–8; Gl 3). Este tema se desarrolla también en Is 40–66, donde la justicia de Dios se manifiesta en su acción salvífica en favor de Israel.

LABÁN (= blanco) Sobrino de Abraham y hermano de Rebeca (Gn 24.29). Su historia está entretejida con la de Jacob (Gn 29–31), quien trabajó para él a fin de casarse con sus hijas, Raquel y Lea.

LÁMPARA Véase Candelabro, Lámpara.

LAODICEA Ciudad de la provincia romana de Asia (la actual Turquía occidental). Era un próspero centro comercial. Pablo menciona esta ciudad (Col 2.1; 4.13–16), a cuya iglesia se dirige una de las siete cartas del Apocalipsis (Ap 3.14–22). Véase Índice de mapas.

LAQUIS Ciudad real cananea tomada por Josué (Jos 10.31); reconstruida y fortificada más tarde por Roboam (2 Cr 11.5–12). Situada a 40 km. al sudoeste de Jerusalén, es la moderna Tell ed-Duweir.

LÁZARO Hermano de María y Marta, con quienes vivía en Betania. Jesús lo levantó de entre los muertos (Jn 11).

LEA Hija mayor de Labán y esposa de Jacob. Madre de Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón y Dina (Gn 29.31–35).

LECHE La leche de vaca o de cabra (rara vez de camello) formaba parte de la dieta básica de los israelitas. Canaán era la tierra que «fluía leche y miel» (Dt 26.9, 15; 27.3; 31.20). En la legislación dietética judía se prohíbe cocinar la carne del cabrito en la leche materna (Ex 23.19; 34.26; Dt 14.21).

LEVADURA Sustancia que se mezcla con la masa de harina para hacer que esta fermente antes de meterla en el horno. En la Biblia, la levadura es símbolo de lo que penetra y crece, unas veces con sentido benéfico y otras con efectos dañinos. En el AT se ordena que el pan de la Pascua sea sin levadura, como recuerdo del sufrimiento y la precipitación con que se efectuó la salida de Egipto (Dt 16.3). Considerada la fermentación como una forma de corrupción, las ofrendas con levadura estaban prohibidas (Lv 2.11). Jesús parece emplear la figura con este sentido cuando les dice a sus discípulos que se cuiden de «la levadura de los fariseos y de los saduceos» (Mt 16.6). Lo mismo hace Pablo cuando exhorta a los corintios a limpiarse de «la vieja levadura» (1 Co 5.6–8). Jesús, por otra parte, compara el reino de Dios con la levadura, por la forma irresistible en que esta va penetrando en la masa hasta dejarla completamente fermentada (Mt 13.33).

LEVÍ (= entrelazado) (1) Tercer hijo de Jacob y Lea (Gn 29.34). Tuvo tres hijos: Gersón, Coat y Merari, quienes llegaron a ser cabezas de familia (Gn 46.11). Moisés y Aarón descendían de Coat (Ex 2.1–10). Su padre cambió en bendición una maldición que pesaba sobre él (Gn 34.25–31; 49.5–7; Dt 33.8–11). Véase Levitas. (2) Hijo de Alfeo, apóstol de Jesús (Mc 2.14).

LEVITAS Miembros de la tribu de Leví. En Nm 3.6–10 se establece una diferencia entre los levitas consagrados específicamente para el sacerdocio –Aarón y sus descendientes–y los demás, que desempeñaban más bien el oficio de ayudantes de los sacerdotes, encargándose de los servicios menores en el santuario. Esta distinción aparece más marcada en Ez 44.6–31, debido a la apostasía en que incurrieron muchos levitas. Se cree que, desde la reforma de Josías (2 R 22 y 23), los levitas no sacerdotes habían perdido importancia.

LEY Vocablo utilizado en las Escrituras con diferentes acepciones: (1) código civil judío (Hch 25.8; Jn 8.5); (2) código civil romano (Hch 18.13, 15); (3) ceremonias judías (o lo que se conoce como «ley ceremonial»); (4) una ceremonia específica (Lc 2.27) o las «ordenanzas» en sentido general (Ef 2.15; He 10.1); (5) la «Torá», o sea, los primeros cinco libros de la Biblia; desde tiempos del AT, los judíos usaron el vocablo «ley» con este sentido restringido (Neh 8.8). Lo mismo sucedió en el NT, donde esos libros reciben el nombre de nomos (palabra griega que significa «ley»: Lc 24.44). Desde la época de Moisés se ha considerado –también los escritores del NT–que los Diez Mandamientos son el corazón de esta Ley (Ex 24.12; y Ro 7.7; Stg 2.9–12); (6) los «profetas» (1 Co 14.21, que cita Is 28.11, 12) y los «escritos» (Jn 10.34, que cita el Sal 110.4). Este uso significa que, en tiempos del NT, el término «ley» podía referirse a todo el AT; (7) el AT y las normas que la tradición judía fue agregando a lo largo de los siglos (Mt 23.1–4).

LIBACIÓN Acto de ofrecer a Dios una ofrenda de cereales (Ex 29.38–42; Lv 23.13) y vino, como reconocimiento de que él es proveedor de la comida y de la bebida. El vino se vertía sobre el altar.

LÍBANO (= blanco) Cadena montañosa nevada que recorre a lo largo de 161 km. la costa siria y la región que la circunda (Jos 9.1). Cubierta de una espesa vegetación, entre sus árboles destaca el cedro, de madera valiosísima, que Salomón usó en la construcción del Templo (1 R 5.6–18) y de su palacio (1 R 7.2–7). La nieve, al derretirse, forma los ríos Orontes, Abana, Leontes y Jordán.

LIBERTAD En las Escrituras alude tanto a una condición nacional como personal (Ex 6.6; Jer 34.9). También describe lo que Dios da a los creyentes por medio de Cristo (Gl 5.1): libertad de la culpa del pecado, de la maldición de la Ley, y del juicio; libertad para amar y servir a Dios (Ro 6.18–22; 8.2; Jn 8.32, 36).

LIBRO En la antigüedad, rollo hecho de papiros, piel o pergamino (Jer 36; Ap 5.1, 5; 22.10). Los libros del AT se escribían regularmente en rollos separados, a menos que fueran muy breves (p.e., los doce profetas menores constituían un solo rollo). Muchos de los libros mencionados en el AT se han perdido (Jos 10.13; 1 R 11.41).

LIDIA Primera persona convertida al cristianismo en Europa por la predicación de Pablo. En Filipos creyó al evangelio y dio hospitalidad a Pablo, Silas y Lucas (Hch 16.14–15, 40). Cabeza de su hogar, era una mujer de clase acomodada y probablemente viuda.

LOT (= cubierta) Hijo de Harán y sobrino de Abraham (Gn 11.31; 12.5). Antepasado de los moabitas y de los amonitas (Gn 19.30–38). Jesús lo menciona (Lc 17.28–32), al igual que el autor de 2 P 2.7.

LUCAS Amigo y compañero de Pablo (Col 4.14; 2 Ti 4.11; Flm 24). Médico de profesión (Col 4.14) al que se atribuye el evangelio que lleva su nombre y los Hechos de los Apóstoles (véanse las secciones llamadas «nosotros»: Hch 16.10–17; 20.5–21.18; 27.1–28.16).

LUCAS, EVANGELIO SEGÚN Uno de los cuatro evangelios del NT. Véase la Introducción a dicho libro.

LUGAR DE LA CALAVERA Lugar donde Jesús fue crucificado (Mt 27.33; Mc 15.22; Lc 23.33; Jn 19.17), conocido también como Calvario y Gólgota. Se alza fuera de las murallas de Jerusalén, después de la segunda muralla (Jn 19.7–20; Heb 13.11–12), y parece ser una colina cercana a una vereda (Mc 15.4, 29; Jn 19.41). Véanse Calvario y Gólgota.

LUGARES ALTOS En Canaán, los llamados «lugares altos» eran con frecuencia santuarios dedicados a Baal. Cuando los israelitas entraron a esta tierra se les ordenó destruir todos esos lugares (Dt 12.2), pero ellos constantemente desobedecieron, no solo conservándolos, sino además adorando en ellos (1 S 9.14, 19; 1 R 14.23; 2 R 17.10; 23.13).

LUNA Cuerpo celeste creado por Dios (Gn 1.16; Sal 72.5; 8.3). La luna nueva marcaba el comienzo de un nuevo mes y era día santo (Is 1.13), señalado por un sacrificio especial (Nm 28.11–15; Sal 81.3). Con frecuencia fue objeto de culto idolátrico (Job 31.26; 2 R 23.5; Jer 8.2). Véase Mes.

LUZ De Dios se dice que es luz, por su pureza y santidad eternas (1 Ti 6.16; 1 Jn 1.5). Cristo habla de sí mismo como la luz del mundo (Jn 8.12; 9.5; 12.46) y les dice a sus discípulos que ellos también deben serlo (Mt 5.14–16; 2 Co 4.4–6).

LLUVIA En Palestina suele llover muy poco entre principios de mayo y mediados de octubre. La lluvia llega en otoño (lluvia temprana: Jer 5.24; Os 6.3) y en primavera (lluvia tardía: Jer 3.3; Dt 11.14). No recibir la lluvia tardía era considerado un castigo de Dios (Dt 28.23–24; 1 R 17.1–16; 18.18). La abundancia de lluvias significaba bendiciones (Dt 28.12).

MACEDONIA Provincia romana situada en la parte norte de la península balcánica, o sea, al norte de Grecia. Tesalónica, Filipos y Berea eran sus ciudades principales. Pablo predicó en ellas (Hch 16; 20.1; 2 Co 1.16; 8.1–4; 1 Ts 1.7; Flp 4.15). Véase Índice de mapas.

MADIÁN, MADIANITAS Hijo de Abraham (Gn 25.1–6) y sus descendientes. Moradores del desierto o nómadas, se enfrentaron en ocasiones a las tribus israelitas (Nm 22–25; Jue 7.24; Jos 13.21). Séfora, esposa de Moisés, era madianita (Ex 2.21; 3.1). Véase Índice de mapas.

MAGDALA Pueblo situado en la orilla occidental del Mar de Galilea. De allí era María (llamada, por eso, Magdalena).

MAGNIFICAT «Magnificat mea anima» es la línea inicial, en latín, del cántico de María (Lc 1.46–55), similar al cántico de Ana (1 S 2.1–10). Por ello dicho cántico es comúnmente conocido como el «Magnificat.»

MAGOG Hijo de Jafet (Gn 10.2). Nombre usado para referirse a los escitas y a las naciones paganas (Ez 38.2; Ap 20.8). Véase Gog.

MAGOS (1) Practicantes de las artes mágicas. Bajo esta designación podría agruparse a los adivinos, hechiceros, astrólogos y brujos que, en una u otra forma, se mencionan en la Biblia. Sus prácticas estaban rigurosamente prohibidas por la ley mosaica (Dt 18.10, 11. Véase también Hch 19.18, 19; Gl 5.20.) (2) Los llamados «magos» de Mt 2 eran probablemente sabios de los países orientales, en particular de Media, que se dedicaban al estudio de las estrellas. Mateo no dice que fueran tres ni que fueran reyes. La leyenda que incluso da sus nombres se remonta al s. VIII.

MAL Hay una diferencia entre el mal físico (p.e., una calamidad natural, una enfermedad) y el mal moral (p.e., un asesinato). Como soberano del universo, Dios tolera el mal, y a veces usa el mal físico para propósitos buenos (p.e., la experiencia de Job; Ro 8.38–39). Dios no es autor del mal sino que, más bien, al final de los tiempos lo eliminará del universo (Ap 21.1–8). Satanás, el «maligno», está entregado al mal moral, el cual, con frecuencia, se experimenta también como mal físico (Mt 5.37; 6.13; 13.19; 2 Ts 3.3; 1 Jn 2.13–14). El cristiano se halla en lucha contra el poder del mal (Ef 6.10–17).

MALAQUÍAS (= mi mensajero) Profeta que da su nombre al último libro del AT. Profetizó en el s. V a.C.

MALDECIR, MALDICIÓN No es simplemente proferir malas palabras, sino lo contrario de «bendecir». En el plano humano, significa desear el mal a los demás (Nm 23.7; Job 31.30; Ro 12.14; Stg 3.9). Cuando Dios emite una maldición, es para denunciar el pecado (Nm 5.21, 23; Dt 29.19–20) o para castigar (Nm 5.22, 24, 27; Is 24.6). En el pacto existe una relación íntima entre obediencia y bendición, y entre desobediencia y maldición (Dt 11.26–28; Is 1.19–20). Desde este punto de vista, la Ley en sí misma constituye una maldición para aquellos que no la cumplen (Gl 3.10, 13). Véase Bienaventuranza.

MANÁ Alimento proporcionado por Dios a los israelitas durante su peregrinaje por el desierto, entre Egipto y Canaán (Ex 16). Era blanco, dulce y parecido a la semilla de culantro (Ex 16.14, 31). En la península de Sinaí se encuentra un árbol, llamado tamarisco, que produce una especie de goma, comestible, de sabor dulce, y que cae cuando cierto insecto pica su corteza. Los árabes llaman mann a esta sustancia que puede encontrarse por un par de meses al año. En forma poética se le llama al maná «pan del cielo» (Sal 105.40). Jesús enseñó que él es el verdadero pan que descendió del cielo (Jn 6.48–51).

MANAHEM (= consolador) Decimoséptimo rey de Israel (752–742 a.C.; 2 R 15.17–22).

MANASÉS (= el que hace olvidar) (1) Hijo mayor de José, nacido en Egipto (Gn 41.51) y hermano de Efraín. Da su nombre a una tribu de Israel (Nm 26.28–34; Jos 17.1–3; 1 Cr 5.18–23; 7.14–19). (2) Hijo de Ezequías y decimocuarto rey de Judá (686–642 a.C.; 2 R 21.1–18; 2 Cr 33.1–20). Véase José.

MANDAMIENTOS, DIEZ Código moral que encierra la esencia de la ley de Moisés. Se encuentra en Ex 20 y Dt 5. Jesús señaló que esos mandamientos se reducen a dos: amar a Dios y al prójimo (Mt 22.34–40). Véase Ley.

MANO Además de su significado propio, la palabra «mano» se usa en las Escrituras como símbolo de poder («mi mano derecha»: Sal 110.1; Hch 2.34), y de la transmisión de bendiciones o autoridad («imponer las manos»: Gn 48.13–14; Lv 1.4; Mc 6.5; Hch 8.17–19).

MAR MUERTO Lago del interior de Palestina, alimentado por el Jordán. Tiene 76 km. de largo y entre 5 y 14 km. de ancho. Es el lago más bajo del mundo, pues está a 394 m bajo el nivel del mar. Pierde agua solo por evaporación, lo cual hace que sus aguas sean cinco veces más saladas que las del mar. El nombre de «Mar Muerto» está atestiguado a partir del s. II a.C. Anteriormente era llamado Mar Salado (Gn 14.3), Mar Oriental (Ez 47.18) y Mar del Arabá (Dt 4.49). En una visión, Ezequiel vio un río de agua pura que fluía de Jerusalén para llevar vida a este mar (Ez 47.8–12). Véase Índice de mapas.

MAR ROJO En hebreo se llama «Mar de los Juncos». En tiempos del AT, como ahora, se designa con ese nombre a la zona que comprende el Golfo de Suez, el Golfo de Eilat (o Akaba) y el Mar Rojo propiamente dicho. Hay quienes piensan que el nombre también se aplicaba a los pantanos y lagos situados entre el Golfo de Suez y el Mediterráneo, los cuales desaparecieron en parte al construirse el canal de Suez. Véase Índice de mapas.

MARCOS (JUAN MARCOS) Hijo de María, en cuya casa se reunían los apóstoles (Hch 12.12). Juan es su nombre hebreo; Marcos, el romano (Hch 12.25). Se le ha atribuido el evangelio que lleva su nombre. Acompañó a Pablo y a Bernabé como misionero (Hch 15.37–39; 2 Ti 4.11; Flm 24). Quizá sea el joven que salió huyendo cuando prendieron a Jesús (Mc 14.51).

MARCOS, EVANGELIO SEGÚN Uno de los cuatro evangelios del NT. Véase la Introducción a dicho libro.

MARDOQUEO (1) Líder de los judíos exiliados que regresó a Jerusalén con Zorobabel (Esd 2.2; Neh 7.7). (2) Judío que vivía en Susa, la capital de Persia. Tío de Ester y empleado en el palacio del rey Asuero (Est 2–10). Su nombre está asociado al origen de la fiesta judía de Purim.

MARÍA Nombre de varios personajes femeninos de la Biblia. (1) María, la hermana de Moisés y Aarón (Nm 26.59; 1 Cr 6.3); se aseguró de que la hija del Faraón se hiciera cargo de Moisés (Ex 2.4, 7–8). Más tarde fue profetisa (Ex 15.20–21; Miq 6.4). La sepultaron en Cades (Nm 20.1). (2) María, madre de Jesús (Mt 1.18–25; 2.11; 13.55; Lc 1–2; Jn 2.1–11; 19.25–27; Hch 1.14). (3) María Magdalena, discípula de Jesús, quien le sacó siete demonios (Mc 16.9; Lc 8.2; 24.10; Jn 20.1–18). (4) María de Betania, hermana de Marta y Lázaro (Lc 10.38–42; Jn 11.1). (5) María, esposa de Cleofas (Jn 19.25). (6) María, madre de Juan Marcos (Hch 12.12). (7) María de Roma, miembro de la iglesia de esa ciudad (Ro 16.6).

MARTA Hermana de María y Lázaro (Mt 26.6–13; Lc 10.38–42; Jn 11.1).

MATEO Recaudador de impuestos (Mc 9.9) que llegó a ser apóstol de Jesús (Mt 10.3; Mc 3.18; Lc 6.15; Hch 1.13). Se le atribuye el evangelio que lleva su nombre.

MATEO, EVANGELIO SEGÚN El primero de los cuatro evangelios del NT, según el orden canónico. Véase la Introducción a dicho libro.

MATÍAS (= don de Dios) Sucesor de Judas Iscariote como miembro del grupo de los doce apóstoles (Hch 1.15–26).

MATRIMONIO No hay palabra para soltero en el AT, por lo que pareciera que el estado de matrimonio se consideraba la norma. En la antigedad, según la Biblia, se practicaban la monogamia (un hombre casado con una sola mujer) y la poligamia (un hombre casado con varias mujeres) (Gn 2.18–24; 4.19; 1 S 1.6). Algunas veces un hombre tenía también concubinas (Gn 35.22; 2 S 5.13; 1 R 11.3), cuyos hijos, al igual que ella misma, poseían derechos legales (Gn 25.6). Jesús favoreció la monogamia como la mejor manera de expresar la voluntad de Dios (Mc 10.1–12). Los padres escogían regularmente la pareja, y antes de la boda se realizaba el compromiso formal (Dt 22.15–19). La ley de Moisés permitía el repudio de la mujer por parte de su marido (Dt 24.1–4), pero Jesús señaló cuál era el ideal establecido (Mt 5.32; 19.3–12; Mc 10.2–12; Lc 16.18). En Lv 18 se presenta una lista de las personas que no podían contraer legalmente matrimonio entre ellas.

MATUSALÉN (= hombre de la jabalina) Hijo de Enoc. Murió a la edad de 969 años (Gn 5.22–27); por lo tanto, la persona de más edad de que se habla en las Escrituras. Su longevidad ha llegado a ser proverbial.

MEDIADOR Según el NT, Cristo es el Mediador por excelencia, porque actúa ante Dios en favor de los seres humanos y en nombre de Dios ante estos. Además, como Mediador establece la unidad espiritual y la armonía allí donde hay enemistad (1 Ti 2.5; Heb 8.6; 9.15; 12.24).

MEDIA, MEDOS Antiguo nombre del noroeste del actual Irak, poblado por los medos. En el s. VIII a.C., los israelitas fueron deportados allá (2 R 17.6; 18.11). En el 550 a.C., Media cayó bajo el poder de los persas y, más tarde, aliados los medos y los persas tomaron Babilonia (Is 13.17; Jer 51.11, 28; Dn 5.28; 11.1). Los judíos de Media acudían a Jerusalén para las fiestas (Hch 2.9). Véase Índice de mapas.

MEGIDO Ciudad que constituía el principal paso en la importante ruta de Gaza a Damasco. Fue tomada por los israelitas en la conquista de Canaán. Salomón gobernó sobre ella y la reconstruyó (Jos 12.21; Jue 5.19; 1 R 4.12; 9.15). El rey Josías murió en los llanos de Megido cuando peleaba contra los egipcios (2 R 23.29–30). En el NT, el término «Armagedón» (o colina de Megido) es un nombre simbólico para referirse al lugar donde habrá una gran batalla al final de los tiempos (Ap 16.16).

MELQUISEDEC (= rey de justicia) Misterioso rey y sacerdote a quien conoció Abraham (Gn 14.18). El salmista celebra su sacerdocio (Sal 110.4) y en el NT se dice que su imagen prefigura a Cristo como sumo sacerdote (Heb 5.6–11; 6.20–7.28).

MERARI Tercer hijo de Leví, fundador de una de las importantes familias levitas (Nm 3.33–39; 4.42–45).

MES Virtualmente, sinónimo de luna, puesto que los meses se fijaban por la aparición de la luna nueva (Ex 19.1). Esto significa que debía hacerse un ajuste cada dos o tres años para hacer coincidir el año lunar con el año solar. Véanse Calendario y Luna.

MESAC Nombre dado a Misael, compañero de Daniel, de Sadrac y de Abed-nego en Babilonia (Dn 1.7; 2.49; 3.12).

MESÍAS Palabra hebrea que significa «ungido». Se da este título al Salvador prometido por Dios a su pueblo, cuya llegada predijeron los profetas del AT. Los judíos pensaban que el Mesías sería un caudillo político o un rey justo y victorioso de la dinastía de David, alguien que vendría a liberar a Israel de sus opresores extranjeros, derrotaría a todos sus enemigos y establecería un imperio universal con la capital en Jerusalén. Al aceptar para sí el título y la misión de Mesías, Jesús corrigió, con sus actos y con sus enseñanzas, este concepto estrecho y nacionalista, y le dio al reino que venía a establecer un significado mucho más profundo; este traería consigo la transformación total de los seres humanos. Véase Cristo.

MICAÍAS Véase Miqueas.

MICAL Hija menor de Saúl y esposa de David (1 S 14.49; 18.20; 19.11–17). No comprendió algunas de las acciones de David, por lo que se burlaba de él (2 S 6.12). Como castigo, Dios la hizo estéril.

MIEL En Palestina, la miel natural se encontraba en estado silvestre (Dt 32.13; 1 S 14.25–26; Sal 81.16; Pr 24.13). Para describir la gran fertilidad de Canaán, se la llama una tierra que «fluye leche y miel» (Dt 6.3; 11.9, ; 26.9, 15). Juan el Bautista se alimentó de miel en el desierto (Mt 3.4).

MIGUEL (otra forma de Miqueas; Micaías) ángel patrono y guardián del pueblo de Israel (Dn 10.13, 21; 12.1); además, arcángel que peleó contra el diablo (Jud 9; Ap 12.7).

MILAGROS Hechos sobrenaturales realizados por el poder de Dios. Para referirse a ellos, la Biblia usa términos tales como «señales», «maravillas», «prodigios». Los milagros de que hablan las Escrituras deben interpretarse como parte del plan de Dios para la redención de la humanidad. Así, las plagas de Egipto, la liberación del pueblo de la esclavitud, la entrega de la Ley en el Sinaí, la entrada a Canaán y muchos otros acontecimientos del AT se equiparan con otros del NT (Mt 8.1–12; 9.1–8; 23–25; 35–36; Mc 9.14–29; Lc 9.37–43; Jn 11.1–44). Los milagros realizados por Jesús no solo buscaban remediar deficiencias físicas de las personas, e incluso darles la vida, sino que tuvieron también un alcance mucho más amplio, como el milagro de la multiplicación de los panes y los peces (Mt 14.13–21) o el de la sujeción de las fuerzas de la naturaleza (Mc 4.35; 6.32). Aun Satanás y sus fuerzas malignas estuvieron sometidos al poder de Jesús (Mt 12.22–36). Tanto profetas del AT como apóstoles y evangelistas del NT realizaron milagros por el poder de Dios (Ex 15.22–26; 17.1–7; 1 R 17.17–24; 2 R 4.1–7; Hch 3.1–10; 9.36–42; 19.11–12).

MILAGROS DE JESÚS Véase Milagros en la Concordancia temática.

MIQUEAS (= ¿Quién como Jehová? Forma corta de Micaías) Nombre de siete personajes del AT. (1) Efraimita que actuó indignamente (Jue 17–18). (2) Rubenita (1 Cr 5.5). (3) Nieto de Jonatán (1 Cr 8.34; 9.40). (4) Levita (1 Cr 23.20). (5) Padre de Abdón (2 R 22.12; 2 Cr 34.20). (6) Profeta de Jehová en el reino de Acab (1 R 22.8–28; 2 Cr 18.3–27), conocido como Micaías hijo de Imla. (7) Profeta cuyo mensaje está en el libro que lleva su nombre. Vivió cerca del 720 a.C. (Jer 26.18; Miq 1.2).

MISAEL Véase Mesac.

MISERICORDIA Amor y compasión que Dios muestra hacia el pecador (Ex 33.19; Ro 9.15; Ef 2.4; 1 P 1.3). Los seres humanos imploran misericordia de Dios (Sal 28.2, 6; 57.1; 143.1; Lc 18.38–39); y también deben imitar la misericordia divina (Mt 5.7).

MIZPA (= atalaya) Nombre de varios lugares. De estos, el más importante es un pueblo de Benjamín (Jos 18.26) donde Samuel se reunió con los israelitas para orar (1 S 7.5) y donde Saúl fue presentado como el primer rey de Israel (1 S 10.17–24). Mucho más tarde, tras la destrucción de Jerusalén en el 587 a.C., Gedalías, el gobernador, fue instalado en Mizpa, que estaba a pocos km. fuera de la ciudad.

MOAB (1) Hijo de Lot (Gn 19.37). (2) Tierra al oriente del Mar Muerto (Nm 22.1; Jos 13.32) en la cual habitaban los moabitas. Estos vivieron en constante fricción y guerra con los israelitas (2 S 8.2, 12; 2 R 13.20). Los profetas denunciaron frecuentemente a Moab (Is 15–16); Am 2.1–3). Desde el s. VI a.C., los moabitas dejaron de existir como nación.

MOBILIARIO Tanto en el Tabernáculo como en el Templo, los objetos principales eran el altar mayor y la fuente de bronce; además, la mesa del pan de la proposición, el candelabro y el altar del incienso, en el Lugar santo; y en el Lugar santísimo, el Arca del pacto (Ex 25–40).

MOISÉS (= salvado de las aguas) Profeta del Señor y gran líder por medio del cual se dio la Ley a los hebreos mientras peregrinaban desde Egipto a Canaán (Ex 20.1–17; Dt 5.1–21). Nacido levita, llegó a ser, por adopción, hijo de una princesa egipcia que lo educó, en tanto su propia gente vivía bajo la esclavitud (Ex 2.1–10; Hch 7.22). Huyó a Madián, donde recibió el llamado de Dios para guiar a las tribus de Israel a la libertad (Ex 2.11). Regresó a Egipto y, asistido por su hermano Aarón, negoció con el Faraón hasta que finalmente sacó a su pueblo de Egipto y lo guió hacia la península del Sinaí (Ex 4.27). En el monte Sinaí Dios estableció un pacto con su pueblo y le dio la Ley (Ex 19). Durante cuarenta años, Moisés guió a las tribus, pero no entró a la tierra prometida (Dt 32–33). Josué fue escogido como su sucesor. Véanse Aarón y María (1).

MOLOC (= rey) Nombre derivado de una raíz semítica que significa «reinar»; en hebreo, meµlej. Dios originario de Mesopotamia. Los israelitas lo llamaban Molej, para que la palabra sonara como boset , que significa «oprobio» o «vergüenza». Entre los ritos de su culto, el más cruel era sin duda el del sacrificio de niños lanzados al fuego. Los israelitas llegaron a realizar esta clase de sacrificios en el valle de Hinom, situado al sur de Jerusalén. En 1 R 11.5, 7 se identifica a Moloc con Milcom, Dios de los amonitas (véase también 1 R 11.5, 33). Véanse Amón y Amonitas.

MONTE DE LOS OLIVOS Una de las altas colinas situadas al este de Jerusalén (Zac 14.4). En comparación con las tierras áridas que rodean a Jerusalén, el Monte de los Olivos es un buen terreno para el cultivo de los árboles que le dan nombre. Probablemente haya estado bien poblado de árboles en tiempos de Jesús, quien solía frecuentar el lugar (Lc 19.29–39; Jn 8.1; Hch 1.12).

MUERTE Tanto en el AT como en el NT, la muerte se asocia con la existencia pecaminosa, de la que constituye su efecto más extremo (Ro 5.12), por lo cual no se considera simple resultado de la condición biológica. En este último sentido, representa el regreso al polvo de la tierra del cual fue creado el ser humano (Gn 3.19). Las Escrituras enseñan que Jesucristo murió para destruir el poder de la muerte (Heb 2.9, 14; Ap 1.8), para reconciliar a los pecadores con Dios (Ro 5.10) y garantizar para ellos la resurrección del cuerpo (1 Co 15). Por eso, los seres humanos deben creer en el Señor para obtener la vida eterna (Jn 3.16–18; Ap 2.11; 20.6).

MUNDO En sentido propio, el universo creado por Dios y el conjunto de los seres humanos (Gn 11.9; Hch 17.24). En el NT también se usa la palabra para referirse a la humanidad en su estado de rebelión contra el Creador, dominada por las fuerzas del mal y por el orgullo (Ro 3.19; 1 Co 1.20; Ef 2.2; 1 P 2.11; 1 Jn 2.15–17; 4.1–17; 5.4–19). Cristo vino a este mundo de pecado como el Salvador (Jn 3.16; 1 Jn 4.14). El Espíritu Santo es quien convence al mundo de pecado (Jn 16.8). Los creyentes en Cristo tienen que estar en el mundo, pero no ser del mundo (Gl 6.14; 1 Jn 2.15). Al final de los tiempos, este mundo será renovado por completo (Ap 11.15).

MÚSICA La música desempeñaba un papel muy importante en la vida, el culto y la celebración de la comunidad israelita. En el Templo había coros de cantores (2 Cr 5.13; Esd 2.41, 65) y se usaba una variedad de instrumentos musicales tanto para los actos del culto como para otras actividades. Los instrumentos eran: de cuerda, como el arpa, la lira de diez cuerdas y la lira ordinaria (1 S 10.5; 16.23); de viento, como diferentes tipos de cuernos y trompetas (Gn 4.21; 1 R 1.40; Sal 150.4); y de percusión, como címbalos, campanas y panderos (2 S 6.5; 1 Cr 15.16, 19). Véase Salmos.

NAAMÁN (= placentero) (1) Nieto de Benjamín (Gn 46.21) y cabeza del clan naamita (Nm 26.40). (2) Comandante militar del ejército sirio, en el reino de Ben-adad. Tenía lepra y fue curado por Eliseo (2 R 5).

NABAL (= necio) Rico pastor de ovejas que insultó al rey David (1 S 25). Véase Abigail.

NABOT Israelita que poseía una viña cerca del palacio de Acab en Jezreel. Falsamente acusado por la esposa de este, Jezabel, murió apedreado (1 R 21).

NABUCODONOSOR Rey de Babilonia (605–562 a.C.). Intervino en los asuntos del reino de Judá, destruyó la ciudad de Jerusalén y transportó a muchos judíos cautivos a Babilonia (2 R 24–25; 2 Cr 36; Jer 21.2; 52.4–30; Ez 26.7–14; 29.17–21; Dn 1–4).

NABUZARADÁN General del ejército de Nabucodonosor durante la invasión de Jerusalén (2 R 25.8–20; Jer 52.12). Jeremías fue puesto bajo su cuidado (Jer 39.11–14).

NACIONES Véase Gentiles.

NADAB Nombre de varios personajes del AT. Los más importantes fueron: (1) el primogénito de Aarón (Nm 3.2; 26.60), quien acompañó a su padre y a Moisés al Monte Sinaí, donde vieron la gloria de Dios (Ex 24.1–15). Sacerdote, transgredió la ley de Dios y murió devorado por el fuego (Lv 10.1–7; Nm 3.4; 26.61). (2) Segundo rey de Israel (909–908 a.C.; 1 R 14.20–15.28).

NAHÚM (= consolación) Profeta del AT. De su vida personal no se sabe nada, excepto que profetizó contra Nínive cerca del 640 a.C. Su mensaje, contenido en el libro que lleva su nombre, esta escrito en poesía.

NATÁN (= Dios ha dado) Nombre de varios personajes del AT. El más importante fue el profeta que reprendió al rey David (2 S 7; 12; 1 R 1).

NATANAEL (= regalo de Dios) Uno de los doce apóstoles, natural de Caná de Galilea (Jn 1.45–51; 21.2). Posiblemente sea el mismo a quien se llama Bartolomé (Mt 10.3; Mc 3.18).

NATURALEZA Según el apóstol Pablo, en su condición actual la naturaleza está asociada con lo pecaminoso (Ro 7.5; 8.3, 4, 5, 8, 9; Gl 5.13, 16, 17, 19). A causa del pecado, los seres humanos han perdido, en su estado natural, la comunión con Dios. Por eso necesitan una nueva naturaleza, o sea, «nacer de nuevo» (Jn 3.3; Ef 4.23; Col 2.9–12).

NAZAREO Procede, probablemente, del hebreo nazir , que significa «separado», «consagrado». El voto de nazareo podía hacerse por tiempo limitado, pero había personas consagradas a Dios como nazareos desde su nacimiento. Véase la nota a Nm 6.2.

NAZARET Pueblo de Galilea donde Jesús creció junto a María y José (Lc 2.39; 4.16a); allí trabajó como carpintero. Al inicio de su ministerio público en Nazaret, Jesús fue rechazado por su pueblo, después de haberse dirigido a ellos en la sinagoga (Lc 4.16, 28–31). Véase Índice de mapas.

NEFTALÍ (= luchador) Hijo de Jacob y Bilha (Gn 30.5–8) y padre de la tribu que lleva el mismo nombre (Dt 33.23). La tribu fue deportada a Asiria, en el 734 a.C. (2 R 15.29), desde su territorio al oeste del alto Jordán.

NEGUEV (= seco) área desértica de Judea, entre el Mar Muerto y el Mediterráneo (Gn 12.9; 13.1; Jue 1.9, 15, 16; 1 S 30.14).

NEHEMÍAS (= Jehová ha consolado) Judío exiliado, copero del rey Artajerjes I (465–424 a.C.), quien lo hizo gobernador de Judea en el 445 a.C. (Neh 2.1). Antes de regresar a Persia, supervisó la reconstrucción de la muralla de Jerusalén y el compromiso del pueblo con la ley de Moisés (Neh 5.14). Sus memorias personales ocupan gran parte del libro de Nehemías. Véase también Esdras.

NICODEMO Fariseo y miembro del Sanedrín. Visitó a Jesús de noche (Jn 3.1–21), abogó ante las autoridades para que se tratara justamente al Señor (Jn 7.50–52) y proveyó especias para ungir el cuerpo de Jesús (Jn 19.40).

NÍNIVE Ciudad principal y última capital de Asiria. Cayó en el 612 a.C. y nunca la reconstruyeron. Jonás fue enviado a profetizar allá (Jon 1.2; 3.2). Nahúm y Sofonías predijeron su ruina (Nah 1.1; 2.1; 3.7; Sof 2.13). Cristo la puso como ejemplo de conversión (Lc 11.32). Véase Índice de mapas.

NOÉ último de los diez patriarcas que vivieron antes del diluvio. Hombre justo y ejemplar (Gn 6.9–13). Dios lo eligió para guiar a quienes habrían de sobrevivir en el diluvio (Gn 6–8), y después hizo un pacto con él (Gn 9.1–17). Padre de tres hijos: Sem, Cam y Jafet (Gn 9.18). El NT se refiere varias veces a Noé (Mt 24.37–39; Heb 11.7; 1 P 3.20; 2 P 2.5).

NOEMÍ (= mi deleite) Suegra de Rut, a quien llevó consigo al regresar a Israel desde Moab. Véase Rut.

NOMBRE En la Biblia, cuando se da «nombre» a una persona, significa mucho más que dotarla de un nombre propio. El «nombre» equivale a la persona misma. No tener nombre es no existir o ser algo insignificante y despreciable. Dar nombre a algo es reconocer su existencia real. Pedir que alguien diga su nombre no es solo pedirle que lo pronuncie, sino que manifieste su naturaleza, que se identifique (Gn 32.29; Ex 3.13, 14). Bendecir el nombre de Dios no es bendecir la palabra con que se nombra, sino a Dios mismo. Invocar el nombre de Dios es invocar a Dios, y no solo pronunciar su nombre. Cuando se dice que Dios escogió a Jerusalén para que en ella residiera su «nombre», quiere decirse que la escogió como su residencia personal. Cuando Cristo dice que algo se haga en su «nombre», significa que debe hacerse identificándose con él, haciéndolo en su espíritu, como si fuera él mismo. En ningún caso se trata de pronunciar el nombre divino como palabra mágica.

NOVIA En el uso bíblico, la novia es imagen que describe la relación de Israel con Dios (Jer 2.2) y de la iglesia con Cristo (Ap 21.2, 9).

NUBE, COLUMNA DE Nube luminosa, símbolo de la presencia y gloria de Dios, la cual guiaba a los israelitas en el desierto (Ex 13.21–22). Reposaba de día sobre el Tabernáculo y de noche se convertía en fuego (Ex 29.42–43; 33.9–10; 40.34–38). En el NT se asocia con la transfiguración (Mt 17.5), con la ascensión (Hch 1.9) y con la Segunda venida de Cristo (Ap 1.7).

NUNC DIMITTIS Traducción latina de las palabras con las que se inicia la oración dicha por Simeón («Señor, ahora despides...») cuando tomó al niño Jesús en sus brazos (Lc 2.29–32). Estas palabras son, a su vez, el título con el que se conoce esta oración.

OBEDECER, OBEDIENCIA Hacer lo ordenado. Por cuanto Dios es el Señor que se reveló a sí mismo como Creador, Redentor y Juez, sus criaturas deben hacer lo que él ordena (Ex 19.5; Lv 18.4; Dt 4.1–2). Puesto que Jesús es Señor, también hay que obedecerlo como a Dios (Jn 14.15, 23, 24). A los padres y a los gobernantes se les debe obedecer (Ex 20.12; Dt 21.18–21; Ef 6.1; Col 3.20).

OBISPOS (Del griego episkopos, que significa «supervisor» o «superintendente» .) En la época apostólica, se llamó así al encargado de una comunidad cristiana (congregación o iglesia local); al parecer, la función equivalía a la de «anciano» (véase Anciano). En tiempos posteriores, el obispo asumió la supervisión del conjunto de iglesias de una determinada región.

OBRAS (1) Acciones de Dios en favor de Israel (Dt 3.24; Sal 46.8; 64.9). (2) Acciones de Jesús en su calidad de Mesías (Mt 11.2–5; Jn 5.26; 9.3–4; 10.37–38). (3) Conducta de los creyentes motivada por su amor a Dios (Ef 2.10). (4) Conducta de los que buscan ganar el favor de Dios por sus esfuerzos (Ro 3–4; 11.6; Ef 2.9).

OCOZÍAS (= Jehová ha asido) (1) Hijo y sucesor de Acab, rey de Israel. Reinó dos años y fue condenado por Elías por adorar a los dioses paganos de Ecrón (1 R 22.51–52; 2 R 1.1–18). (2) Hijo menor de Joram y rey de Judá; en su breve reinado actuó mal (2 Cr 22.3). Asesinado por Jehú (2 R 9.16–28).

OFRENDA A JEHOVÁ La expresión «ofrenda quemada a Jehová» (que aparece con frecuencia en Éxodo [29.18, 25, 41], Levítico [8.21, 28] y Números [15.10, 13]), se refiere a los holocaustos ofrecidos a Dios. Véase Holocausto.

OFRENDA DE COMUNIÓN Se conocía también como ofrenda de paz (Lv 7.11; Nm 7.17). Era un sacrificio que primero se ofrecía al Señor y luego se distribuía entre el ofrendante y su familia y allegados. Como comida del pacto simbolizaba la unión entre Dios y su pueblo. Véanse Holocausto y Ofrenda de granos.

OFRENDA DE GRANOS Sacrificio de harina, pan horneado o simples granos (cebada, trigo), con aceite, incienso y sal (Lv 2.1–16), acompañados de vino (Lv 23.13). No se debía usar levadura ni miel (Lv 2.11). Se quemaba una porción como ofrenda a Dios y el resto se daba al sacerdote en el Templo. Cuando los ofrendantes eran gente pobre, la ofrenda de granos podía reemplazar al holocausto de expiación (Lv 5.11).

OFRENDA EXPIATORIA Ofrenda especial por diversos pecados que, por lo general, ofendían al prójimo (Lv 5.14–6.7). En estos casos debía ofrecerse como sacrificio un carnero sin defecto, además de una especie de restitución para la persona agraviada, a la cual se añadía una quinta parte de lo defraudado o perdido.

OFRENDA MECIDA En algunos sacrificios, una parte del animal o del cereal que se ofrecía debía mecerse delante de Dios, y después de ese rito se entregaba al sacerdote (Lv 7.30; 8.29; 9.21; 10.15; 14.12). Véase Ex 29.24n.

OFRENDA VOLUNTARIA Ofrenda personal de gratitud, de carácter voluntartio, diferente a los otros sacrificios ofrecidos en el Templo (Lv 7.16; 22.18–23; Dt 12.6, 17; Am 4.5).

OFRENDAS Animal o cosa que se ofrece a Dios en el culto (aunque, de hecho, todo le pertenece a él). En el AT las ofrendas eran de dos tipos: de animales (holocaustos, expiaciones, ofrendas de paz) y de granos, cereales, frutas y diezmos. (Véase Sacrificios.) Según el NT, al ofrecerse él mismo a Dios, nuestro Señor Jesucristo cumple con todo el sistema de ofrendas del AT y presenta la ofrenda y el sacrificio definitivos (Heb 7.27; 9.14). En unión con él, también los creyentes deben ofrecerse a sí mismos en sacrificio vivo ante Dios (Ro 12.1; 15.16; Flp 2.17; 4.18; 1 P 2.5).

OMRI Nombre de varios personajes del AT. El principal de ellos fue el sexto rey de Israel (880–874 a.C.; 1 R 16.22–28), fundador de una dinastía de siete reyes.

ONÉSIMO (= útil) Esclavo fugitivo que se convirtió a Cristo por el ministerio de Pablo. El apóstol lo envió de regreso a su amo, Filemón, con una conmovedora carta. Véase Filemón.

ORACIÓN Acción por la cual el ser humano se pone en comunión con Dios. La oración incluye hablar con Dios, rendirle adoración y presentarle peticiones, así como confesarle los pecados e interceder por otros. En el AT se invita a pedir en el nombre del Señor (Gn 15.2; 18.23), a interceder por Israel (Ex 32.11–13; 33.12–16; Dt 9.18–21), a buscar el rostro del Señor (Sal 100.2; 63.1) y a confesar las faltas y pecados personales y nacionales (Esd 9.6–15). En el NT se muestra que Jesús fue un hombre de oración (Lc 5.15; 6.12; 9.28; Jn 12.20–28; 17.1) y que la oración debe ser la norma de sus discípulos (Mt 6.9). Las epístolas de Pablo contienen oraciones (Ro 1.8–10; Ef 1.15–19) y exhortaciones a orar en el Espíritu (1 Co 14.14–16; Ef 6.18). La oración es esencial en la vida de todo creyente (1 Ts 5.17).

ORÁCULO Palabra pronunciada por un profeta como palabra de Dios para los seres humanos (Nm 23.7; Is 13.1; 15.1; 17.1). Así como hay profetas falsos, también hay oráculos falsos. Véase Profecía.

OSEAS (= Jehová salva) (1) Profeta del reino del norte, Israel; nació durante el reinado de Jeroboam II (786–746 a.C.) y profetizó en el reino del Sur, Judá (Os. 1.1), durante los reinados de Uzías (783–743 a.C.), Jotam (742–735 a.C.), Acaz (735–715 a.C.) y Ezequías (715–686 a.C.). Su propio matrimonio con Gomer, quien le fue infiel, constituye la prueba de su fidelidad a Dios (Os 1–3). (2) Vigésimo y último rey de Israel (732–723 a.C.; 2 R 17.1–41). Los asirios invadieron su reino.

OTONIEL Dirigente carismático y primer juez de las tribus de Israel (Jue 3.7–11).

OVEJA Este es el animal más mencionado en la Biblia (Gn 29; Ex 22.1; Sal 23). Los judíos lo criaban más por su leche que por su carne (la cual estaba disponible solo cuando se sacrificaba al animal de acuerdo con la Ley: Lv 1.10–13; 3.6–11). Su piel se usaba para confeccionar ropa (Ex 25.5). Jesús usó la imagen de la relación entre el pastor y las ovejas para referirse a su relación tanto con los que andaban perdidos (Lc 15.1–7) como con sus propios discípulos (Jn 10.1–21).

PABLO (= pequeño) Apóstol a los gentiles. Saulo (= pedido de Dios), de acuerdo con su nombre hebreo, y Pablo, según el griego y romano. Especialmente con este último nombre se le conoce en el NT (Hch 13.9). Nacido en Tarso de Cilicia y judío de la Dispersión, llegó a ser un fariseo celoso, bien preparado y oponente acérrimo del cristianismo (Hch 7.58–8.3; Flp 3.4–6). En su viaje a Damasco para apresar a los cristianos, tuvo una visión de Jesús resucitado y se convirtió a la nueva fe (Hch 9). Desde entonces fue apóstol de Cristo a los no judíos del mundo mediterráneo. Su labor misionera se narra en Hch 13–28, y sus enseñanzas se encuentran en las epístolas escritas por él que forman parte del NT.

PACTO Acuerdo o convenio que regula determinadas relaciones entre dos partes. Todo pacto incluye obligaciones y promesas. En la Biblia, el pacto es el convenio o alianza que Dios, por su propia iniciativa, ha hecho con su pueblo. En el AT se habla de un primer pacto hecho con Noé después del diluvio (Gn 9.9), del pacto hecho con Abraham (Gn 17.1–8) y refrendado con Isaac y Jacob. Finalmente, del pacto hecho con todo el pueblo israelita en el Sinaí (Ex 19–5) y ratificado en Moab (Dt 29.1). Las condiciones principales de este pacto estaban escritas en las tablas de la Ley, que quedaron guardadas en el «Arca del pacto». (Véase Arca del pacto .) El profeta Jeremías anunció un nuevo pacto (Jer 31.31). En el NT se habla del nuevo pacto que Dios ha hecho con los que tienen fe en Jesucristo, quien lo selló con su sangre (Mt 26.28; Lc 22.20; 1 Co 11.25). La palabra «testamento» traduce la palabra que también significa «pacto». «Nuevo Testamento» quiere decir, por tanto, «Nuevo pacto», y «Antiguo Testamento», «Antiguo pacto». La idea de pacto viene a ser, por ello, la clave de la historia de la salvación.

PADRE Título que se le da a Dios para describir su relación con Israel, porque su amor por este pueblo es comparable con el amor de un padre por su hijo, y aun lo supera (Ex 4.22; Dt 1.31; 8.5; Os 11.1). Jesús retomó este concepto y le dio un significado aún más profundo. Dijo que Dios era su Padre y también el Padre de sus discípulos («mi Padre» y «vuestro Padre»: Jn 20.17). De hecho, enseñó a sus discípulos a orar diciendo: «Padre nuestro...» (Mt 6.9) y él mismo se dirigía en oración a Dios de esa manera («Padre...»: Jn 17.1). Pablo enseña que quienes creen en Jesús como Señor son adoptados en la familia de Dios y pueden llamar a Dios «Padre» (Ro 8.15). Véanse Abba e Hijo.

PADRENUESTRO Expresión usada por los cristianos para referirse al modelo de oración dado por Jesús a sus discípulos (Mt 6.9–13; Lc 11.1–4).

PALABRA DE DIOS En tiempos del AT, la palabra hablada por los profetas tenía una calidad dinámica particular (Is 55.10–11; Sal 119.89). La palabra de Dios es la fuente del orden creado (Gn 1.3), el origen del llamado al servicio (Is 6) y el contenido del mensaje profético (1 R 18.1; Jer 1.2–13; Ez 6.1). Aun cuando se escribe, su poder no se altera (1 P 1.25). En el NT, la Palabra es, en primer lugar, Jesús mismo, el Verbo (= Palabra) hecho carne (Jn 1.1), quien también habla la palabra del Padre (Jn 17.14, 17). La palabra es, además, el evangelio del reino de Dios (Lc 5.1; Hch 4.31; 2 Co 2.17): La palabra de Dios y el Espíritu de Dios actúan conjuntamente (Heb 4.12).

PALESTINA (= de Filistea, la tierra de los filisteos) Territorio que abarca el área comprendida desde Dan hasta Berseba y del Líbano al desierto de Sinaí. Formaba parte del reino de David y Salomón. Véase Índice de mapas.

PALOMA Ave considerada limpia y, por tanto, aceptable como comida y para el sacrificio (Lv 12.6, 8; 14.22; Lc 2.24). Fue escogida por Noé para comprobar si las aguas del diluvio se habían retirado de sobre la faz de la tierra (Gn 8.8). Aparece como símbolo del Espíritu Santo (cuando este desciende sobre Jesús en el bautismo: Mt 3.16) y de la virtud de la inocencia (Mt 10.16).

PAN Principal alimento de los israelitas, hecho de harina de cebada (o de trigo) y levadura (Lv 23.17) sobre una cazuela de barro o en un horno (Os 7.4). Nunca se cortaba, sino que se partía con la mano. La palabra también designaba la comida en general y las cosas materiales de la vida (Dt 8.3; Mt 4.4). En diversas circunstancias, y especialmente en casos de urgencia, se hacía pan sin levadura, el cual se preparaba rápidamente y era más duradero (Gn 19.3; Rt 2.14). Por esa misma razón, el pan ácimo de la Pascua recuerda la precipitada salida de Egipto (Ex 12). Jesús dijo de sí mismo: «Yo soy el pan de vida» (Jn 6.35).

PANES SIN LEVADURA, FIESTA DE LOS Fiesta que comenzaba el día siguiente de la Pascua y terminaba siete días después (Lv 23.5–8). Se comía pan hecho sin levadura para recordar que el pueblo, dirigido por Moisés, salió precipitadamente de Egipto.

PARÁBOLA Relato breve, generalmente de carácter verosímil, narrado para darle fuerza a la enseñanza que se quería impartir. En el AT hay varios relatos de este tipo (p.e., la corderita: 2 S 12.1–14; la viña: Is 5.1–7; la vid: Ez 19.10–14). Jesús enseñó mucho por medio de parábolas, en especial cuando se dirigía a las multitudes y cuando quería instruirlas acerca del reino de Dios (Mt 13; Mc 4). Algunas parábolas son, de hecho, alegorías, pues cada detalle del relato tiene significado (p.e., la del sembrador: Mt 13.18). No sucede así con la mayoría de las parábolas. Véase Parábolas en la Concordancia temática.

PARÁBOLAS DE JESÚS Véase Parábolas en la Concordancia temática.

PARAÍSO Nombre que también se le da al cielo (Lc 23.43; 2 Co 12.4; Ap 2.7).

PASCUA (1) Acto de liberación cuando el ángel del Señor pasó de largo por los hogares israelitas en Egipto y los salvó así de la muerte de los primogénitos (Ex 12.1–13; 21–30). (2) Fiesta anual (relacionada con la de los Panes sin levadura), en la que se celebraba esa liberación (Ex 12.14–20; 43–49; Dt 16; Jos 5.10; 2 Cr 30.1–27). La última Cena que Jesús comió con sus discípulos fue una comida de Pascua (Mc 14.12). (3) Cristo, a quien Pablo llamó «nuestra pascua» (1 Co 5.7).

PASTOR La presencia de pastores y sus rebaños era algo común en Palestina (Gn 46.32, 34; 47.3; Lc 2.8). De ahí que al pueblo de Israel se le compare con frecuencia con las ovejas (Sal 100.3), cuyo pastor es Dios (Gn 49.24; Sal 23.1; 80.1). El dirigente del pueblo es su pastor, y por esa razón los profetas condenan a los pastores infieles (Ez 34; Jer 23.1–4; 25.32–38). El NT presenta a Jesús como el «buen pastor»(Jn 10.11), el «gran pastor» (Heb 13.20) y el «Príncipe de los pastores» (1 P 2.25). Véase Oveja.

PATMOS Isla pequeña, rocosa y volcánica, en la cual estuvo exiliado Juan (Ap 1.9). Allí, por el 95 d.C., escribió el Apocalipsis. La isla está situada a unos 48 km. al sudoeste de la costa de Asia Menor, en el Mar Egeo.

PATRIARCA Padre de familia, clan o tribu. Designa en el NT a Abraham (Heb 7.4), a los hijos de Jacob (Hch 7.8–9) y al rey David (Hch 2.29). Alude por lo general a los dirigentes del pueblo hebreo que precedieron a Moisés (Ro 9.5; 11.28; 15.8).

PAZ Por lo general traduce la palabra hebrea shalom , cuyo sentido en el uso bíblico es tan amplio que en ninguna otra lengua puede expresarse con un solo término. Originalmente, shalom quiere decir «estar completo», «estar sano», «estar bien en todo sentido», «ser próspero y feliz». Shalom es el completo bienestar que, por supuesto, equivale a paz en su más profundo significado: paz con Dios, y, en consecuencia, con uno mismo y con los semejantes. Aun hoy, los judíos se saludan con la palabra ¡ Shalom ! él término griego por el que se traduce Shalom tiene, en el NT, el mismo significado de este. Jesús y sus discípulos, como en general los judíos de su época, hablaban arameo, lengua emparentada con el hebreo. La paz de que se habla en el NT significa muchísimo más que la mera ausencia de contiendas, guerras y conflictos entre las gentes. Tiene un profundo sentido religioso. Depende del estado de las relaciones del ser humano con Dios. En Pablo, sobre todo, es elemento esencial del reinado de Cristo (Ro 5.1; Gl 5.22; Ef 2.14; Col 1.20).

PECADO Desviación moral del ser humano que lo lleva a una conducta ofensiva a los ojos de Dios. El pecado impide la relación con Dios. En el AT hay una serie de palabras que expresan el significado de la palabra pecado: acción deliberada y engañosa, contraria a la voluntad de Dios expresada en la Ley. El pecado se encuentra en individuos, tribus y naciones. Su origen está en la desobediencia de Adán y Eva (Gn 3); los profetas lo denunciaron y condenaron (Jer 9.3; Ez 4.6, 17). Algunos sacrificios establecidos en la Ley (Lv 4.3; Nm 7.16) se ofrecían por la expiación de los pecados. Dios envió a su Hijo al mundo por causa del pecado (Jn 1.29). Jesús, el Hijo de Dios, es el amigo de los pecadores, a quienes vino a salvar (Lc 5.30, 32; 7.34). Él quita el castigo y neutraliza el poder del pecado (Ro 6.2; 1 Jn 3.6, 9; 5.18) por el don de su Espíritu (Ro 8).

PEDRO (= roca) Apóstol, natural de Betsaida (Jn 1.44). Junto con su hermano Andrés ejerció el oficio de pescador en el Mar de Galilea, en las afueras de Capernaúm (Mc 1.21, 29, 30; Lc 5.7). Su nombre era Simón, pero Jesús lo llamó «Cefas» (que significa lo mismo que «Pedro»). Por este último nombre (Mt 16.18; Jn 1.42) se le menciona con frecuencia en los evangelios (Mt 26.37; Mc 5.37; 9.2). Hizo una declaración fundamental: confesó a Jesús como el Cristo, el Hijo del Dios viviente (Mt 16.16). Aunque después negó al Señor (Mc 14.66–72), fue perdonado y restaurado por el Maestro resucitado (Jn 21.1–23). Importante dirigente de la iglesia primitiva (Gl 2.9), Pedro juega un papel significativo en los relatos de Hch 1–12. Dos epístolas del NT llevan su nombre.

PEKA (= alerta) Rey de Israel (737–732 a.C.; 2 R 15.27).

PEKAÍA (= Jehová ha abierto sus ojos) Rey de Israel (742–740 a.C.; 2 R 15.23).

PENTECOSTÉS Fiesta judía llamada también fiesta de la Cosecha (Ex 23.16) y fiesta de las Semanas (Nm 28.26) Este último nombre se debe a que se celebra siete semanas después de la «Pascua» y de la «Fiesta del Pan sin Levadura» (véanse estos nombres). La palabra «pentecostés», de origen griego, significa «quincuagésimo»: la fiesta tenía lugar «cincuenta» días después del ofrecimiento a Dios de la primera gavilla cosechada (Lv 23.9–14). Los escritos rabínicos la llaman la fiesta de los «Cincuenta días».

PERDÓN Acto de remisión del pecado cometido. Es propio de Dios perdonar a quienes se arrepienten (Mt 6.12; Mc 2.7). Jesús tiene el poder y la autoridad de perdonar pecados (Mc 2.10). El perdón de Dios tiene relación con la disposición del pecador para perdonar a quienes han pecado contra él (Mt 6.14–15). Los cristianos deben perdornarse unos a otros, así como Dios en Cristo los perdonó (Col 3.13). Cuando Dios perdona, lo hace por completo (Jer 31.34; Miq 7.19; 1 Jn 1.9). Todos los pecados pueden ser perdonados, excepto la blasfemia contra el Espíritu Santo (Mt 12.31). Véanse Blasfemia y Blasfemia contra el Espíritu Santo.

PERFECCIÓN Calidad de ser íntegro, cabal, estar completo; sin falta ni deficiencia alguna. Hay una perfección que solo Dios posee, la cual va más allá de nuestra comprensión (Dt 32.4; Sal 18.30); también hay otra perfección a la que están llamados los creyentes (Mt 5.48; 2 Co 13.9, 11; Col 1.28). Esta perfección consiste en alcanzar la plena madurez para hacer lo que es bueno, agradable y perfecto (Ro 12.2). Jesús llegó a la perfección a través del sufrimiento (Heb 2.10).

PERSECUCIÓN Acoso y opresión continua que alguien ejerce sobre otro. Jesús previno a sus discípulos para cuando llegara la persecución (Mt 5.11, 44; Lc 21.12). Y la persecución llegó tanto de parte de dirigentes de los judíos (el martirio de Esteban: Hch 6–7) como de los romanos (1 P 2.12; 4.14–17; Ap 12.13). Los primeros rechazaban que Jesús fuera el Mesías, y los segundos decían no tener más rey que el César.

PERSIA, PERSAS Los persas fueron originalmente nómadas indoeuropeos del sur de Rusia. Por el año 1000 a.C. se establecieron en Persia, la actual Irán. En Susa, su capital, vivió Nehemías. El libro de Ester refleja la vida en la corte de esa ciudad. Por el texto bíblico, que registra decretos del rey Ciro (2 Cr 36.22–23; Esd 1.1–4), hemos llegado a conocer las políticas de los persas para con los pueblos conquistados. Persia animaba a las naciones a continuar desarrollando sus propias religiones y culturas. El AT menciona los siguientes reyes persas: Ciro II Magno, también llamado Darío el Medo (559–530 a.C.: 2 Cr 36.22–23; Esd 1.1–4; Dn 1.21); Darío I Magno (522–486 a.C.: Esd 4.5; Neh 12.22; Hag 1.1; Zac 1.1); Artajerjes (465–424 a.C.: Esd 7.1, 21–26; Neh 2.1–8) y Darío II (424–404 a.C.: Neh 12.22). El poderío persa decayó desde el 331 a.C. a causa de las conquistas de Alejandro Magno. Véase la tabla Los persas.

PESCADO, PEZ Uno de los principales recursos alimenticios de Palestina. Sin embargo, la Ley prohibía comer aquellos pescados que no tuvieran aletas ni escamas (Lv 11.9–12). Al menos siete de los apóstoles fueron pescadores (Mt 4.18, 21; Jn 1.44; 21.2). En la iglesia primitiva, el pez se convirtió en símbolo cristiano, pues la palabra griega para pez tiene las mismas letras iniciales de la expresión (también en griego) «Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador».

PIEDRA Aparte de su empleo en edificios, la piedra se utilizaba como arma (1 S 17.50), para pesar (Lv 19.36), como cuchillo (Ex 4.25), como marca en el camino (2 S 20.8), como tablilla para la escritura (2 Co 3.7), para levantar pilares y altares (Gn 28.18; Dt 27.5). Jesús es, en lenguaje figurado, la piedra angular (Mc 12.1–11; Sal 118.22; Hch 4.11; 1 P 2.4). él mismo le cambió el nombre a Simón y le puso «Pedro», que quiere decir «piedra» (Jn 1.42).

PILATO, PONCIO Procurador romano y, como tal, representante gubernamental de la Roma imperial en Palestina (26–36 d.C.). Condenó a Jesús a la muerte (Mt 27.2; Mc 15.1; Lc 23.1; Jn 18.29).

PLAGAS DE EGIPTO Diez plagas asolaron a Egipto con el fin de persuadir al Faraón para que dejara salir a los israelitas. Sorprendentes por su severidad y frecuencia, las plagas se describen en Ex 7–12. El relato muestra cómo Dios las usó para que se cumplieran sus propósitos. Los israelitas, que no sufrieron sus estragos, recordaron frecuentemente esa experiencia (Sal 78.43–51; 105.26–36; 135.8–9; Hch 7.36; 13.17; Heb 11.28). Véase la tabla Milagros del éxodo y de la entrada a Canaán.

PLATA El metal precioso más común en Palestina. Se la menciona con frecuencia en el AT (Gn 13.2; Sal 12.6; 66.10; Cnt 1.11; 3.10; 8.9, 11). Se usaba como dinero y se pesaba en siclos. Véanse Dinero y la Tabla de pesas, medidas y monedas.

POBRE, POBREZA Tanto en el AT como en el NT, el concepto de pobreza se usa con sentidos diversos pero relacionados. Cuando los israelitas entraron a Canaán para adoptar una vida sedentaria, la división entre ricos y pobres se convirtió en un problema constante. La ley de Moisés ordenaba la protección de los derechos del pobre (Ex 22.25–27; 23.11; Lv 19.9–10, 13, 15; 25.6, 25–28; Dt 14.28–29), y los profetas denunciaron el maltrato de que eran objeto los pobres (Is 1.23; 10.1–2; Ez 34; Am 2.6; 5.7). Jehová, dice la Escritura, es el Dios que cuida «del pobre, del huérfano y de la viuda» y los protege (Sal 68.5–6; 146.5–9). Después del exilio en Babilonia, los judíos llamaban «pobre» al humilde y al piadoso (Sal 34.6; 69.32; 113.7; 132.15). Jesús conoció tal práctica (Lc 6.20), pero destacó la importancia de la preocupación por los pobres (Lc 11.41; 12.33; 16.19–31; 18.22; Stg 2.2). El apóstol Pablo afirma que nuestro Señor «por amor... se hizo pobre, siendo rico» (2 Co 8.9). Véase Humildad.

POLVO En la Biblia se usa no solo en su sentido literal (2 S 15.32; 1 R 20.10), sino también figuradamente, con varios significados: multitud (Gn 13.16; Is 29.5), pequeñez (Dt 9.21; 2 R 13.7), pobreza (1 S 2.8), humillación (Gn 18.27; Job 42.6) y muerte (Sal 22.15). Echarse polvo sobre la cabeza era señal de dolor (Job 2.12; Ap 18.19) o de contrición (Jos 7.6). El polvo también expresa el origen terreno del ser humano (Gn 2.7; 1 Co 15.47).

PORCIO FESTO Sucesor de Félix como procurador de Judea y amigo de Herodes Agripa II (Hch 25.13). Ante él, Pablo apeló a la autoridad del emperador (Hch 25.11).

PREDICACIÓN Anuncio público del mensaje de Jesucristo, hecho por Jesús mismo o por sus discípulos (Mc 1.38; Hch 4.20; 1 Co 9.16). La esencia de la proclamación de Jesús fue el reino de Dios (Lc 4.16–21). El mensaje de los apóstoles se centró en el Señor crucificado y resucitado, en quien el reino ha venido (Ro 1.15; 1 Co 1.23; 15.12; 2 Co 1.19; 4.5). A menudo, la predicación del evangelio provoca reacciones adversas y persecución (2 Co 11.23–28).

PRIMICIAS Como reconocimiento de que los frutos de la tierra provenían de Dios, los israelitas llevaban al Templo una porción de los primeros frutos de la cosecha (Ex 23.19; Lv 23.10, 17; Dt 26.1–11). Tras su resurrección, Jesús se convirtió en «primicias» de todos los que han muerto en la fe (1 Co 15.20).

PRIMOGÉNITO Término aplicado tanto al primer hijo varón como a la primera cría de los animales. Debido a que los primogénitos de Israel fueron salvados en Egipto durante la última plaga, todo primogénito, tanto de seres humanos como de animales, pasó a ser consagrado al Señor (Ex 13.2; 34.19). Las bestias se sacrificaban a Dios, pero los niños eran redimidos mediante un pago (Ex 13.13, 15; 34.20; cf Lv 27.6; Lc 2.27). El hijo primogénito tenía privilegios especiales, uno de los cuales consistía en recibir una doble porción de las propiedades de la familia (Dt 21.17). Jesús es el primogénito de la nueva familia humana (Ro 8.29; Col 1.15; Heb 1.6).

PRIMOGENITURA Privilegio que corresponde al hijo mayor de suceder a su padre como cabeza de la familia (Gn 25.31). Recibía, además, con respecto a los demás hijos, una doble porción de la propiedad (Dt 21.17).

PRISCILA y AQUILA Pareja judeo-cristiana expulsada de Roma en el 49 d.C. Hospedaron a Pablo en Corinto (Hch 18.1–3), arriesgaron sus vidas por él (Ro 16.3) y lo acompañaron a Éfeso, donde ayudaron a Apolos a profundizar en la fe (Hch 18.18).

PROFECÍA, PROFETA En las Escrituras, profeta es uno que habla en nombre de otro y, en la mayoría de los casos, uno que habla en nombre de Dios, de quien es portavoz y representante. No obstante, en el uso común actual, profeta es, casi exclusivamente, alguien que predice el futuro». Pero la predicción de las cosas futuras es solo una parte del mensaje del profeta, y no siempre se incluye. En el AT, al profeta se le llamaba nabi , término que puede significar «el que es llamado (por Dios) y tiene el encargo hablarle a otros de parte de Dios». También recibe el nombre de «vidente», o sea, el que ve por revelación divina, a veces en verdaderas visiones o sueños, un mensaje que Dios le transmite y que, a su vez, él debe transmitir a otros. En ese amplio sentido, bien puede decirse que profeta es la persona que ha sido llamada por Dios y a quien Dios le encomienda su mensaje para que lo anuncie a otros.

PROMESA Tanto el pueblo de Israel (AT) como la iglesia (NT) deben aceptar, con fe, las promesas de Dios y aguardar con esperanza su realización (2 P 1.4). Dios prometió a Israel una tierra que «fluye leche y miel» (Ex 3.8) y un rey futuro (el Mesías) de justicia y paz (Is 11). Cristo prometió a la iglesia que regresaría en gloria (Mt 25) y que habría un nuevo universo creado por Dios (2 P 3.13).

PURIM (= suertes) Fiesta judía que se celebra en los días 13 al 15 del duodécimo mes, el de Adar (febrero-marzo). En esa ocasión se leía el libro de Ester para conmemorar la liberación de los judíos, amenazados por el malvado Amán. Su nombre proviene del acto de echar suertes para decidir qué día habrían de matar a los judíos (Est 9.17–32).

PURIFICACIÓN, PURIFICAR, PURO Según la ley de Moisés, la purificación era una ceremonia exigida para limpiar o dejar libre de impureza ritual un objeto, un lugar o a una persona. Las leyes de pureza se consignan sobre todo en Lev 11–16. La impureza ritual se adquiría por comer alimentos prohibidos, por padecer de ciertas enfermedades de la piel, por tocar un cadáver o un sepulcro, por entrar en contacto con sangre, y por otras razones. Tal impureza incapacitaba a la persona para tomar parte en el culto y, por consiguiente, para entrar en comunión con Dios. No se trataba precisamente de impureza moral. Los profetas denunciaron esta última con toda energía, y advirtieron al pueblo que la pureza ritual y externa no tiene valor delante de Dios cuando no va acompañada de la pureza moral, la cual consiste en obedecer los preceptos divinos que exigen una vida limpia, regida por la misericordia, la justicia, el amor a Dios y al prójimo y la fidelidad. Jesús, que respetó en lo esencial los preceptos relativos a la pureza ritual, predicó la absoluta supremacía de la pureza moral, el «corazón limpio», que es lo único que permite «ver» a Dios y entrar en comunión con él. Según el NT, la purificación verdadera, que es obra del Espíritu Santo, se alcanza cuando la persona se vuelve a Dios por la fe en Cristo.

QUERUBINES Seres espirituales que custodiaban el árbol de la vida en el Edén (Gn 3.24); representaciones doradas con alas extendidas que cubrían el propiciatorio en el Arca del Pacto (Ex. 25.18; Heb 9.5). En la visión de Ezequiel (Ez 10), los querubines llevan el carro-trono de Dios. El templo de Salomón estaba decorado con grandes figuras de querubines, labradas en madera de olivo y recubiertas de oro (1 R 6.23–28).

RABI (= mi maestro) Título de honor usado para referirse a los maestros judíos (Mt 23.7) y a Jesús (Jn 1.38, 49; 3.2, 26; 4.31), especialmente por parte de sus discípulos. Raboni es una forma intensiva del mismo término (Mc 10.51; Jn 20.16).

RAHAB (= amplia) (1) Mujer de Jericó que ayudó a las tribus israelitas a capturar la ciudad (Jos 2.1; 6.17). Según Mt 1.5, forma parte del árbol genealógico de Jesús, y se le reconoce como una mujer de fe (Heb 11.31). (2) Monstruo mítico de las profundidades de la tierra (Sal 89.10).

RAMÁ (= altura) Nombre de cinco lugares mencionados en el AT. El que se relaciona con la infancia de Jesús (Mt 2.18; cf. Jer 31.15), probablemente sea Ramá de Benjamín (1 R 15.16–17; Is 10.28–32).

RAQUEL (= oveja madre) Hija menor de Labán y segunda esposa de Jacob. Raquel, madre de José y de Benjamín (Gn 29.31; 30.1–24), fue la favorita de Jacob, con quien marchó a Palestina (Gn 30.25–26; 31.4–55). Murió allí al nacer Benjamín (Gn 35.16–20).

REBECA Hija de Betuel, hermana de Labán, esposa de Isaac y madre de Esaú y de Jacob (Gn 22.20–24; 24.24). (Véanse estos nombres.)

RECOMPENSA Jesús habló de recompensa en los cielos para aquellos que son fieles en sus deberes hacia Dios (Mt 5.12, 46; 6.1, 2, 4–5, 6, 16, 18). Sin embargo, no se explica la naturaleza precisa de esa recompensa. Véase Corona.

RECONCILIAR Hacer que personas enemistadas establezcan entre sí una relación de armonía, paz y justicia. Este término se usa para: (1) señalar lo que los discípulos deben hacer unos por otros (Mt 5.24; Lc 12.58); (2) mostrar lo que Dios mismo ha logrado con la muerte y resurrección de Jesús, estableciendo la comunión de los pecadores con él (Ro 5.10; 2 Co 5.18); y (3) indicar el deber del pecador con respecto a Dios: aceptar el perdón divino y entrar en una correcta relación con él por medio de Jesucristo (2 Co 5.20).

RECORDAR, RECUERDO Un elemento clave de la religión israelita consistía en traer a la memoria nacional la historia de los hechos poderosos de Dios, en particular el Éxodo (Dt 5.15; 8.2) y el contenido de la santa Ley (Ex 20.8; Nm 15.39–40; Sal 119.52), para así servirlo y adorarlo apropiadamente. En el NT Jesús exhorta a sus discípulos a que recuerden sus palabras (Jn 15.20) y su muerte sacrificial (1 Co 11.24–25).

REDIMIR, REDENCIÓN Liberar a alguien del pago de una deuda, aunque se deba pagar un alto costo. Así Dios redime o libera a Israel de la esclavitud en Egipto y lo lleva a la Tierra prometida (Ex 6.6; 15.13; Sal 77.14–15). De igual manera, Dios redime (libera) al pecador de la culpa y del poder del pecado, por medio de la muerte en la cruz y la resurrección de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo (Mc 10.45; Ro 3.24; Ef 1.7; 1 P 1.18–19).

REGOCIJARSE, REGOCIJO Tener gozosa confianza en el Señor (Sal 64.10; Flp 4.4). Es una virtud fundamental en la vida del creyente. Véase Gozo.

REINADO, REY Los «reinos» de la época bíblica, y solo con las excepciones que pueden identificarse fácilmente (Egipto, Asiria, Babilonia, Israel en tiempos de David y Salomón, etc.), la mayoría de las veces equivalían a lo que hoy llamaríamos una provincia, un estado, o un distrito. A veces se trataba solo de una ciudad con sus anexos. Sus «reyes», con las excepciones mencionadas, eran por lo general jefes locales o regionales, con jurisdicción muy limitada, a menudo tributarios y vasallos de algunos de los grandes reinos o imperios de la época, aunque políticamente independientes entre sí.

REINO DE DIOS, REINO DE LOS CIELOS En el AT se habla del futuro reinado del Señor y de un reino mesiánico universal. En el NT, el anuncio del «reino de Dios» (o «reino de los cielos») que «ha llegado» ya, constituye la proclama inicial y el centro del mensaje de Jesús. Es el reino que llega con él y que él viene a establecer; un reino que está presente ya, y en pleno desarrollo, pero cuya consumación tendrá lugar en el futuro. No es un reino temporal sino eterno, y no es nacional, sino universal. No es un reino político, a manera de los reinos humanos, ni tampoco un reino solo moral o espiritual, abstracto, ni enteramente ultraterrestre. El reino de Dios consiste en su soberanía. Dondequiera que se acepta su soberanía y se ajusta la vida a su voluntad, su reino ha empezado. Pero el reino de Dios no viene ni crece por el esfuerzo humano, sino por la gracia y el poder de Dios mismo. El hombre solo puede acatar su soberanía y ofrecerse para ser, en sus manos, colaborador suyo (Co 4.11), y eso solo por la acción de Dios en él. En la oración que el Señor enseñó, las peticiones «Venga tu reino» y «Hágase tu voluntad así en la tierra como en el cielo» poseen el mismo significado.

REMANENTE Véase Resto.

RESTO Núcleo del pueblo israelita que, en cada período, permanecía fiel al Señor (Is 17.3; 10.20–22; 11.11, 16; Sof 2.4–7; Zac 8.1–8; Ro 9.27; 11.5).

RESURRECCIÓN Acción de levantarse de la muerte con un cuerpo físico en el mismo estado previo a la muerte (Jn 11) o con un cuerpo nuevo y transformado, como en el caso de Jesús (Mt 28 y paralelos). En el AT, la creencia en la resurrección de los cuerpos al final de los tiempos está basada en Is 26.19 y Dn 12.2. En el NT, Jesús habló de la resurrección futura (Jn 5.25, 28–29) para todos, así como de su resurrección específica después de tres días (Mc 8.31). La resurrección de Jesús y la futura resurrección para vida eterna, en el reino de los cielos, constituyeron elementos básicos de la enseñanza apostólica (Hch 2.31; 4.2, 33; Flp 3.10–11).

REVELACIÓN, REVELAR Acto por el cual, según la enseñanza tanto del AT como del NT, Dios se manifiesta –en su carácter, voluntad y propósitos– para establecer la posibilidad de una correcta relación con su pueblo y con el ser humano en general (Sal 147.19). En el AT, el medio principal de revelación es la palabra viva dada a Moisés y a los profetas (Is 22.14; Am 3.7; 4.13; Heb 1.1). En el NT, Dios se revela en Jesucristo: en su persona, en sus acciones y en sus palabras (Lc 2.32; 10.22; Jn 1.31; 2.11; Gl 1.16; Heb 1.2). Al final de los tiempos, con la Segunda venida de Jesús en gloria, Dios habrá de revelar más de sí mismo (Is 40.5; 2 Ts 1.7; 1 P 1.5).

REYES DE ISRAEL Después de la muerte de Salomón, los reyes del reino del norte, es decir, de Israel, desde el 931 al 721 a.C., fueron: Jeroboam I, Nadab, Baasa, Ela, Zimri, Tibni, Omri, Acab, Ocozías, Joram, Jehú, Joacaz, Joás, Jeroboam II, Zacarías, Salum, Manahem, Pekaía, Peka y Oseas. (Véanse, en este diccionario, los nombres de cada uno por separado.) Véase también la tabla Reyes de Israel y de Judá.

REYES DE JUDÁ Después de la muerte de Salomón, los reyes del pequeño reino del sur, es decir, de Judá, desde el 931 al 586 a.C., fueron: Roboam, Abiam, Asa, Josafat, Joram, Ocozías, Atalía, Joás, Amazías, Azarías, Jotam, Acaz, Ezequías, Manasés, Amón, Josías, Joacaz, Joacim, Joaquín, y Sedequías. (Véase, cada uno por separado en este diccionario.) Véase la tabla Reyes de Israel y de Judá.

RICO, RIQUEZA Tener una gran fortuna puede ser signo de la bendición de Dios (Sal 112.1–3), pero también de una maldición, si la persona deposita en ella su corazón. Sin embargo, como toda riqueza proviene de Dios, habrá de usarse rectamente (Dt 8.17–18; Os 2.8; Lc 16.11). No es sabio confiar en las riquezas (Sal 52.7; Mc 10.23, 27), porque el amor al dinero es la raíz de todos los males (1 Ti 6.10). También hay riqueza espiritual (Ro 11.33; Ef 1.18; 2.7). El bienestar y la riqueza espirituales deben preferirse a las riquezas materiales (Lc 12.33; 16.11).

ROBOAM (= expansión del pueblo) Hijo de Salomón y Naama. último rey del reino unido de Israel y primer rey del reino del sur, después de la división (1 R 12; 2 Cr 10–12).

ROLLOS (= pergaminos) Forma usual de los libros en los tiempos bíblicos. Estaban hechos de papiro o de piel de animales (Jer 36; Lc 4.17; Ap 1.11).

ROMA, IMPERIO ROMANO Antigua ciudad itálica que llegó a ser la capital del imperio romano. En tiempos de Jesús, el imperio romano había extendido su poder sobre la mayor parte del mundo conocido. Cuando Pompeyo triunfó sobre Jerusalén en el 63 a.C., gran parte de Israel fue incorporado a la provincia romana de Siria. En los años siguientes hubo mucha rivalidad entre los líderes romanos, pero en el 31 a.C. Octaviano emergió como único gobernante del Imperio. En el 27 a.C. tomó el nombre de Augusto. Durante su gobierno nació Jesús (Lc 2.1). Roma introdujo muchos adelantos en el mundo mediterráneo, como excelentes carreteras que facilitaban los viajes y el comercio. El latín y el griego eran las lenguas oficiales del Imperio, lo que ayudó a los primeros cristianos a predicar en todas partes. A pesar de que a las naciones conquistadas se les permitía mantener sus propias costumbres y religión, los judíos odiaban a Roma. En tiempos de Jesús había tropas imperiales estacionadas en Judea, y la esperanza judía de que Dios iba a intervenir para liberarlos se hizo cada vez más fuerte. La resistencia contra el gobierno romano creció entre los años 60 y 70 d.C., pero en esta última fecha las tropas romanas asaltaron Jerusalén y destruyeron el Templo. Véanse Abominación, y la tabla El mundo romano y el mapa El imperio romano.

RUBÉN Hijo mayor de Jacob y de Lea (Gn 29.32). Tenía cuatro hijos cuando descendió con su padre a Egipto (Gn 46.9). La tribu de Rubén tenía ya 46,500 miembros cuando los israelitas salieron de Egipto (Nm 1.21; 2.10). Los rubenitas se establecieron en Galaad (Nm 32) y siglos más tarde fueron hechos cautivos por Tiglat-pileser, de Asiria (1 Cr 5.25–26).

RUT Joven de Moab que acompañó a Noemí, su suegra, cuando esta regresó a Belén. Allí se casó con Booz (Rt 3–4). Su hijo Obed es uno de los antepasados del rey David, por lo que Rut aparece en la genealogía de Jesús (Mt 1.5). Véase Booz.

SABÁ (o SEBA) (1) Tierra al sudoeste de Arabia (parte este del actual Yemen) cuya reina visitó a Salomón (1 R 10.1; 2 Cr 9.1; cf. Lc 11.31), tal vez para negociar algún tratado comercial. (2) Nombre de varios personajes del AT (1 Cr 5.13). (3) Ciudad situada en el sur de Palestina (Jos 19.2).

SÁBADO Día en que se suspendía el trabajo usual, para dedicarlo especialmente al culto a Dios y al descanso. El nombre hebreo es sabat , que pasó al griego como sabbaton y al latín como sabatum , de donde viene el castellano «sábado». La palabra hebrea se relaciona con el verbo de la misma raíz que significa «cesar», «dejar de hacer algo», «descansar». En la gran mayoría de los casos, el sabat era el séptimo día de la semana, y por tanto equivale a nuestro sábado (Ex 16.23, 25–26, 29; 20.8, 10–11; 31.13–16; Mt 12.1–2, 5, 8, 10–12; 24.20; 27.62; 28.1). En los Diez mandamientos se ordena su observancia en conmemoración tanto del «descanso» divino al terminar la Creación (Ex 20.8–11; Gn 2.1–3) como de la liberación del pueblo israelita de la esclavitud (Dt 5.12–15). Los hebreos contaban el día de reposo desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado, y así lo hacen todavía. Por su significado de «día en que no se trabaja», se llamaba también sabat a los días de gran festividad religiosa que no siempre caían en el séptimo día de la semana (Lv 16.29–31; 23.24, 32, 39). El mismo término se aplicó a cada séptimo año en el que se dejaba descansar la tierra (Lv 25.2–7). Véase Sábado en la Concordancia temática.

SACERDOTE En el AT, el sacerdote era el encargado del culto divino, sobre todo del ofrecimiento de los sacrificios (véase Sacrificio). El sacerdocio israelita propiamente dicho apareció cuando se construyó el tabernáculo del desierto (véase Tabernáculo), del cual estaban encargados Aarón y sus descendientes. Las funciones del sacerdocio se especializaron más con la construcción del templo de Jerusalén. Al regreso del exilio apareció la sinagoga como centro de instrucción doctrinal, la cual estaba a cargo del sacerdote; sin embargo, este no ejercía, en sentido estricto, lo que hoy llamamos «ministerio pastoral». Cuando en el NT se habla de sacerdotes, siempre se alude a los del judaísmo. No se nombra en él ningún sacerdocio u orden propio de la iglesia. Cristo, como mediador, es el único y supremo sacerdote, y a la vez el sacrificio único y perfecto. Este tema se trata con detalles en la epístola a los Hebreos. Todos los creyentes son «sacerdotes para Dios» (Ap 1.6) y constituyen un «sacerdocio real» (1 P 2.9). Por ser sacerdote, el creyente ha de ofrecerse a sí mismo en sacrificio, como «ofrenda viva» (Ro 12.1).

SACRIFICIO En el AT, el sacrificio es un acto del culto, tan importante que se considera indispensable. Hoy entendemos por «sacrificio» la inmolación de un animal; es decir, el acto de matarlo para ofrecerlo a Dios. Para los hebreos, esta era tan solo una de las formas posibles del sacrificio, quizá la principal, pero no la única. También se hacían ofrendas de alimentos, de bebidas y de incienso. En cuanto a su propósito, el sacrificio podía ser de gratitud (o acción de gracias), de expiación por los pecados (en que se pide el perdón de Dios), de reconciliación con Dios o de purificación. Una de las formas principales del sacrificio era el holocausto (véase Holocausto). Jesucristo, mediante su muerte en la cruz, hace la ofrenda de su cuerpo, «una vez para siempre», por los pecados de todo el mundo (Heb 10.10; Jn 1.29).

SADOC (= justo) Nombre de seis personajes del AT, el más importante de los cuales fue el sacerdote de David (2 S 8.17) que ayudó a llevar el Arca a Jerusalén (2 S 15.24–29). Salomón lo hizo sumo sacerdote (1 R 2.26–35).

SADRAC Nombre babilónico dado a Ananías. Estuvo cautivo en Babilonia junto con Daniel, Mesac y Abed-nego, compañeros de fe (Dn 1.7; 2.49; 3.12–30).

SADUCEOS Miembros de un grupo o partido religioso judío, menos numeroso pero de mayor fuerza social que el de los fariseos (véase Fariseo). Tenían gran influencia no solo en el ámbito religioso sino también en el político. Formaban parte de la clase sacerdotal dominante y contaban entre sus miembros y partidarios a personas de la aristocracia de Jerusalén. En cuanto a sus doctrinas, se apegaban solamente a la ley mosaica escrita, y para interpretarla rechazaban la tradición oral en que se apoyaban los fariseos. Por eso estaban en pugna con estos. Negaban la resurrección y no creían en ángeles ni espíritus (Hch 23.6–8). A pesar de su rivalidad con los fariseos, hicieron causa común con ellos cuando se trató de enfrentar a Jesús (Mt 16.6).

SALMANASAR V Rey de Asiria (726–722 a.C.) que invadió el reino de Israel (2 R 17.3–5; 18.9–11).

SALOMÓN (= recompensa) Hijo de David y Betsabé (2 S 12.24); tercer y último rey del reino unido de Israel (971–931 a.C.). Durante su reinado, la nación alcanzó su máxima expansión geográfica y material (1 R 1–11; 2 Cr 8–9). Fue un hombre sabio (Pr 10.1–22.16; 25.1–29.27) y construyó un gran templo para el Señor (1 R 5). También un gran palacio y otros edificios suntuosos (1 R 7.1–12). Su política de impuestos y la introducción del culto idolátrico (para complacer a sus esposas extranjeras) llevó a la división del reino después de su muerte (1 R 11.1–13).

SALUD Y ENFERMEDAD La ley de Moisés contenía un extraordinario código sanitario y de prevención en el campo de la salud pública (véase Lv 11–15). Según la enseñanza bíblica, Dios es quien sana las enfermedades, tanto por medios naturales como sobrenaturales (Sal 103.3; Mt 8.16–17); en ciertas ocasiones, envía las enfermedades (Ex 9.8). No se consideraba que el uso de remedios y otras prácticas estuvieran en conflicto con la creencia en Dios como sanador. Las enfermedades más comunes mencionadas en la Biblia son: esterilidad femenina (Gn 29.31); ceguera (Mt 9.27); diversos desórdenes de la piel (Job 30.30); sordera (Mc 7.32); hidropesía (Lc 14.2); mudez (Mc 7.37); disentería (Hch 28.8); fiebre (Hch 28.8); inflamación (Dt 28.22); lepra (2 R 5.27); desórdenes mentales (2 P 2.16); parálisis (Lc 5.18); salpullido (Ex 9.9–11); y todos los males que se atribuyen a la posesión demoníaca (Mc 5.1–17).

SALUM (= recompensa) Nombre de quince hombres de los cuales se habla en el AT, incluyendo al decimosexto rey de Israel, quien solo reinó un mes (en el 752 a.C.; 2 R 15.10–14).

SALVACIÓN El Dios de la Biblia es esencialmente el Señor que salva. El significado de esa salvación, y lo que esta supone, se describe desde el AT hasta el NT. Puede significar victoria en una batalla, recobrar la salud o alivio del pobre y necesitado (Ex 14.30; 1 Cr 16.35; 2 Cr 32.11; Sal 7.1; 18.3, 19; 59.2; 72.4); todo ello en el contexto de la elección divina de Israel. También significa que Dios crea un nuevo Israel, una nueva Sión, un nuevo mundo basado en la nueva revelación del Señor (Is 40–60). Incluye, de manera particular, la creciente esperanza en el Mesías, el agente de la salvación de Dios (Is 52.13–53.12). En el NT, la salvación proviene de Dios y está centrada en Jesús; incluye el bienestar físico y espiritual, el perdón de pecados, el don de la vida eterna, la adopción como hijos de Dios y el don del Espíritu. Salvación es lo que Dios ha hecho por medio de la muerte y resurrección de Jesús, lo que está haciendo mediante la obra del Espíritu Santo y lo que habrá de hacer en la consumación del reino (Mt 1.21; 19.25; 24.22; Lc 1.77; Ro 13.11; Tit 3.5; 1 P 2.2).

SALVADOR El Señor Dios es Salvador (2 S 22.47; 1 Cr 16.35; Sal 27.9; Lc 1.47; 1 Ti 1.1; 2.3), como también lo es Jesucristo (Lc 2.11; Hch 13.23; Flp 3.20). Véase Salvación.

SAMARIA Nombre usado en tres acepciones: (1) Capital del reino de Israel desde el tiempo de Omri hasta su caída bajo los asirios en el 721 a.C. (1 R 16.24; 2 R 17.3–6; Is 7.9; 8.4). Reconstruida más tarde por Herodes el Grande. (2) Territorio ocupado por las diez tribus que formaron el reino de Israel (1 R 13.32; 2 R 17.24). (3) Distrito de la Palestina central bajo la administración romana (Lc 17.11; Jn 4.4; Hch 8.5).

SAMARITANOS Habitantes de Samaria, la región que fue el centro del reino de Israel, rival del reino de Judá. Estaba situada al norte de Judea. Después de la caída de Samaria, los asirios deportaron a buena parte de su población y en su lugar establecieron allí colonos asirios. Así se produjo una mezcla de etnias, por lo cual los judíos consideraban ritualmente impuros a los samaritanos. Al regreso del exilio, los samaritanos se opusieron a que los judíos reconstruyeran Jerusalén y el Templo, y levantaron su propio santuario en el monte Gerizim. Por otra parte, no reconocían más autoridad doctrinal que la de los libros de la Ley (el Pentateuco). A causa de todo ello, los judíos no aceptaron como legítimo el culto de los samaritanos, que para ellos eran prácticamente paganos. Se negaban, por tanto, a tener con los samaritanos cualquier clase de relación o trato (Jn 4.9).

SAMUEL (= Dios ha escuchado) El primero de los profetas de Israel (después de Moisés) y el último de los «jueces». Siendo aún niño, su madre Ana lo dedicó al servicio de Dios. Asistió a Elí, el sumo sacerdote, en el santuario de Silo (1 S 1–4). También ungió a los primeros dos reyes de Israel, Saúl y David (1 S 7–16; 18–24; 25.1). Véanse Saúl y David.

SANEDRÍN Tribunal supremo de los judíos, integrado por los sumos sacerdotes (el que estaba en función y los ya retirados), los ancianos y los maestros de la Ley (estos últimos generalmente fariseos). Tenía un total de 71 miembros, incluido su presidente, cargo que solía ejercer el sumo sacerdote en ejercicio.

SANGRE Se consideraba, en tiempos del AT, que la sangre de los animales era la propia vida, creada por Dios (Lv 17.11). Respecto del sacrificio de animales, la sangre acentuaba la muerte violenta de la víctima (Lv 1.5–9). La expiación de los pecados se obtenía por esta sangre, vertida en sacrificio (Lv 17.11; Heb 9–10). En el NT, la «sangre de Cristo» significa la muerte sacrificial de Jesús, por medio de la cual somos reconciliados con Dios (Ef 1.7; 2.13; Col 1.20). El vino de la última cena representa la sangre de Jesús, vertida para remisión de los pecados (Mt 26.27–28; 1 Co 11.25).

SANSÓN Uno de los jueces de las tribus de Israel en sus guerras contra los filisteos; famoso por su gran fuerza (Jue 13–16). A pesar de sus muchas fallas, la epístola a los Hebreos lo presenta como uno de los héroes de la fe (11.32).

SANTA CENA, CENA DEL SEÑOR, COMUNION Expresiones que se usan para referirse a la cena instituida por Jesús poco antes de su crucifixión (Mc 14.22–26). La comunidad cristiana, desde sus comienzos, ha continuado esta celebración, en la que los creyentes participan del pan y del vino. Llamada «Cena del Señor» por Pablo (1 Co 11.20). Solía observarse al final de una comida en común, denominada agape, compartida por los miembros de la iglesia (1 Co 11). Más tarde, por razones de abuso, se separaron ambas comidas (el agape y la instituida por Jesús), para dar lugar a lo que ahora conocemos como Santa Cena, Cena del Señor o Comunión.

SANTIAGO o JACOBO (1) Hijo de Zebedeo; junto con su hermano Juan, fue uno de los doce apóstoles de Jesús (Mt 4.21). Estuvo con Jesús en los momentos más importantes (Mc 5.37; 9.2; 14.33) y murió por orden de Herodes Agripa en el 44 d.C. (Hch 12.2). (2) Hijo de Alfeo y también apóstol de Jesús (Mt 10.3; Hch 1.13), conocido como «Jacobo el menor» (Mc 15.40). (3) Hermano del apóstol Judas Tadeo (Lc 6.16; Hch 1.13). (4) Hermano de Jesús (Mt 13.55). Jesús se le apareció después de la resurrección (1 Co 15.7); llegó a ser un dirigente importante en la iglesia de Jerusalén (Hch 12.17; 15.19–23; Gl 1.19; 2.9). Se le atribuye la epístola de Santiago.

SANTIFICAR Apartar a una persona, un objeto o una institución para servir a Dios con dedicación y amor. Dios mismo santifica a su pueblo (Jn 17.17, 19; 1 Ts 5.23; 2 Ts 2.13; 1 P 1.2). Quienes han sido santificados son sus santos.

SANTÍSIMO, LUGAR Llamado en hebreo debir y godesh, era el cuarto de forma cúbica y sin ventanas que se hallaba al fondo del Tabernáculo y, más tarde, del Templo (Ex 26.34 y 1 R 6.16, respectivamente). Allí descansaba el «Arca del pacto» (véase Arca del pacto). En el Lugar santísimo solo podía entrar el sumo sacerdote una vez al año, el gran día de la expiación (Lv 16.15–17, 29–34), para rociar la tapa del Arca, con sangre de un chivo sacrificado por los pecados del pueblo.

SANTO, LUGAR Llamado en hebreo hejal y godesh , era un espacio separado del Lugar santísimo por un velo (Ex 26.33). En él se hallaban el altar del incienso, la mesa de los panes de la proposición y el candelabro de siete brazos. En el templo de Salomón había una puerta entre el Lugar santo y el Lugar santísimo; en el de Herodes había dos cortinas.

SANTOS La Escritura llama «santos» a quienes confían en el Señor y han sido apartados para servirlo y adorarlo, ya sea de acuerdo con la ley de Moisés (Sal 30.4; 31.23; Dn 7.18–27) o en el nombre de Jesús (Ro 1.7; 8.27; 15.25; Jud 3). O sea, a los creyentes.

SARA, SARAI (= princesa) Esposa de Abraham y madre de Isaac. Cuando recibió la promesa del nacimiento de Isaac (Gn 11–12; 16.1–18.15; 20–21), Dios le cambió el nombre de Sarai a Sara.

SATÁN o SATANÁS La palabra hebrea sataŒn, de donde se ha formado el nombre propio «Satanás» (o Satán), significa «adversario», «enemigo», «opositor». En ese sentido general se usa en el AT como nombre común. En algunos casos este nombre puede tener un sentido judicial y designar una especie de fiscal o acusador de oficio. En Job 2.1 aparece con ese carácter y como uno de los servidores de Dios (literalmente, «hijos de Dios»). En hebreo se usa sobre todo como nombre común, no propio, por lo que lleva el artículo determinante: es «el satanás». Igual función acusadora, como la de un fiscal, tiene en Zac 3.1, aunque ya en este pasaje recibe la reprensión divina. En 1 Cr 21.1 aparece sin el artículo, con lo que «Satanás» adquiere naturaleza de nombre propio. Es interesante, sin embargo, notar que el autor de Crónicas lo identifica con «la ira» del Señor (véase paralelo en 2 S 24.1). En el judaísmo posterior, la figura de Satanás adquiere un carácter ya bien definido: es el adversario de Dios que se opone a sus santos designios, y el supremo enemigo del hombre, al que trata de mantener bajo la esclavitud del pecado. Tal es el concepto que se halla en el NT. Véase Día del Señor.

SAÚL (= deseado) (1) Primer rey de Israel. Se dice que era el hombre más alto y apuesto de Israel, así como un gran guerrero. Ungido rey por Samuel (1 S 9), su reinado comenzó bien, pero terminó mal, por lo que, aun viviendo Saúl, Samuel ungió como rey a David para que fuera su sucesor (1 S 15–16). (2) Nombre del primer apóstol cristiano a los gentiles (Saulo), más conocido como Pablo (Hch 7.58; 13.9).

SEDEQUÍAS (= Jehová es justo) Nombre de cinco personajes del AT. Uno de ellos, el vigésimo primero y último rey de Judá (597–587 a.C.), fue puesto en el trono por Nabucodonosor (2 R 24.18–25.7; 2 Cr 36.11–14).

SÉFORA Hija de Jetro y Reuel, el sacerdote de Madián, y primera esposa de Moisés (Ex 2.21). Madre de Gersón y Eliezer (Ex 18.1–6). Véase Moisés.

SELAH Término musical que aparece 71 veces en los Salmos (p.e., Sal 3.2, 4, 8) y también en Hab 3.3, 9, 13. Aunque no hay seguridad sobre su significado, se cree que era una pausa que se hacía en el canto de los salmos, quizás con un interludio instrumental.

SELLO Artefacto que tiene grabado un diseño o nombre (p.e., de una deidad o rey) que puede dejar una impresión sobre barro o cera (Ex 28.11, 21, 36; 1 R 21.8; Est 8.8). El término se usa figuradamente para referirse a la impresión hecha por el Espíritu Santo sobre el corazón del creyente (2 Co 1.22; Ef 1.13; 4.30).

SEMANAS, FIESTA DE LAS Véase Pentecostés.

SENAQUERIB Rey asirio (705–681 a.C.) que invadió Judá (2 R 18.13–19.17; 2 Cr 32.1–22; Is 36.1–37.38) pero fue incapaz de tomar Jerusalén cuando allí reinaba Ezequías.

SEÑAL Acto de Dios que revela su presencia (Ex 4.28; Dt 4.34; 7.19; Ro 15.19; Heb 2.4). La expresión se usa en el evangelio de Juan para referirse a los milagros de Jesús (2.11; 6.2; 11.47).

SEÑOR Los traductores griegos de la Septuaginta (= LXX) utilizaron la palabra Kyrios (Señor) para traducir el nombre de Dios, el Tetragrámaton hebreo (YHWH), que los judíos no pronunciaban. Ese es el título más usado en el NT para referirse a Jesús, especialmente después que este venció la muerte con su resurrección y dejó así establecida su soberanía (Jn 20.28; Ro 1.3–4; 1 Co 12.3; Flp 2.9–11). Véase Tetragrámaton.

SERMÓN DEL MONTE Nombre con el que se conocen las enseñanzas de Jesús que se encuentran en Mateo 5–7.

SERPIENTE Símbolo del diablo y del mal (Ap 12.9; 20.2). En el Edén, Eva fue tentada por la serpiente (Gn 3.1–6). Isaías alude a una serpiente mítica, llamada Leviatán (27.1). Véase Diablo.

SERVIR, SIERVO La existencia de siervos era común en tiempos del AT, como lo fue en los del NT (Rt 2.8–23; Pr 27.27). Profetas, reyes, sacerdotes y otros personajes fueron llamados siervos de Dios (Jos 8.21; 2 Cr 1.3; 6.15–21), e Israel mismo es llamado siervo del Señor (Is 41.9). Isaías describe a un siervo del Señor de especiales características: sufre por su pueblo y es vindicado por Dios mismo (42.1–4; 49.1–6; 50.4–9; 52.13–53.12). En el NT, todos los cristianos son llamados a ser siervos de Dios (Ro 1.9; 6.15–22; 12.7–11; Col 3.24).

SET (= sustitución) Tercer hijo de Adán y Eva, sustituto de Abel (Gn 4.25–5.8). Antepasado de Noé (1 Cr 1.1–4).

SICLO En el AT, cierta cantidad de plata u otro metal precioso que, una vez pesada, se usaba para valorar artículos que se vendían. No era una moneda (Ex 30.13–15; Nm 7.13). Por el año 139 a.C. se acuñan las primeras monedas que reciben el nombre de siclo. Véanse Dinero y Plata; y la Tabla de pesas, medidas y monedas.

SIDÓN Ciudad amurallada de la antigua Fenicia (hoy Líbano), con dos puertos de importancia: Sidón la Grande (Jos 11.8; 19.28) y Sidón Menor. Pudo resistir a Israel (Jue 10.12), pero, en el 587 a.C., Jeremías predijo su caída (Jer 25.22; 27.3; 47.4). Siglos después, Jesús estuvo en la ciudad o cerca de ella (Mc 3.8; 7.24–31; Lc 6.17; 10.13–14) y Pablo la visitó (Hch 27.3). Ya en esta época, la mayoría de sus habitantes habían sido absorvidos por la cultura griega (Mc 7.26). Véase Índice de mapas.

SILAS Dirigente de la iglesia de Jerusalén que tenía el don de profecía (Hch 15.22, 32). Enviado a Antioquía, de allí salió con Pablo en el segundo viaje misionero que este realizó (Hch 15.36–41). Su nombre se menciona en varias epístolas (2 Co 1.19; 1 Ts 1.1; 2 Ts 1.1; 1 P 5.12).

SILO Ciudad situada en una colina aislada al este del camino de Betel a Siquem (Jue 21.19). Aquí las tribus de Israel se juntaron después de la primera fase de la conquista de Canaán para preparar el Tabernáculo y hacer de la ciudad el centro de adoración. El Arca del Señor permaneció en Silo hasta los días de Samuel, cuando los filisteos la robaron (1 S 4.3). Una vez que David hizo de Jerusalén la capital de su reino, Silo perdió importancia. Véase Índice de mapas.

SIMEÓN (1) Segundo hijo de Jacob y Lea (Gn 29.33); masacró a los heveos (Gn 34.24–31) y fue a Egipto con su familia (Gn 46.8–10; 49.5; Ex 1.2; 6.15). (2) Los descendientes de Simeón, la tribu israelita (Nm 1.22–23; 26.14; Dt 27.12; Jos 19.1–9) que dejó Egipto y se estableció en Canaán. (3) Antepasado de Jesús (Lc 3.30). (4) Anciano de Jerusalén que cargó a Jesús niño en sus brazos y dijo el Nunc dimittis (Lc 2.25–35. Véase Nunc dimittis .) (5) Cristiano de Antioquía (Hch 13.1–2).

SIMÓN Forma tardía del nombre Simeón. (1) Apóstol a quien Jesús llamó Pedro (Mt 16.16; Lc 5.8; Jn 6.68; 13.6, 9, 36; 2 P 1.1. Véase Pedro .) (2) Discípulo de Jesús llamado el zelote (Mt 10.4; Mc 3.18; Lc 6.15; Hch 1.13). (3) Hermano de Jesús (Mt 13.55; Mc 6.3). (4) Leproso de Betania (Mt 26.6; Mc 14.3). (5) Hombre de Cirene que cargó la cruz de Jesús (Mc 15.21). (6) Fariseo (Lc 7.40; quizá sea el mismo del número 4). (7) Simón Iscariote, padre de Judas Iscariote (Jn 6.71; 12.4. 13.2). (8) Mago que quiso adquirir con dinero el poder del Espíritu Santo (Hch 8.9). (9) Curtidor de Jope de cuya casa salió Pedro a evangelizar a Cornelio, el gentil (Hch 9.43; 10.6, 32).

SINAGOGA Institución que surge en la época del exilio en Babilonia, cuando ya no les era posible a los judíos seguir practicando los sacrificios en el Templo como punto central del culto a Dios. La vida religiosa judía se concentró en el estudio de las Escrituras, en la oración, y en la observancia del sábado y de las festividades tradicionales. El rabino, como encargado de la instrucción religiosa, llegó con el tiempo a sustituir al sacerdote propiamente dicho. Al regreso de la cautividad, y aunque el culto del Templo fue restablecido, la sinagoga continuó en funciones y siguió siendo el centro del estudio bíblico y de la instrucción sobre la ley y sus prácticas. Por otra parte, los judíos de la dispersión –los que se quedaron en Babilonia y los demás que residían fuera de Palestina– hicieron de la sinagoga no solo el centro de su vida religiosa sino también el de su cohesión y continuidad como comunidad. Los locales utilizados recibieron también el nombre de sinagogas. Se formaban con un mínimo de diez varones y se reunían bajo la dirección de un presidente. Aun en nuestros días, los lugares de congregación religiosa del judaísmo reciben el nombre de «sinagoga».

SINAÍ (1) Área desierta cercana al monte Sinaí, en alguna parte entre el Golfo de Akaba y Suez. La zona a donde llegó Israel al tercer mes de su salida de Egipto (Ex 19.1–2; Nm 1.1, 19). (2) Montaña santa, también conocida como Monte Horeb (Dt 1.2, 6), donde Dios habló con Moisés y le dio las tablas de la Ley (Ex 19.11; 31.18; 34.2, 4, 29, 32; Gl 4.24–25). Probablemente sea la actual Jebel Musa. Véase Índice de mapas.

SIÓN Nombre de la colina que está al sudeste de Jerusalén, donde estuvo situada originalmente la ciudad, tanto en la época de los jebuseos como después de haber sido conquistada por David. A partir de entonces recibió también el nombre de «Ciudad de David». La ciudad se extendió hacia el norte, con la construcción del palacio y el templo de Salomón; luego el nombre se hizo extensivo al monte en que estos se edificaron. En los siglos siguientes, la ciudad creció no solo hacia el norte sino también hacia la colina occidental, situada al otro lado del valle central. Con ello se extendió aún más la aplicación del nombre, de modo que finalmente «Sión» llegó a ser sinónimo de toda la ciudad de Jerusalén. En tiempos posteriores a los bíblicos, sobre todo desde la época bizantina (s. IV de nuestra era en adelante), la colina occidental fue absorbiendo para sí el nombre, de manera que hasta la fecha se la llama «el monte de Sión».

SIQUEM (= hombro, colina) Nombre de una ciudad –y del príncipe de ella– (Gn 33.18–34.2), situada en una colina al norte de la Palestina central. Primer lugar donde Dios se le apareció a Abraham en Canaán (Gn 12.6–7). Asignada a Efraín cuando las tribus de Israel entraron en Canaán (Jos 17.7). Allí pronunció Josué su discurso de despedida (Jos 24). Más tarde, Roboam acudió a Siquem, donde el pueblo se había reunido para hacerlo rey (1 R 12.1); poco después, Jeroboam la convirtió en su capital (1 R 12.25).

SIRIA País situado al norte de Israel, con Damasco como ciudad principal. También se llamó Aram, después que las tribus arameas se establecieran allí. El arameo fue probablemente su lengua. Las relaciones entre Siria e Israel variaron de acuerdo con las guerras fronterizas, los distanciamientos y las alianzas. En el NT, Antioquía de Siria aparece como un centro importante del cristianismo primitivo. Allí, los seguidores de Cristo recibieron, por vez primera, el nombre de «cristianos» (Hch 11.26; 26.28). Véase Cristiano.

SODOMA Una de las ciudades de la llanura, junto con Adma, Gomorra, Zeboim y Zoar (Gn 13.10; 14.2; 19.16). Debido al episodio relatado en Gn 19, su nombre se convirtió en sinónimo de vicios, degradación y juicio divino (Is 1.9–10; Jer 23.14; Ez 16.46; Mt 10.15; Lc 17.29).

SOFONÍAS (= escondido por Jehová) Nombre de cuatro personajes del AT, uno de los cuales fue el profeta cuyos oráculos están en el libro que lleva su nombre. Ministró en la primera parte del reinado de Josías (Sof 1.1, 8). Véase Josías.

SUEÑO En la Biblia se registran sueños ordinarios (Gn 40.9–17; 41.1–7), relacionados con aspectos y sucesos de la vida diaria. También sueños que comunican mensajes especiales de Dios (1 R 3.5–15; Mt 1.20–24; Hch 16.9). Para los israelitas había una relación muy cercana entre sueño y profecía (Nm 12.6–8; Dt 13.1–5; Jer 23.25–32). El evangelio de Mateo registra cinco sueños en relación con el nacimiento y la infancia de Jesús (1.20; 2.12–13, 19, 22).

SUFRIMIENTO Dios hizo el mundo bueno, sin sufrimiento (Gn 1.31), como será el nuevo mundo prometido por Dios (Is 65.17; Ap 21.4). El sufrimiento se asocia con las perturbaciones causadas por el pecado (Gn 3.15–19; Job 11) y por Satanás (2 Co 12.7; Job 1.12; 2.6). Afecta a todos los seres humanos, pero solo en la medida en que Dios lo permite (Is 45.7; Am 3.6; Mt 26.39; Hch 2.23). La realidad del sufrimiento ha sido siempre un problema para los creyentes (Sal 73; Hab 2.2–4), aun cuando saben que Cristo los habrá de liberar de todo dolor, de la corrupción y de la muerte (Ro 8.21; 1 Co 15.26). No obstante, los efectos del sufrimiento pueden ser buenos: si produce la purificación de corazón (1 P 1.7; Ro 5.3), hace que la relación con Dios sea más estrecha (Ro 8.35–37) y lleva al creyente a comprender el significado de su participación en el sufrimiento de Cristo (Mc 10.39; Ro 8.17; 2 Co 1.5; Flp 1.29).

SUMO SACERDOTE Sacerdote principal o jefe de los sacerdotes judíos. Después del regreso de la cautividad de Babilonia y, sobre todo, en la época de los macabeos, cuando Judea tuvo períodos de independencia nacional, el sumo sacerdote ejerció la jefatura política de la nación junto con la dirección religiosa. Cuando Palestina cayó bajo la jurisdicción romana, el sumo sacerdote vio de nuevo limitada su autoridad solo al aspecto religioso. Sus funciones están establecidas en los libros de Éxodo y Levítico. Tabién era presidente del Sanedrín en tiempos del NT.

TABERNÁCULO Gran tienda que sirvió a los israelitas como santuario en el desierto y lugar de encuentro con Dios. Su forma y los utensilios que debía contener se describen detalladamente en Ex 26. El Tabernáculo fue reemplazado por el templo de Salomón. También recibe el nombre de «Tabernáculo del testimonio».

TADEO Discípulo y apóstol de Jesús (Mt 10.3; Mc 3.18) también conocido como Judas, hermano de Jacobo (Lc 6.16). Véase Santiago.

TAMAR (= palmera) (1) Esposa de Er y Onán (Gn 38.6). (2) Hija de David (2 S 13.1). (3) Hija de Absalón (2 S 14.27). (4) Ciudad al sudeste de Judá (Ez 47.19; 48.28).

TARSIS (1) Nieto de Benjamín (1 Cr 7.10). (2) Príncipe de Persia (Est 1.14). (3) Hijo de Javán y nieto de Noé (Gn 10.4; 1 Cr 1.7). También se refiere a sus descendientes y a la tierra ocupada por ellos, probablemente cerca del Mar Rojo (1 R 10.22; 22.48; 1 Cr 7.10; Jon 1.3; 4.2).

TARSO Antigua ciudad de Cilicia, situada cerca del río Cidnus y a 17 km. de la costa de Asia Menor. Allí nació Pablo (Hch 9.11; 21.39). Véase Índice de mapas.

TEMOR El «temor del Señor» es un tema central en la religión del AT. Significa reconocer a Dios como supremo Creador y justo Juez (Sal 19.9; 33.8; 34.9; 128.1) y reverenciarlo como tal (Lc 12.5; Flp 2.12–13). Ese tipo de temor no disminuye con el amor a Dios, sino que, por el contrario, se eleva a un plano superior (1 P 1.17; 2.17).

TEMPLO El templo de Jerusalén tuvo tres épocas de esplendor antes del año 70 de nuestra era, cuando fue destruido definitivamente por los romanos. La primera época corresponde al templo construido por Salomón. La literatura judía lo considera el primer Templo. Los babilonios lo destruyeron en el año 587–586 a.C. Al regreso del destierro babilónico se construyó un nuevo templo, no tan hermoso como el de Salomón; desafortunadamente no tenemos una descripción completa de sus planos ni de su construcción. En sentido estricto, este fue el segundo templo. Su reconstrucción la inició Herodes en el año 20 a.C. Según parece, se trataba de un edificio muy modesto. El que lo reemplazó era, en cambio, muy espléndido. Por esta razón, en la literatura judía se designa con el nombre de segundo Templo al de Herodes. La construcción de este templo y de las edificaciones anexas culminó en el año 64 de nuestra era, solo seis años antes de ser destruido por completo.

TENTACIÓN Y PRUEBA Dios pone frecuentemente a los suyos en situaciones en las que estos deben probar su fe (Gn 22.1; Ex 16.4; 1 Co 3.13). Satanás, por el contrario, los tienta buscando alejarlos de la voluntad de Dios (Job 1.12; 2.6; Mt 4.1–11). La tentación no es pecado, pero ceder a ella sí lo es (Heb 4.15; Stg 1.2; 1 P 5.10). Las pruebas de Dios hacen a la persona más fuerte en la fe, la esperanza y el amor (1 Co 3.10–15). Los creyentes deben también probar los espíritus, para aprender a distinguir entre la acción y presencia del Espíritu Santo y los hechos y el poder de los malos espíritus (1 Ts 5.21; 1 Jn 4.1).

TEÓFILO (= amigo de Dios) Nombre de la persona a quien Lucas dedica la obra que escribió en dos volúmenes: Lucas y Hechos (Lc 1.3; Hch 1.1). Su identidad nos es desconocida.

TERREMOTO Los terremotos eran bastante comunes en el antiguo cercano Oriente. La Biblia registra varios de ellos (Ex 19.18; Nm 16.31; 1 S 14.15; 1 R 19.11; Am 1.1; Zac 14.5; Mt 28.2; Hch 16.26). Los profetas usan la imagen del terremoto para referirse al juicio divino (Is 29.6; Ez 38.19).

TESALÓNICA Ciudad que recibió su nombre en honor de Thesalonike, hermana de Alejandro Magno. Llegó a ser la ciudad principal de Macedonia. Estaba situada en las grandes rutas comerciales entre Italia y el este del Egeo y el Danubio. Pablo predicó allí y escribió dos epístolas a la iglesia de ese lugar (Hch 17.1–9; 1 y 2 Ts). Véase Índice de mapas.

TETRAGRAMATON Término griego que alude a las cuatro consonantes, YHWH, con que se escribe en hebreo el nombre de Dios. Por su carácter sagrado, este nombre llegó a considerarse impronunciable. Los traductores no han llegado a un acuerdo respecto de la traducción o transliteración del término en versiones contemporáneas. Siguiendo la tradición establecida por la versión Reina-Valera, en la presente revisión se ha conservado el nombre «Jehová» como transcripción de YHWH.

TETRARCA Gobernador romano de una provincia oriental del Imperio. En el NT este término se usa solamente para referirse a Herodes Antipas (Mt 14.1; Lc 3.19; 9.7; Hch 13.1).

TIATIRA Ciudad situada al oeste de la moderna Turquía asiática. Punto importante en el sistema romano de carreteras en la provincia de Asia. Una de las cartas de Juan está dirigida a la iglesia que había en Tiatira (Ap 2.18–29). Véase Índice de mapas.

TIBERIAS Ciudad de la costa oeste del Mar de Galilea. Fue llamada así en honor del emperador Tiberio (Jn 6.23; Jn 6.1; 21.1). Véase Índice de mapas.

TIBNI Rey de una parte de Israel, de corta vida (1 R 16.21–22).

TIENDA Refugio temporal hecho con ramas (Neh 8.15). La usaban los soldados en el campo (1 R 20.12) para protegerse del sol (Gn 33.17; Jon 4.5), y los israelitas en la Fiesta de los tabernáculos, como recordatorio de la vida nómada de Israel (Lv 23.34; Dt 16.13).

TIGLAT-PILESER III Rey de Asiria (745–727 a.C.). Invadió Israel en el reinado de Peka (2 R 15.29–30) y tomó presentes de Acaz, rey de Judá (2 R 16.7–8).

TIMOTEO (= temeroso de Dios) Compañero y asistente de Pablo; su madre era judeo-cristiana y su padre, griego (Hch 16.1–3; 17.13–15; 1 Co 4.17). En el NT se incluyen dos epístolas dirigidas a él (1 y 2 Ti).

TINIEBLAS Término que se usa en las Escrituras tanto en sentido literal como figurado. En este último caso, las tinieblas constituyen la esfera de la maldad (Lc 22.53), de Satanás (Hch 26.18; Ap 16.10), el destino de los malvados y de los enemigos de Dios (1 S 2.9; Mt 8.12; Nah 1.8). Cristo vino a traer la luz a aquellos que están en tinieblas (Jn 1.5; 1 Jn 2.8).

TIRO Principal puerto de la costa de Fenicia, donde el río Litani desemboca en el mar. Salomón tuvo muchos negocios con el rey de esa ciudad (1 R 5.1; 7.13–14). Jesús visitó esa región (Mt 15.21–28; Mc 7.24–31). Allí se estableció posteriormente una comunidad cristiana (Hch 21.3–6). Véase Índice de mapas.

TITO Amigo y ayudante de Pablo. Su nombre no se menciona en Hechos. Pablo le escribió una epístola que se incluye en el NT. El nombre de Tito aparece en 2 Co 2.13; 7.6, 13, 14; 8.6, 16, 17, 23; 12.18; Gl 2.1; 3.2; 2 Ti 4.10.

TOBÍAS (= Jehová es bueno) (1) Delegado de Sanbalat (gobernador de Samaria) que se opuso al trabajo de Nehemías en Jerusalén (Neh 2.10; 6.18; 13.4). (2) Familia que regresó a Jerusalén del exilio en Babilonia pero no pudo probar que era realmente judía (Esd 2.59–60; Neh 7.61–62).

TODOPODEROSO Atributo que, en sentido estricto, solo le pertenece a Dios. La expresión «Dios todopoderoso» o «Señor todopoderoso» aparece muchas veces en el AT, aunque menos en el NT. Dios ejerce su poder de acuerdo con sus santos propósitos y su amor. Véase Gn 17.1; 43.14; Sal 46.7, 11; Is 1.9, 24; Jer 6.6, 9; Mal 1.4, 6, 8, 9; Ap 1.8; 4.8; 21–22.

TOMÁS (= gemelo) Uno de los doce apóstoles (Mt 10.2–4; Mc 3.16–19). Solo el evangelio de Juan hace referencia personal a Tomás (11.16; 14.5; 20.24, 26, 28).

TORO Los becerros que se usaban para los sacrificios eran, normalmente, toros de un año (Lv 4.3–12; 9.2–4; 16.11–15). Los israelitas sufrieron el castigo divino por imitar a los egipcios, quienes rendían culto a la fecundidad representada por el toro (Ex 32).

TRADICIÓN Enseñanza transmitida por lo general de un maestro a sus discípulos. En círculos judíos, se refería al comentario de la Escritura hecho por los rabinos y los ancianos. Jesús creía que, con frecuencia, esas interpretaciones contradecían el verdadero significado del texto bíblico. Los ataques de Jesús no son contra la tradición en general, sino contra el abuso que de ella se hace cuando se le da más autoridad de la que le corresponde (Mc 7.3).

TRANSFIGURACIÓN Experiencia que tuvo Jesús, probablemente en el Monte Hermón, cuando su rostro y sus vestiduras resplandecieron y se le aparecieron Moisés y Elías para hablar con él. Pedro, Jacobo y Juan fueron testigos de este hecho (Mt 17.1–8; Mc 9.2–8; Lc 9.28–36). Los discípulos estaban tan impresionados que sugirieron a Jesús quedarse a vivir allí, en lo alto del monte.

TRIBUS DE ISRAEL Los doce grupos en que se dividió el pueblo de Israel. Cada uno de ellos llevaba el nombre de uno de los hijos de Jacob. La agrupación por tribus se hizo más definida al establecerse los israelitas en Canaán. Allí, por orden de Dios, se repartió la tierra proporcionalmente a cada tribu. Solo se hizo excepción con la tribu de Leví, la que fue consagrada por completo al culto del Señor. Su bienestar temporal quedó a cargo de las otras once tribus. La tribu de José se dividió en dos: la de Efraín y la de Manasés. Las tribus se dividían a su vez en clanes, o grupos de familias de parentesco más próximo, y estos en familias, a veces llamadas en hebreo «casas paternas» o simplemente «casas».

TROMPETAS, DÍA DE SONAR LAS Día de fiesta (Nm 29.1; Lv 23.24) para conmemorar el inicio del año civil. Se tocaban trompetas y cuernos todo el día.

UNCIÓN Aplicación de aceite en el cuerpo. Se ungía, con bastante frecuencia, tanto a los vivos (Rt 3.3; Sal 104.15; Lc 7.46) como a los muertos (Mc 14.8; 16.1). Se practicaba también la unción sagrada, para dedicar una persona u objeto al Señor. El Tabernáculo y sus muebles (Ex 20.22), los profetas (1 R 19.16), sacerdotes (Ex 28.41) y reyes (1 S 16.1, 12–13) fueron ungidos. «El ungido del Señor» era el rey (1 S 12.3), por lo que este término (= Mesías) se usó en el AT para referirse al futuro libertador (Sal 2.2; Dn 9.25–26). El NT lo aplica a Jesús, quien recibió la unción del Espíritu Santo (Lc 4.18, 21; Jn 1.32–33).

UR DE LOS CALDEOS Ciudad de la que salieron Taré y Abraham para ir a Harán (Gn 11.28, 31). Probablemente es la moderna Tell el-Muqavyar del sur de Irak, situada cerca de la orilla occidental del río Éfrates, un poco más allá del lugar donde este se une con el Tigris. Véase Índice de mapas.

URIM Y TUMIM Objetos sagrados que se mencionan casi siempre juntos. Los llevaba el sumo sacerdote colocados dentro del pectoral o encima de este. Es difícil precisar su forma y significado. Solo se sabe que servían para consultar a Dios y emitir fallos y decisiones, probablemente echando suertes. Su uso se menciona después de los tiempos de David, y parece que cesó después del exilio (Esd 2.63; Neh 7.65). Véase Efod.

UZÍAS (= el Señor ha ayudado) Décimo rey de Judá (767–740 a.C.) también llamado Azarías (2 R 14.21; 2 Cr 25.27–26.1). Extendió las fronteras de Judá. Sufrió de lepra hasta el día de su muerte (2 Cr 26.16–23).

VERBO Véase Palabra.

VERDAD Lo que es consistente, fiel y confiable. Dios es verdad (Sal 57.3; 96.13) y Jesús es la verdad personificada (Jn 14.6; Ef 4.21). Como una realidad que procede de Dios, la fe cristiana es verdad (Gl 2.5; Ef 1.13) y los discípulos deben vivir y caminar en esta verdad (Jn 8.32, 36; Stg 1.18; 2 Jn 4; 3 Jn 3–4), bajo la guía del Espíritu Santo (Jn 16.13; 1 Jn 4.6).

VIDA Don del Dios viviente, dador de la vida física (Sal 36.9; Jer 17.13), la que en última instancia le pertenece. Esta vida presente está sujeta a la muerte (Gn 3.19; 2 S 14.14; Job 10.9; Sal 89.48), pero la muerte no es el fin. Véase Vida eterna.

VIDA ETERNA Calidad de vida que pertenece a Dios (Ro 2.7; 6.23; Tit 1.2; 1 Jn 5.11, 20). A quienes se arrepienten de sus pecados, y creen y confían en el Señor Jesucristo, Dios les da esta vida verdadera, aún mientras están en esta existencia terrena (Mc 8.35; Jn 3.15–16, 36; 10.28; 12.25; 17.3; 2 Co 12.15–16; Flp 2.30; 1 Jn 3.16). La vida eterna permite, a quien la posee, disfrutar de la nueva comunidad del reino de Dios. Además, esa vida se extiende más allá de la muerte física (Jn 14.3; 1 Co 15; Col 3.4; 1 Ts 4.17).

VID, VIÑEDO En la región montañosa de Canaán era común el cultivo de la vid. Por lo general, alrededor de los viñedos se construía un muro protector (Sal 80.8–13; Pr 24.30–31; Is 5.5). Las uvas, las pasas, el azúcar y el vino formaban parte de la dieta del israelita (1 S 25.18). Jesús usó la imagen de la vid para referirse a sí mismo y a su relación con sus discípulos (Jn 15).

VIDENTE Otro nombre con el que se designaba al profeta, a quien se acudía para consultar a Dios (1 S 9.9). Samuel se llama a sí mismo «vidente» (1 S 9.19). Los reyes empleaban videntes para que les ayudaran a tomar decisiones sobre asuntos relacionados con el gobierno de sus reinos (2 S 24.11; 2 Cr 29.25; 35.15). Como en el caso de los profetas, había falsos y verdaderos videntes. Véase Profecía, Profeta.

VISIÓN Experiencia sobrenatural en que, ya sea por medio del sueño o en un estado de éxtasis, Dios hace conocer su voluntad a determinadas personas o les comunica un mensaje que deben transmitir (Gn 15.1; Ez 1.1; Dn 2.19; Abd 1; Mt 1.20; Lc 1.22; Hch 9.10; 16.10).

VOTO Promesa voluntaria hecha a Dios con miras a realizar algún servicio agradable a él o como súplica (Gn 28.20–22; Lv 27.2, 8; Nm 30; Jue 11.30; Hch 18.18; 21.23).

ZABULÓN (= habitación) Décimo hijo de Jacob; su madre fue Lea (Gn 30.19–20). Sus descendientes (Gn 46.14) integraron una de las tribus de Israel (Nm 1.31; 2.7) y se establecieron entre el Mar de Galilea y el Mediterráneo (Is 9.1–2; Mt 4.12–16).

ZACARÍAS (= Jehová se ha acordado) Nombre de muchos personajes de las Escrituras. Los más destacados son: (1) El decimocuarto rey de Israel y último miembro de la dinastía de Jehú (753–752 a.C.; 2 R 15.8–12); (2) El profeta que regresó a Jerusalén desde Babilonia y cuyos oráculos forman parte del libro que lleva su nombre (Zac 1.1, 7); (3) El sacerdote de la familia de Abías, esposo de Elisabet y padre de Juan el Bautista (Lc 1.5–67).

ZAQUEO Publicano (o sea, recolector de impuestos). Odiado a causa de su profesión por los judíos, fue alcanzado por la gracia de Dios. Recibió en su casa a Jesús y se convirtió en su discípulo (Lc 19.2–8).

ZARZA ARDIENTE Arbusto del desierto. La zarza que ardía atrajo la atención de Moisés y este oyó que, desde ella, Dios lo llamaba para convertirlo en el libertador de Israel (Ex 3.1–10). El fuego que no se consumía representaba la presencia divina.

ZELOTE Miembro de un movimiento de resistencia judío. Los zelotes eran nacionalistas para quienes el Mesías sería un caudillo político que los liberaría del yugo de Roma. Algunos creen que los «sicarios» mencionados en Hch 21.38 eran zelotes. Tomaron parte muy activa en el levantamiento contra Roma de los años 66–70 d.C. A Simón, uno de los apóstoles de Jesús, se le conocía con ese calificativo (Lc 6.15) para distinguirlo del otro Simón (Pedro).

ZIMRI Nombre común en el AT. Así se llamó el quinto rey de Israel (885–884 a.C.; 1 R 16.9–20; 1 Cr 8.36). Su reinado duró poco y se le ha caracterizado como malo y sin gloria.

ZOROBABEL (= vástago de Babilonia) Descendiente de David e hijo de Salatiel (Esd 3.2; Hag 1.1). Algunos creen que es el mismo personaje llamado Sesbasar, a quien Ciro nombró gobernador de Jerusalén (Esd 1.8, 11; 5.14) y quien, en el año 520 a.C., regresó desde Babilonia para reconstruir el Templo (Esd 6.16–22).